Cómo ser una mujer joven exitosa

Toda joven quiere lograr el éxito en su vida personal y profesional. Sin embargo, el camino para llegar al éxito puede ser difícil, y para navegar en él es necesario que seas proactiva en varios aspectos de tu vida. Con un poco de dedicación y siguiendo algunos consejos claves, prepararás el camino para lograr el éxito personal y profesional.

Ser exitosa en tu vida personal

  1. Fija tus metas. Antes de tomar la decisión de seguir el camino al éxito en tu vida personal, es buena idea que fijes tus metas. Al establecer de manera tangible lo que quieres lograr a corto, mediano y largo plazo, tendrás una manera fácil de hacerte recordar hacia dónde te diriges.
    • Anota tus metas en un papel. Tener una señal visual te hace recordar tus metas y las refuerza. Por ejemplo, puedes escribir lo siguiente: “Mi meta a corto plazo es encontrar una buena pareja y terminar mi maestría. Mi meta a mediano plazo es comprometerme y encontrar un trabajo emocionante. Mi meta a largo plazo es casarme y tener una familia, y al mismo tiempo ser una persona que planifique bien sus finanzas”.
    • Actualiza tus metas a medida que las alcances. Una o dos veces al año, vuelve a evaluar tus metas para asegurarte de que sean realistas y de que puedas alcanzarlas.
    • Fijarte metas poco realistas no solo te causará una ansiedad innecesaria, sino que también obstaculizará tu éxito y tu posibilidad de alcanzar tus otras metas. Considera hablar con un terapeuta acerca de cómo establecer metas personales o de cualquier tipo de ansiedad relacionada a tus metas.
    • Debes saber que la lista de cosas por hacer y metas será interminable, y está bien. A medida que consigas tus metas, táchalas de la lista y también añade otras nuevas.
  2. Debes tener confianza y creer que serás exitosa. Dos características de una persona exitosa es que no solo confía en sí misma, sino que también cree en su habilidad para lograr el éxito. Al cultivar y proyectar confianza en ti y los demás, te colocas en el camino hacia el éxito.
    • La confianza viene de muchas fuentes, incluido del hecho de saber que tienes una buena educación, capacitaciones, buenas relaciones o incluso que te ves bien. Si te falta confianza en ciertas áreas, sigue pasos proactivos para mejorarlas.
    • Por ejemplo, si no sientes confianza porque tus amigos son más exitosos en su vida profesional, entonces esfuérzate por conseguir más éxito profesional por medio de la educación o incluso un ascenso. Si no te sientes segura por tu físico, mejóralo. Algo tan simple como un color de cabello renovado puede hacer maravillas.
    • Es importante que aunque no seas segura ni exitosa, el fracaso es parte de la ecuación.
    • La decepción y el fracaso son componentes del éxito. Incluso alguien como la escritora J.K. Rowling fracasó antes de lograr el éxito.
  3. No esperes que tú u otra persona sea perfecta. Cuando te esfuerzas en lograr tus metas, tener confianza y creer en que lograrás el éxito, es importante que no esperes la perfección de ti ni de ninguna otra persona. De hecho, tratar de ser perfecto con frecuencia obstaculiza tu habilidad de tener un buen desempeño y puede alejar a los que te rodean.
    • El perfeccionismo indica que quieres conseguir una meta inalcanzable. Por ejemplo, si quieres tener el cuerpo perfecto, cualquier pequeño contratiempo puede dar lugar a que no disfrutes de tu ser. Es mejor amarte de la manera en que eres y empezar a trabajar desde ese punto.
    • Esperar la perfección de los demás puede afectar en gran medida y de forma negativa tus relaciones, incluso causando que rompas algunas de ellas.
  4. Debes mantener relaciones personales sólidas. Rodearte de amigos y compañeros de trabajo sinceros y que te apoyen en los buenos y malos momentos es fundamental para que logres el éxito. Es importante que mantengas estas relaciones con el paso de tiempo para asegurar tu éxito y mejorar tu confianza.
    • Más allá de mantener relaciones sólidas con amigos, compañeros de trabajo y familiares, también es importante que tengas una pareja que te apoye. Una pareja puede infundirte confianza y apoyar tus metas para que logres el éxito personal y profesional.
    • Una parte de fomentar relaciones sólidas es que el apoyo y amor que recibas sean recíprocos.
    • Expresar tu agradecimiento es clave para mantener relaciones sólidas. Es importante que le muestres a cualquier persona que te ayude a lo largo del camino cuánto la valoras.
  5. Cuídate física y mentalmente. Es imposible que logres el éxito si no cuidas tu salud física y mental. El ejercicio es una manera excelente de liberar el estrés y de aumentar tus endorfinas y energía.
    • Caminar un poco dos veces al día refrescará tu cuerpo y mente. Por ejemplo, correr 4,8 kilómetros (3 millas) te dará tiempo para resolver tus problemas personales o profesionales mientras que le brindas a tu cuerpo el ejercicio necesario para mantener tu salud.
    • En un mundo en el que las personas se comunican fácilmente por celular, correo electrónico y los medios de socialización digital, pasar un rato solo es fundamental para mantener tu salud al reducir al mínimo la cantidad de input que debes procesar a diario. Por ejemplo, puedes apagar todos los aparatos electrónicos a las 10 de la noche para pasar una o dos horas solo contigo o con tu familia. Otra opción es hacer ejercicios, como salir a pasear o correr, para pasar un rato solo.
  6. Cuida tus finanzas. Es difícil lograr el éxito personal si tus finanzas no están en orden. Al controlar tus finanzas, no solo puedes mejorar tu confianza, sino que también puedes brindarte más oportunidades como en el área de la educación.
    • Es importante que hagas un presupuesto. Saber de dónde viene tu dinero y cómo lo gastas te ayudará a controlar tus finanzas con más eficacia. Una parte de esta ecuación consiste en usar tu crédito con inteligencia y no comprar de forma impulsiva algo que no puedas pagar. Por ejemplo, no te gustaría alquilar un departamento que cueste 1500 dólares al mes cuando solo ganas 2000 dólares al mes.
    • Asegúrate de ahorrar dinero de forma habitual. Si sucede algo devastador, necesitarás una reserva para soportar los momentos difíciles. Sin embargo, es posible que también quieras ahorrarlo para algo especial, como unas buenas vacaciones, que es importante para recargarte y, si vas con otras personas, para conectarte con ellas.

