Cómo realizar exámenes para diagnosticar demencia

La demencia es una enfermedad común, muy debilitante y algunas veces puede ser muy difícil de diagnosticar. No hay un modo infalible para hacer un examen casero y, si tienes síntomas, se recomienda altamente que visites al doctor. Un amigo o un familiar puede practicarle el Mini Examen del Estado Mental para tener una idea general de la función cognitiva, pero un doctor puede hacer un mejor uso de los resultados.

Prepárate para una visita al doctor

  1. Haz una cita con un doctor. Las otras secciones de esta página contienen exámenes que puedes hacer en casa. Estos pueden darte una pequeña información si es que no tienes otras opciones, pero, según la Asociación del Alzheimer, no reemplazan de ninguna manera a la diagnosis de un doctor.
  2. Prepara tu historial médico. Algunos medicamentos, condiciones médicas y antecedentes familiares (que indiquen problemas genéticos) pueden ponerte en alto riesgo de demencia. Otros síntomas parecidos a los de la demencia, como la pérdida de memoria, se pueden revertir si el doctor descubre la causa. Prepárate para darle a tu doctor la siguiente información:
    • Tu dieta, consumo de alcohol y medicamentos que tomas (lleva los frascos de cualquier medicamento que tomes)
    • Otros problemas médicos conocidos
    • Cambios en tu comportamiento (especialmente los relacionados a situaciones sociales o a hábitos alimenticios)
    • Alguien en tu familia biológica que haya tenido demencia o síntomas de demencia
  3. Toma un examen físico. Ya que la demencia la puede causar la reducción del flujo sanguíneo en el cerebro, el chequeo físico debe incluir una lectura de la presión arterial, tomar el pulso y una medición de temperatura. El doctor también puede examinar el balance, los reflejos y el movimiento de ojos o realizar diferentes pruebas dependiendo de tus síntomas exactos.
  4. Toma un examen cognitivo. Hay muchos tipos de exámenes mentales que se usan para la demencia, algunos de los cuales se incluyen en este artículo. Algunas de las preguntas comunes son:
    • Indica el día, el mes y el año.
    • Dibuja una cara del reloj a las ocho y veinte.
    • Cuenta regresivamente desde 100 por 7 segundos.
  5. Si es necesario, sométete a exámenes de laboratorio. Si tu doctor no requiere muestras de sangre u otro examen de laboratorio, tal vez quieras solicitar los exámenes de la hormona tiroidea y dela vitamina B12, ya que estos son exámenes comunes que pueden reducir potencialmente la causa de tus síntomas. Hay muchos otros exámenes que se pueden solicitar basados en tu historial médico específico, pero esos no son necesarios para todos los pacientes.
  6. Pregunta por los escáneres cerebrales. Si muestras algunos síntomas pero la causa no está clara, el doctor puede recomendar un escáner cerebral para investigar las posibilidades, además de la demencia. Las tomografías, las resonancias magnéticas, y los electroencefalogramas son los tipos de exámenes más comunes que se usan para diagnosticar los síntomas parecidos a los de la demencia.
    • Si tu doctor considera hacer una resonancia magnética, infórmale sobre cualquier implante o alteración que no se pueda quitar, como tatuajes, articulaciones de reemplazo, marcapasos, o fragmentos de metralla.
  7. Pregunta sobre el examen genético. El examen genético es controversial, ya que un solo gen que esté asociado a un riesgo mayor de demencia no significa necesariamente que tendrás la enfermedad. Aun así, si hay antecedentes de demencia en tu familia, especialmente la demencia de aparición temprana, un examen genético puede ser útil para ti o para tu doctor.

Toma un Mini Examen del Estado Mental (MMSE, por sus siglas en inglés)

