Cómo freír un pavo

Esta deliciosa alternativa de cocinar un pavo es un plato increíblemente popular en los Estados Unidos, especialmente durante la época del día de Acción de Gracias. Ya que freír un pavo toma menos tiempo que hornearlo o asarlo en el rostizador, muchos optan por dedicarle menos tiempo a preocuparse por el pavo y prefieren darle más tiempo a la celebración, a los amigos y a la familia, y saborear al mismo tiempo un delicioso pavo para la cena.

Pasos

  1. Sazona el pavo. Empieza rociando la pimienta cayena sobre el pavo y alrededor de las piernas, mientras vas frotando. Voltea el pavo hacia abajo, rocía y frota la parte inferior. Sigue haciéndolo hasta que hayas cubierto y frotado todo el cuerpo.
    • Existen muchas maneras de sazonar un pavo, así que ten la libertad de buscar recetas. La mayoría de recetas te dirá que hay que frotar el pavo con algún condimento o inyectarlo con el marinado.
    • Trata de frotar debajo de la piel, pues la piel por lo general se mezcla en una ave de gran tamaño cuando de cocina demasiado.
  2. Haz un asa de metal. Este método se recomienda si no tienes una canasta freidora. Coloca el pavo con sus hombros hacia arriba (donde debería estar la cabeza), empieza a incrustar el alambre a través de él, justo debajo del pecho y de las alas. Con cuidado hala el alambre y dale vuelta al alambre unas tres veces para hacer el asa de metal. Doble las puntas del alambre del asa para que no tenga puntas filosas.
    • Es muy importante hacer una pequeña prueba para verificar que el asa sea totalmente segura al colgar el pavo. Solo cuando tengas la certeza de que el asa tiene la fuerza suficiente, haz el siguiente paso.
    • Para hacer que el aceite llegue a las partes más difíciles, haz incisiones en la piel de la pierna donde tira en contra del cuerpo para que el aceite tenga un mejor acceso.
  3. Prepara el quemador. Cuando frías un pavo, debes hacerlo fuera de la casa, en un área bien ventilada y seca y nunca cerca a algo inflamable. Pon la cocina en una superficie estable, esta es una de las formas más seguras de evitar que la freidora se derrame. Mantén el balón de gas lo más alejado posible y asegúrate de que no esté encima, debajo o cerca de algún material inflamable. Cuando no se dispone como se debe, la freidora puede explotar. Lee las instrucciones que vinieron con la freidora.
    • Nunca uses la freidora en el garaje o en la terraza cuando el aceite esté en la olla.
  4. Prepara el nivel de aceite. Llena la olla a la mitad con agua. Luego, llena el cubo más o menos a la mitad con agua, la cual debería representar el mismo peso que el pavo. Coloca el cubo dentro de la olla para asegurar de que el agua no sobrepase el borde del cubo; por lo menos debe estar 13 ó 15 cm (5 o 6 pulgadas) debajo del borde. Si está muy algo, quita un poco de agua. La línea de agua representará la cantidad de aceite que necesites, así que márcalo. Retira el cubo y tira el agua de la olla.
    • Otra opción es que pongas el pavo en la olla vacía y agregar agua suficiente como para cubrir el pavo (3 a 5 cm por encima [1 a 2 pulgadas]). De nuevo, el nivel deberá estar por lo menos 13 o 15 cm (5 o 6 pulgadas) debajo del borde. Saca el pavo y mide la profundidad del agua con una regla. Seca bien el pavo.
  5. Seca la olla. Es importantísimo secar completamente la olla con papel de cocina. No debes dejar absolutamente nada de agua en la olla, ya que mezclar aceite caliente y agua puede ser muy peligroso.
  6. Agrega el aceite. Vierte el aceite a la olla al nivel donde estaba el agua. Debes echar un aproximado de 8 a 12 cm (3 a 5 pulgadas) de aceite en la olla. Enciende el fuego en alto y coloca la olla con cuidado sobre el quemador. Pon el termómetro en el aceite y déjalo calentar a una temperatura de 175 °C (350 °F). El tiempo que demora en llegar a temperaturas de cocción varía.
    • Debes vigilar la temperatura durante todo el proceso de calentado y cocción. Dependiendo del quemador de la cocina y de las condiciones externas, el aceite puede calentarse a niveles peligrosos muy rápido.
    • Usa un mandil o una chaqueta de protección y guantes. Tal vez también consideres la idea de ponerte lentes protectores para evitar de que el aceite salpique a tus ojos.
  7. Verifica la temperatura. Cuando el aceite llegue a los 175 °C (350 °F), es hora de freír. Asegúrate de tener puestos los guantes y la chaqueta protectora cuando manipules el pavo o estés cerca del aceite caliente. Con el gancho de metal unido al asa de alambre de tu pavo, colócalo con sumo cuidado dentro del aceite caliente. Aun cuando esté bien seco, reaccionará violentamente cuando toque el aceite caliente. Haz esto muy lentamente y ten cuidado si salpica aceite.
    • Se recomienda apagar el quemador mientras se esté sumergiendo el pavo, luego encenderlo cuando ya esté dentro. La causa de la mayoría de los accidentes es cuando el aceite demasiado caliente hace contacto con el quemador.
    • Para un ave grande, usa un palo, como el palo de hockey. Ponlo a través del asa y haz que alguien te ayude a colocar el ave dentro de la olla. Esto te ayudará a mantenerte alejado del aceite cuando haga contacto con el ave.
  8. Fríe el pavo. Calcula unos 3 a 4 minutos de cocción para cada 500 gramos (1 lb). Ten controlada la temperatura con un termómetro de caramelo dentro del aceite (colgado con un alambre de cobre) mientras se cocina el pavo. ¡Nunca dejes la olla de aceite caliente sin supervisión durante la cocción! Cuando se echa el ave y los líquidos empiezan a cocinar, el punto de ebullición de estos líquidos tiende a enfriar el aceite, por lo que después la temperatura del aceite tenderá a aumentar. A la mitad del proceso, verifica el punto de cocción del pavo alzándolo brevemente con el gancho de metal unido al asa de alambre. Luego, échalo de nuevo a la olla para que siga cocinándose.
    • El tiempo de cocción puede variar según diversos factores, como la temperatura exterior y la temperatura del ave.
    • Si el aceite empieza a humear en cierto punto, baja el fuego. El aceite sobrecalentado puede ocasionar un incendio.
    • Para controlar la temperatura si empieza a aumentar, baja el fuego del quemador.
  9. Termina de freír. Cuando veas que el pavo empiece a flotar en el aceite, déjalo cocinar por unos 15 minutos más. Cuando ya esté cocido, retíralo con cuidado de la olla, sacúdelo para sacar el exceso de aceite y ponlo de nuevo en una bandeja. Mira la temperatura interna con el termómetro de carne. La temperatura debería ser por lo menos 75 °C (165 °F), pero de preferencia 77 °C (170 °F) en el pecho y 82 °C (180 °F) en el muslo. Apaga el fuego. Déjalo enfriar por completo, asegurándote de que no haya nadie ni nada alrededor que corra hacia el ave (especialmente niños y mascotas). Quita el alambre y sirve.

