Cómo aceptar el hecho de no tener hijos

Existen muchas razones por las cuales las personas no tienen hijos. Puede ser por falta de deseo, por uno de la pareja que no quiere tener hijos o por ser biológicamente incapaz de reproducirse. En la circunstancia de no querer tener hijos, como los dos casos anteriores, no es raro experimentar dolor y una cierta capacidad de comprensión en tener una vida sin hijos. Es posible aprender a adaptarse siguiendo los siguientes consejos para aceptar la idea de no tener hijos.

Pasos

  1. Expresa tus sentimientos. Admite tus emociones, no importando lo variadas que sean, y hazlo expresándolo abiertamente. La manera que te expreses es personal para ti y puedes expresarlo llorando, gritando, riendo, cantando, escribiendo, hablando o cualquier otro de las formas infinitas de expresión.
  2. Valora tu realidad, tal como es. Es importante que seas realista sobre las circunstancias de tu vida. Si sabes que no tendrás hijos, entonces debes aceptar este hecho antes de seguir adelante. Incorpora conscientemente las siguientes prácticas a tu vida diaria:
    • En vez de pensar cómo debió haber sido o pudiera haber sido, concéntrate en cómo es y cómo puede ser.
    • Imagínate tu futuro sin hijos. Haz planes para ti que giren alrededor de la idea de no tener hijos. Visualiza tus planes haciéndose realidad y tú siendo feliz en ellos.
    • Quita todo recuerdo doloroso de tu vista. Si tienes artículos de bebé que has adquirido con la esperanza de tener hijos, empácalos o dónalos a alguien que los pueda utilizar.
  3. Pon todo en perspectiva. Recuerda que cada quien debe lidiar a veces con circunstancias no deseadas en la vida, como la muerte, una enfermedad o el no poder tener hijos. Relacionarte con otros que experimenten esta misma situación puede ayudarte a no sentirte sola.
  4. Mantente saludable. Duerme la cantidad apropiada y asegúrate de alimentarte bien. Descuidar tu salud física puede complicar el proceso de aceptación.
  5. Aprende sobre las etapas del dolor. Aceptar el hecho de no tener hijos es similar a cualquier otro tipo de perdida en la cual se experimenta el dolor de diferentes maneras. Comprender como el dolor se manifiesta te preparará para poder manejarlo.
    • Negación. Puede que te cueste creerlo, y mentalmente no estés listo para aceptar la realidad de no poder tener hijos.
    • Decepción. Este puede ser la etapa del dolor más fácil de identificar, y es caracterizado generalmente por los síntomas de depresión.
    • Remordimiento. Puedes empezar a preguntar y a culparte por no poder tener hijos, y esto puede llevarte a sentir culpa innecesaria.
    • Enojo. El enojo asociado con el dolor no está directamente apuntado a la persona o a algo, sino a la circunstancia.
    • Temor. Cuando se presenta la realidad de no tener hijos, puede causar un poco de pánico o ansiedad.
    • Dolor físico. Los síntomas físicos del dolor incluyen insomnio, cambios irregulares en tu apetito, dolores de cabeza, inexplicables dolores de cuerpo, nausea y fatiga.
  6. Busca ayuda emocional. Buscar ayuda externa es extremadamente importante en el proceso de adaptarse a la idea de no tener hijos. Hay muchos lugares que puedes asistir para obtener este tipo de ayuda:
    • Profesionales de salud mental. Busca un psiquiatra o un terapeuta con quien te sientas cómodo, si sientes que estas experimentando obstáculos en poder vencer las emociones incomodas.
    • Grupo de ayuda. Busca en línea y en tu periódico local por grupos de ayuda para las personas que no pueden tener hijos. Conectarse con otras personas que comparten tu experiencia puede ser una buena fuente de consolación.
    • Organizaciones religiosas. Si formas parte de una congregación o de otros institutos religiosos, entonces puedes obtener terapia gratis de alguien a quien ya conoces y confías.
    • Familia y amigos. Expresar lo que estás pasando con personas que te aman y que se preocupan por ti puede ser una manera saludable para manejar el dolor de no poder tener hijos.
  7. Dale importancia a las situaciones del problema. Ocúpate de las causas del no poder tener hijos para poder vivir en una vida plena sin hijos.
    • Si quieres hijos pero tienes a una pareja que no desea tenerlos, la decisión de no tener hijos puede poner mucho estrés sobre la relación. Puede que sea muy difícil evitar tener resentimiento hacia tu pareja, y tendrás que reconstruir tu relación cuando aprendas a adaptarte a la idea de no tener hijos. Trabaja con algunos terapeutas para obtener ayuda con los problemas en la relación.
    • Para aceptar la situación de no poder tener hijos por infertilidad, es importante no culparte a ti o a tu pareja. Toma un tiempo para recuperarte física y emocionalmente de cualquier tratamiento médico que tú o tú pareja hayan sufrido y reconoce que el estrés de esos tratamientos están complicando tu habilidad para adaptarte a la situación de no poder hijos.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página