  1. Debes entender que no puede usarse como el único método de diagnosis. La Asociación del Alzheimer no recomienda sustituir la visita al médico por los exámenes caseros. Usa este examen rápido de 10 minutos solo si no tienes acceso inmediato a un doctor o si no puedes convencer a un familiar o un amigo de visitar a uno.
    • No tomes este examen si no tienes fluidez en el idioma predeterminado o si tienes una discapacidad en el aprendizaje o dislexia. En vez de eso, visita a un doctor.
  2. Entiende cómo tomar el examen. La persona que tiene síntomas parecidos a los de la demencia debe escuchar atentamente las instrucciones. Una segunda persona debe leer las instrucciones anteriores, dar instrucciones y hacer preguntas dirigidas al examinado. Toma nota de cuántos puntos hace el examinado en cada sección. Al final del examen, añade el puntaje en cada sección. Cualquier puntaje de 23 o por debajo (de un total de 30) sugiere un posible deterioro cognitivo, lo que podría indicar demencia u otros problemas de salud.
    • No debe haber ningún calendario visible durante el examen.
    • Por lo general, se dan 10 segundos para responder cada pregunta y 30 a 60 segundos para las preguntas que involucran el deletreo, la escritura o el dibujo.
  3. Examen de orientación temporal (5 puntos). Haz las siguientes preguntas a la persona que supones que tiene demencia, una a la vez, en orden. Anota un punto por cada respuesta correcta.
    • ¿En qué año estás?
    • ¿En qué estación estás?
    • ¿En qué mes estás?
    • ¿Cuál es la fecha de hoy?
    • ¿Cuál es el día de la semana?
  4. Examen de orientación espacial (5 puntos). Pregunta a la persona en dónde se encuentra localizada en este momento, en cinco preguntas separadas. Anota un punto por cada respuesta correcta a las siguientes preguntas:
    • ¿En qué país te encuentras?
    • ¿En qué estado ("provincia", "territorio" o término similar) te encuentras?
    • ¿En qué ciudad (o "pueblo") te encuentras?
    • ¿Cuál es la dirección de esta casa? O, "¿cuál es el nombre de este edificio?".)
    • ¿En que habitación estamos? O, "¿En qué piso estamos?", (en el caso de pacientes de hospital).
  5. Examen de registro (3 puntos). Nombra tres objetos simples (por ejemplo, "mesa, automóvil, casa") y pide a la persona que los repita inmediatamente después de ti. Debes decirlo todo junto (con pausas en el medio) y el examinado también debe repetirlos todos a la vez. Además, dile que le pedirás que recuerde esas palabras en unos minutos.
    • Anota un punto por cada palabra que repitió exitosamente en el primer intento.
    • Sigue repitiendo los tres objetos hasta que el examinado lo logre. No anotes ningún punto por aciertos después del primer intento, pero escribe el número de repeticiones que tomó para el examinado recordar los tres objetos (esto se usa en algunas versiones expandidas del examen).)
  6. Examen de atención (5 puntos). Deletrea la palabra MUNDO ("M-U-N-D-O"). Luego pide al examinado que deletree la palabra MUNDO al revés. Anota 5 puntos si logró hacerlos en 30 segundos y 0 si no pudo.
    • Para algunos médicos es muy útil escribir la respuesta exacta del examinado a esta pregunta.
    • Este paso no se debe traducir a otro idioma directamente. Trata de encontrar una versión del Mini Examen del Estado Mental en ese idioma para saber qué palabra se usa normalmente.
  7. Examen de memoria (3 puntos). Pide a la persona que repita las tres palabras que le dijiste que memorice antes. Anota un punto por cada palabra recordada.
  8. Examen del lenguaje (2 puntos). Señala a un lápiz y pregunta "¿Cómo se llama esto?". Señala a un reloj pulsera y repite la pregunta. Anota un punto por cada respuesta correcta.
  9. Examen de repetición (1 punto). Pide a la persona que repita la frase "ni sí, ni no, ni pero". Anota un punto si lo logra.
    • Este es otro paso que no se puede traducir directamente a otro idioma.
  10. Examen de la capacidad para seguir órdenes complejas (3 puntos). Pide a la persona que siga una orden de 3 pasos (3 puntos). Por ejemplo, dile a la persona que tome un pedazo de papel con la mano derecha, que lo doble a la mitad y lo ponga en el piso.
  11. Examen de la capacidad para seguir órdenes escritas (1 punto). En un pedazo de papel, escribe "cierra los ojos". Pasa el papel al examinado y pídele que siga la orden. Anota un punto si lo hace en menos de diez segundos.
  12. Examen de la capacidad para escribir una oración (1 punto). Pide a la persona que escriba cualquier oración completa. Si incluye un sustantivo y un verbo y tiene sentido, anota 1 punto. Los errores de ortografía no importan.
  13. Examen de la capacidad para copiar un dibujo (1 punto). Bosqueja un diseño geométrico en un pedazo de papel: un pentágono (una figura de cinco lados) con un segundo pentágono superponiéndose en una esquina. Pide al examinado que copie este diseño en su propio pedazo de papel. Anota un punto si logra repetir las siguientes características:
    • Dos formas, ambos pentágonos
    • Una superposición que cree una forma de cuatro lados (o los lados que la figura original tuviera)
  14. Revisa los resultados. Si el examinado obtiene 23 puntos o menos, se recomienda visitar al doctor. Si no tienes preparación médica en esa área, no trates de decirle al examinado lo que sus resultados significan.
    • Si los resultados son de 24 puntos o más, pero los síntomas siguen siendo preocupantes, prueba también haciendo el examen MoCA.

Consejos

  • También puedes hacer la evaluación cognitiva de Montreal, la cual es una prueba más reciente y que es más sensible a los cambios cognitivos tempranos.
  • Si un doctor o un examen casero sugiere que no hay nada de qué preocuparse, pero tus síntomas empeoran, visita a otro doctor para una segunda opinión.
  • Los cambios cognitivos en un anciano pueden ser una indicación de varias condiciones reversibles, incluyendo la deficiencia de vitaminas, las alteraciones tiroideas, los efectos secundarios de medicamentos y la depresión. Si notas algún signo preocupante o síntoma, lleva a tu ser querido al doctor para que le hagan pruebas para estas condiciones.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página