Cómo lidiar con los síntomas de la endometriosis

La endometriosis es una enfermedad dolorosa que generalmente afecta a las mujeres. Se debe al implante del tejido endometrial (el cual se denomina implante endometriósico y es parecido al tejido que recubre el útero) en los órganos pélvicos y a la fibrosis. Debido al parecido con el tipo de tejido, las mujeres que sufren de endometriosis a menudo experimentan dolor e incomodidad cerca a la fecha del periodo menstrual. Afortunadamente, existen formas para que puedas lidiar con esta enfermedad, como tomando medicamentos para aliviar el dolor físico, controlando desequilibrios hormonales y lidiando con los efectos psicológicos de la enfermedad.

Alivia el dolor físico

  1. Toma antiinflamatorios no esteroideos (AINE) para aliviar el dolor y la inflamación. Los antiinflamatorios no esteroideos (AINE) como el Naproxeno o Ibuprofeno son la primera línea defensiva contra el dolor que produce la endometriosis. Estos medicamentos también reducen la hinchazón o inflamación que produce esta enfermedad. Para obtener un mejor resultado, prueba tomar AINEs por lo menos un día o dos antes de que comience tu periodo. Si haces esto, impedirás que se produzca la prostaglandina, un químico que provoca el dolor.
    • Cuando el dolor sea demasiado fuerte, puedes tomar AINEs cada seis horas. Sin embargo, debes tomar estos medicamentos junto con la comida para evitar dañar tu estómago.
  2. Toma paracetamol si no puedes tomar AINEs. Puedes tomar paracetamol, también llamado acetaminofeno, para controlar el dolor y las molestias en caso que los AINEs te provoquen náuseas y vómitos o diarrea, ya que producen estos efectos en algunas mujeres.
    • El paracetamol te ayudará a combatir el dolor, pero no ayudará a reducir la inflamación. La cantidad máxima de paracetamol que puedes tomar al día es de 4 gramos (o 4000 mg).
  3. Consigue que te receten codeína para bloquear el dolor. La codeína se usa para reducir la percepción de dolor bloqueando las señales de dolor que envían los diferentes nervios de tu cuerpo. Se usa en combinación con el paracetamol y otros medicamentos antiinflamatorios.
    • En un inicio, la dosis que se recomienda es de 30 mg, la cual puede administrarse vía oral o a través de una inyección. Se puede tomar una dosis de hasta 60 mg. La codeína se toma cada cuatro horas. No debes tomar estos medicamentos con el estómago vacío para evitar problemas estomacales.

Trata los desequilibrios hormonales

  1. Toma anticonceptivos orales combinados para detener tus periodos. Las pastillas anticonceptivas orales PAO o píldoras anticonceptivas orales que contienen tanto estrógeno como progesterona son útiles si experimentas periodos menstruales dolorosos debido a la endometriosis. Estas pastillas generalmente regulan el ciclo menstrual. Sin embargo, cuando se sigue un tratamiento para la endometriosis, se les pide a las mujeres tomarlas todos los días, incluyendo los siete días de descanso con el placebo. Este régimen detiene los periodos al reducir las hormonas que se necesitan para la ovulación y la construcción del endometrio, de modo que acaba efectivamente con los problemas que un periodo doloroso provoca.
    • Estas pastillas vienen en combinaciones variadas de estrógeno y progesterona, y contienen diferentes cantidades de cada hormona; algunas marcas también ofrecen una variedad de niveles hormonales en cada pastilla en un solo empaque.
  2. Usa tratamientos hormonales que inhiban la producción de gonadotropinas. Estos medicamentos suprimen las hormonas (conocidas como gonadotropinas) provenientes de la glándula pituetaria que se necesitan para que los ovarios produzcan estrógeno. Cuando estas hormonas se regulan, la cantidad de estrógeno de tu cuerpo se reduce. Try:
    • Los inhibidores de la Gonadotropina como Danozol (Cyclomen o Danocrine). Esta opción de tratamiento usualmente se emplea durante un periodo de seis a nueve meses debido a los síntomas adversos o colaterales, como ataques de calor, sequedad vaginal, sangrado vaginal irregular, cambios de ánimo, fatiga y pérdida de la densidad de los huesos u osteoporosis.
    • Los agonistas de la hormona liberadora de gonadotropina (GnRH, por sus siglas en inglés) como la Nafarelina (espray nasal Synarel), la Goserelina (Zoladex) y la Leuprolida (Lupron). Este tratamiento solo se sigue durante seis meses porque puede provocar una disminución de la densidad de los huesos.
  3. Puedes inyectarte anticonceptivos para reducir el tamaño de los implantes endometriósicos. Los agentes progestacionales como Depo –Provera también se consideran para el tratamiento de la endometriosis. Estos tienen efectos parecidos a varios anticonceptivos orales combinados (AOC).
    • La Medroxyprogesterona, disponible con la marca Depo-Provera, contiene 150 mg de progesterona. Este medicamento se inyecta una vez cada tres meses para detener la menstruación y reducir el tamaño de los implantes endometriósicos. También ayuda a aliviar el dolor.
    • Sin embargo, este medicamento no tiene efectos colaterales como el aumento de peso, depresión y disminución de la producción de calcio.
  4. Usa inhibidores de aromatasa para limitar la producción de estrógeno. Otra opción de tratamiento que puedes considerar incluye el uso de los inhibidores de aromatasa como el Letrozol (Femara) y el Anastrozol (Arimidex). Estos medicamentos pueden detener la conversión de andrógeno a estrógeno, lo cual ayuda a eliminar los implantes endometriósicos.
    • El tratamiento se limita a seis meses porque puede disminuir la densidad mineral de los huesos.
  5. Comprende que en algunos casos puede ser necesario llevar a cabo una cirugía. Puede realizarse una cirugía conservatoria si esperas quedar embarazada en algún momento. Con este tipo de cirugía, el cirujano va a extirpar toda la endometriosis (implantes endometriósicos) que pueda y conservará el útero y los ovarios.
    • Sin embargo, después de esta cirugía, puede continuar presentándose el dolor y la recurrencia de endometriosis. Este procedimiento se realiza con una operación laparoscópica, es decir, con un pequeño tubo (laparoscopio) que se inserta por una pequeña incisión que se realiza por encima de tu ombligo.
    • En casos graves, se debe practicar una histerectomía total, una cirugía mediante la cual se extirpa el útero, el cérvix y los ovarios.
    • Este tipo de cirugía no es del todo efectiva ya que el estrógeno aún puede estimular lo que queda del tejido endometrial. El dolor puede continuar incluso después de la cirugía. Toma en cuenta que muchas mujeres con endometriosis a menudo optan por la histerectomía solo como último recurso.

