Cómo escuchar y cambiar tu pensamiento

Nuestra mente genera pensamientos y es muy común que hablamos con nosotros mísmos todo el tiempo desde las cosas más simples hasta los momentos más dolorosos. Esta es la voz que todos los días te despierta y te saca de la cama o te juzga cuando te equivocas. Las buenas noticias son que debes entender la forma en la que hablas con tu yo interior y luego cambiarla para poder recibir la clase de conversación que necesitas para poder concretar tus objetivos y transformar tu vida.

Pasos

  1. Observa la conversación que mantienes contigo mismo diariamente. Atiende y toma nota de lo que te dices a ti mismo; anota lo bueno y lo malo. Pon atención a la entonación pero no hagas ningún cambio aún.
  2. Decide la clase de conversación que deseas tener con tu ser interior. Observa las actividades que tienes durante el día y mira como podrías cambiarlo en algo positivo.
  3. Observa cuidadosamente cuando empieces a cambiar el tono de tu voz interior hacia algo negativo. Reconoce el cambio de tono que puede llevarte a no lograr tus objetivos y como esto ha afectado tus decisiones. Piensa en las decisiones que tomas solamente por escuchar a la voz negativa.
  4. Trabaja en cambiar la forma en la que hablas contigo mismo. Aprende a cambiar la forma en la que hablas para poder lograr tu objetivo, mas sé paciente pues este cambio toma tiempo.
  5. Piensa en las cosas que te gustaría decirte durante el día. De esta forma tu mente ya tendrá algunas frases listas para poder sacarte adelante.
  6. Descarta la charla maliciosa y pesimista dentro de ti. No es posible hacer una situación más mala de lo que ya es y a la vez causando estrés innecesariamente.

Consejos

  • Cambia la forma en la que hablas en pasos pequeños. Si tratas de cambiar todo al mismo tiempo, puedes desanimarte rápidamente. Es mejor cambiar por tiempos y tener paciencia para asegurarte un cambio efectivo.
  • Observa como la gente habla a tu alrededor. Algunas veces nuestros compañeros influyen en la forma en la que nos comunicamos con nosotros mismos. Busca la compañía de personas que se animan las unas a las otras que tienen objetivos similares a los que tú quieres llegar.
  • Escribe frases motivadoras y colócalas en diferentes partes de la casa para que puedas verlas todos los días mientras haces tus tareas habituales. Al hacer esto, tendrás un recordatorio visual de que tus pensamientos deben tender a lo bueno.
  • Haz una lista de las cosas positivas que puedes hacer para pensar. Incluye objetivos, pasos proactivos y elementos que te ayudarán a lograr tus objetivos. Cuando necesites considerar cosas con tu yo interior, mira la lista para tener una mejor idea de hacia dónde debe dirigirse esa conversación.
  • Lee libros acerca de cómo hablar con tu yo interior. Hay muchos libros y artículos en el Internet que pueden mostrarte lo que puedes lograr al simplemente cambiar la forma en la que te hablas a ti mismo.

Advertencias

  • Empieza a hacer esto porque te parece que es lo correcto. Hablar contigo mismo es un hábito que llevas por largo también así como la forma en la que lo haces. Trata de no sentirte mal si te das cuenta que la mayor parte de las cosas te hablas no son agradables. Recuerda que este es el primer paso para cambiarlas.
  • Evita a la gente que piensa de manera negativa pues tu mente tenderá a hacerlo también.
  • Cambiar la forma de pensar interna es un poco más difícil si estás saliendo de un cuadro depresivo. Si esto es así, es mejor que consultes con un profesional.

Cosas que necesitarás

  • Papel para notas
  • Lápiz o lapicero
  • Libreta
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página