Ser exitosa en tu vida profesional

  1. Haz un plan y fija tus metas. Al igual que lo haces con tu vida personal, debes establecer metas para tu vida profesional. Al fijar de manera tangible cuáles son tus metas a corto, mediano y largo plazo, tienes una manera fácil de hacerte recordar hacia dónde te diriges. Esto también te ayudará a elaborar un plan para alcanzar esas metas.
    • Anota tus metas en un papel. Es buena idea que tengas un recordatorio visual de tus metas. Por ejemplo, puedes escribir: “Mi meta a corto plazo es realizar una práctica profesional como editora, mi meta a mediano plazo es conseguir una maestría en inglés y mi meta a largo plazo es trabajar como editora jefa adjunta en Vogue”.
    • Asegúrate de actualizar tus metas a medida que las alcances. Una o dos veces al año, vuelve a evaluar tus metas para asegurarte de que aún sean realistas y posibles de alcanzar, y establece nuevas metas en caso de que sea necesario. Por lo general, es útil conversar esto con un compañero de trabajo o incluso tu jefe.
    • No te fijes metas poco realistas. Esto no solo te causará una ansiedad innecesaria, sino que también obstaculizará tu habilidad de alcanzar otras metas. Por ejemplo, si actualmente trabajas en la oficina de clasificación de la correspondencia, es poco probable que seas la directora ejecutiva en un año. Sin embargo, puedes ir ascendiendo de esa oficina hacia el área de recepción y así sucesivamente.
    • Conversar con un colega veterano o un supervisor de confianza puede ayudarte a mitigar cualquier preocupación o ansiedad que puedas tener con respecto a tu carrera.
  2. Recibe toda la educación y capacitación que puedas. Tener una educación y una capacitaciones relacionadas a tu trabajo es fundamental para que logres una vida profesional exitosa. No obstante, también querrás asegurarte de continuar tu educación y capacitación a lo largo de tu carrera para que permanezcas como un profesional valioso en tu trabajo o para venderte bien si decides cambiar de trabajo.
    • Existen muchas maneras de recibir educación en tu trabajo. Es buena idea que averigües los requisitos para la profesión que hayas escogido. Por ejemplo, si quieres ser un profesor universitario, necesitarás un doctorado y un poco de capacitación para enseñar en un salón de clases. Por otro lado, si quieres ser un planificador de bodas, necesitarás más experiencia laboral y capacitaciones que títulos universitarios.
    • Las capacitaciones y el tipo de educación que viene de experiencias prácticas también son muy valiosas cuando te quieres vender profesionalmente. Por ejemplo, trabajar como una asistente editorial en una revista puede ayudarte a conseguir trabajo como editora.
    • Saber que tienes la educación y capacitaciones adecuadas también es algo útil porque desarrollará tu confianza y hará que te veas más atractiva para las empresas.
  3. Debes tener confianza y creer que tendrás una vida profesional exitosa. Dos características de una persona exitosa es que no solo confía en sí misma, sino que también cree que podrá lograr el éxito. Al cultivar y proyectar confianza en ti, estarás camino a lograr el éxito.
    • Saber que tienes una buena educación y capacitaciones puede ayudarte a aumentar tu confianza. Si te falta confianza en ciertas áreas, sigue pasos proactivos para mejorarlas.
    • Por ejemplo, si no sientes confianza porque tus compañeros de trabajo por lo general son ascendidos a un puesto superior al tuyo, entonces esfuérzate por conseguir más éxito profesional por medio de la educación o incluso a través de un ascenso. También es una excelente idea que converses con tu jefe u otro compañero de trabajo sobre cómo mejorar tu desempeño.
    • Es importante que sepas que aunque seas segura y exitosa, el fracaso es una parte de la ecuación. Tanto Bill Gates como Steve Jobs fracasaron antes de encontrar el éxito.
  4. Debes tener pasión por lo que hagas. No podrás lograr el éxito realmente a menos que tu profesión te apasione. Si no amas tu trabajo, es menos probable que logres el éxito.
    • Sentirás que tu trabajo es una carga si no lo amas. Esto hará que sea más probable que seas descuidado en tus tareas y que no tomes ninguna iniciativa que te podría ayudar a alcanzar el éxito.