Enfrenta los efectos psicológicos

  1. Edúcate a ti misma y a otras personas sobre la endometriosis. Aprende lo que debes saber sobre la endometriosis para que puedas explicarle mejor tu enfermedad a tu familia, a tus amigos y a tus compañeros de trabajo. Existen portales médicos confiables en Internet y libros que explican el tema a profundidad.
    • Nunca dudes en pedirle a tu médico que te aclare tus dudas y responda tus preguntas. ¡Recuerda que el conocimiento es poder!
  2. Haz ejercicio para liberar las hormonas de la felicidad. Los ejercicios hacen que tu cerebro libere endorfinas y hormonas de la felicidad como la serotonina. Estas hormonas incrementan la actividad nerviosa avivando tus neuronas. Como resultado, terminas sintiéndote con más energía y calma. El ejercicio también fortalece y tonifica tus músculos, aliviando el dolor. El ejercicio también puede reducir los niveles de estrógeno en tu cuerpo, lo cual también puede ayudar a mejorar la endometriosis.
    • Puedes probar haciendo ejercicio diariamente durante 40 minutos y ver si te resulta bien. Nadar, correr y caminar son buenas opciones para comenzar. Muchas mujeres han declarado que presentaron mejoras en sus síntomas de endometriosis gracias al ejercicio.
  3. Enfócate en lo que puedes hacer en el momento. Evita desanimarte por las cosas que no puedes hacer. Lo mejor es que esquives tus limitaciones. Si no puedes asistir a la fiesta de cumpleaños de un amigo porque tus síntomas son muy intensos, invítale a tomar un café o el té contigo. De esa manera puedes preparar bien todo incluso sin tener que dejar tu casa. Vivir con endometriosis requiere permanecer con la mente positiva y encontrar las formas de vivir tu vida y al mismo tiempo lidiar con tus síntomas.
  4. Únete a un grupo de apoyo. Puedes darte cuenta de que ayuda mucho conversar acerca de la situación que atraviesas con otras personas en las mismas condiciones. Conversar y desfogar tus sentimientos es una forma de aliviar el estrés y la ansiedad.
  5. Crea consciencia acerca de la endometriosis. Da tu mejor esfuerzo para crear consciencia acerca de esta enfermedad para que otras personas puedan comprender mejor de qué se trata y a su vez ayuden a otros con el mismo problema. Puedes crear consciencia de las siguientes formas:
    • Unirte a grupos de apoyo
    • Hacer voluntariado en un hospital o en algún centro médico de cuidado a largo plazo.
    • Brindar charlas en las escuelas.
  6. Piensa positivamente. Debes ser optimista y creer que mañana es un nuevo día lleno de esperanza. Eres una sobreviviente y existen muchas cosas por las cuales dar gracias. ¡Sé feliz y vive cada día al máximo!

Consejos

  • Los cambios en la dieta no afectan directamente los implantes en el tejido endometrial. Sin embargo, sí pueden mejorar los síntomas que acompañan esta condición como las náuseas, la fatiga y la hinchazón abdominal. Reducir al mínimo los carbohidratos refinados y azúcares procesados algunos días antes de tu periodo y durante el tiempo que dure puede ayudar con estos síntomas.
  • Conversa con tu médico sobre el tipo de pastillas anticonceptivas que debes tomar. La pastilla adecuada depende de la marca y la fórmula que te funcione mejor. Tu médico decidirá cuál es la mejor para ti dependiendo de la gravedad y el tipo de síntomas que presentas.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página