Cómo estar protegido al conectarse a una red WIFI

Es absolutamente necesario tomar precauciones para proteger tu privacidad al acceder a Internet a través de redes inalámbricas o puntos de conexión públicos WIFI. A menudo, los piratas informáticos y los ladrones de identidad utilizan redes WIFI no seguras y vulnerables para acceder a tu información privada y personal. Este artículo te guiará en el proceso de tomar precauciones para proteger tu privacidad al conectarte a Internet de manera inalámbrica.

Activa el cortafuegos

  1. Habilita tu cortafuegos. Si tu computadora opera con Windows 7, Windows Vista, o Windows XP, entonces el cortafuegos está habilitado por defecto. Para activarlo en Mac OS X, navega por las opciones Preferencias del sistema> Seguridad> Cortafuegos y haz clic en el botón “Inicio”.
    • Para activar o desactivar el cortafuegos de Windows y para editar las preferencias, navega por las opciones Inicio> Ejecutar > tipea “Firewall.cpl” y haz clic en “OK” o presiona la tecla Enter.

Protege la información confidencial

  1. Cuando estés conectado a una red WIFI, es mejor que evites realizar operaciones en línea que requieran información confidencial o personal, tal como el número de tu tarjeta de crédito o cualquier contraseña.
  2. Si debes ingresar este tipo de información cuando estés conectado a una red pública, asegúrate de que la página web que requiere dicha información utilice el código “https” antes de su dirección URL en la barra de direcciones de tu navegador. La clave en este código es la letra “s” en “https”, ya que esta te permite saber que la conexión es segura. Incluso si alguien intercepta una sesión https://, la información que obtendrá estará cifrada. Si la “s” no está presente, no ingreses ningún tipo de información privada.

Deshabilita la opción de uso compartido

  1. Desactiva la opción de uso compartido en Windows. Navega por las opciones Inicio >> Panel de control >> Redes e Internet >> Centro de redes y recursos compartidos. Selecciona la opción “Elegir grupo en el hogar y opciones de uso compartido”, seguida de “Cambiar configuración de uso compartido avanzado”. Desde este menú podrás deshabilitar el uso compartido de archivos e impresoras, el uso compartido de una carpeta pública y la detección de redes.
  2. Desactiva el uso compartido en Mac OS X. Haz clic en el menú Apple que se encuentra en la esquina superior izquierda de la pantalla. Luego, elige la opción “Preferencias del Sistema” en el menú contextual. En este campo, selecciona la opción “Compartir” y deselecciona todas las casillas que actualmente estén marcadas para deshabilitarlas.

Desactiva el WIFI cuando no lo utilices

  1. La mayoría de computadoras modernas y dispositivos móviles se conectarán automáticamente a una red inalámbrica que se encuentre dentro de su rango de alcance. Sin embargo, si tu dispositivo está encendido pero no estás usando Internet, es mejor desactivar el adaptador WIFI.
    • Si tu dispositivo cuenta con un adaptador WIFI interno, accede a la opción “Conexiones de red” (en Windows) al hacer clic en Inicio. Luego, tipea “ncpa.cpl” y presiona Enter en el teclado. Nota: el proceso para deshabilitar la tarjeta WIFI puede variar entre un dispositivo y otro. Consulta el manual del usuario para obtener mayor información.
    • En Mac OS X, haz clic en el menú Apple que se encuentra en la esquina superior izquierda de la pantalla. A continuación navega por las opciones Preferencias del Sistema > Red > Desactivar la tarjeta Airport.
    • Si tienes una tarjeta WIFI externa, simplemente puedes quitarla de tu dispositivo.

Cifra los archivos confidenciales

  1. El cifrado de archivos y carpetas privadas e importantes es un gran método para mantenerlos alejados de los ojos curiosos que hayan podido acceder a tu máquina a través de una red WIFI.
  2. En Windows, haz clic derecho sobre el archivo o carpeta que quieras cifrar y selecciona la opción “Propiedades” en el menú contextual.
    • En este menú, selecciona la pestaña “General” y haz clic en “Avanzados”.
    • En la sección “Avanzados”, selecciona “Cifrar contenido para proteger datos” y haz clic en “OK”.
  3. En Mac OS X, puedes cifrar archivos si creas un disco donde guardar tus archivos y carpetas confidenciales. Este disco estará protegido por una contraseña.
    • Abre el buscador y navega entre las opciones Aplicaciones > Utilidades y haz doble clic en Utilidad de discos.
    • Dentro de la opción “Utilidad de discos”, selecciona Archivo > Imagen de disco vacía.
    • Escribe el nombre del disco en el campo “Guardar como:” y selecciona “Cifrado AES de 128 bits (recomendado)” en el menú desplegable de la opción “Cifrado”. También puedes navegar en tu ordenador para seleccionar una ubicación específica para la nueva imagen de disco.
    • Haz clic en el botón “Crear”.
    • Ingresa una contraseña para la imagen de disco, verifícala y haz clic en “OK”. Se creará una nueva imagen de disco “.dmg”. Haz doble clic en ella para abrirla como un disco duro virtual. Ahora ya puedes arrastrar y soltar archivos y carpetas en el disco virtual protegido por contraseña para mantenerlos a salvo cuando te conectes a una red WIFI.

Consejos

  • Si deseas tener mayor control sobre tu red y las preferencias WIFI, puedes instalar una aplicación cortafuegos de terceros que te brinde más opciones que el software predeterminado de Windows y Mac OS X.

Advertencias

  • Si cambias la configuración de red (por ejemplo, si deshabilitas el uso compartido), quizás te sea necesario habilitarlas más adelante para poder acceder a ciertas características de tu sistema operativo cuando estés conectado a una red local o a otra red.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página