  5. No tengas miedo de arriesgarte. Cambiar tu curso profesional para ponerte en el camino para lograr el éxito requiere que te arriesgues un poco. Sin embargo, esto no quiere decir que vayas a tomar una decisión imprudente, sino una decisión calculada.
    • La idea es tomar una decisión calculada, no algo que al final pueda evitar que logres tus metas. Por ejemplo, a lo mejor te encanta tu trabajo actual, pero has llegado al límite. Cuando aparezca la oportunidad de tener un mejor puesto laboral en otra empresa, sopesa las ventajas y desventajas de tomar ese puesto, y valora la cantidad de riesgos que puedes asumir en tu vida personal y profesional al cambiar de trabajo. De cualesquiera de las dos maneras, debes tomar una decisión calculada.
  6. Debes ser una comunicadora eficaz. Como el trabajo cambia para convertirse en un lugar que se trabaja más en equipo, con más contacto con el consumidor, más diversidad e incluso mejores expectativas laborales, poder comunicarte con eficacia y de forma positiva con tus compañeros de trabajo es fundamental para que logres el éxito profesional. Ser una comunicadora eficaz implica ser una persona que sepa escuchar, que sea educada y pueda expresar su agradecimiento.
    • Debes saber escuchar a cualquier persona relacionada a ti en el ámbito profesional. Poder escuchar las necesidades o problemas de alguien no solo te ayudará a cultivar tus relaciones con esa persona, sino que también puede ayudarte a conseguir tus metas a lo largo del camino.
    • Siempre debes ser cortés con los demás, aunque ellos no lo sean. Puedes ganar más siendo cortés en tu vida profesional. Dejar una mala impresión en un colega o socio puede dejarte con consecuencias duraderas en el ámbito profesional.
    • También debes ser educado cuando tengas que informarle malas noticias a alguien en el campo profesional. Por ejemplo, si tienes que despedir a alguien, dile algo positivo seguido por algo negativo, y al final no le digas ningún otro comentario positivo.
    • Exprésales tu agradecimiento a tus compañeros de trabajo. El hecho de poder reconocer cuando alguien te ha apoyado es importante para mantener buenas relaciones laborales. No solo hará que la persona se sienta valorada y le demostrará que respetas sus aportes, sino que ganarás un capital personal entre tus compañeros de trabajo.
  7. Fomenta buenas relaciones laborales. Sin tener buenas relaciones laborales en todos tus trabajos, no podrás lograr el éxito. Por lo tanto, es importante que mantengas y expandas tu sistema de apoyo profesional con el paso del tiempo.
    • Una parte de fomentar buenas relaciones laborales son los contactos. Tener una amplia red de contactos de colegas e incluso amigos profesionales en los que puedas depender te servirá en el ámbito profesional no solo en tu trabajo actual, sino también entre tus ex compañeros de trabajo o aquellos que puedas conocer a lo largo del camino.
    • Es buena idea que tengas un mentor que tenga experiencia en tu profesión. Puede brindarte una guía valiosa en cuanto a tomar riesgos, lidiar con compañeros de trabajo o mejorar tus habilidades.
    • No esperes la perfección de tus colegas (ni de ti). Esto puede afectar en gran medida y negativamente tus relaciones laborales y tu éxito profesional.
    • Debes saber que también es aceptable equivocarte, en especial si eso significa mantener una relación profesional. Esto demuestra que eres una gran persona.
  8. Descansa y sal de vacaciones. Pasar un poco de tiempo lejos de tu trabajo (por 10 minutos, un día y vacaciones más largas) también es importante para tu éxito. Este momento te renueva y te ayuda a no agotarte, y puede volverte a colocar en el camino para lograr el éxito.
    • Descansa a lo largo del día. Los descansos le dan a tu mente y cuerpo la oportunidad de relajarte y renovarte.
    • Programa vacaciones anuales para que te ayuden a renovarte. Aunque una caminata o carrera de diez minutos te ayudará a relajarte en un día laboral, unas vacaciones anuales en las que te desconectes por completo de tu trabajo renovarán tu mente y cuerpo.

Consejos

  • Debes saber que está bien que cometas errores, pero debes recordar aprender de ellos.
  • Siempre debes ayudar a los demás y tratarlos con amabilidad.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página