Ingredientes

  • Un pavo de 5 kilos (11 lb) (ver Consejos)
    • Secado por dentro y por fuera
    • Sin el cordón de plástico y de alambre que sostienen las piernas en su lugar
  • 2 cucharadas de pimienta cayena (o el condimento/marinado de tu preferencia)
  • Aceite con un alto punto de humeo (de maní, de canola refinada, de aceite de maíz y de girasol)

Consejos

  • Puedes usar la freidora para otras aves o productos del mar.
  • Para hacer esto lo mejor posible tiene que haber dos personas: una que vigile la freidora y otra que se encargue de cocinar.
  • Prueba servir el pavo con unas papas asadas doradas y una selección devegetales. Busca estas recetas aquí mismo, en wikiHow.
  • También hay freidoras eléctricas. Si bien pueden usarse dentro de la casa, no calientan igual de rápido. Sin embargo, poseen un termostato con temporizador y una opción de apagado térmico seguro.
  • Inmediatamente lávate las manos, los utensilios, el equipo y las superficies donde se puso el pavo crudo.
  • Los pavos pequeños (de 4 a 5 kilos [8 a 10 lb]) son mejores para freír porque la cocción prolongada que toma un pavo grande (superior a 7 kilos [15 lb]) puede llegar a cocinar demasiado la piel (así como también se vuelve más difícil y más riesgoso echar al aceite un ave grande). Si tienes un pavo grande, la Federación Estadounidense del Pavo recomienda freír el pavo en secciones, primero las piernas y muslos y segundo, el pecho.
  • Para volver a usar el aceite, déjalo enfriar y luego pásalo por un colador fino. Si se usó algún empanizado, hierbas o especias, pásalos por un colador de tela también. Tápalo y refrigéralo. Puede almacenarse y volver a usarse hasta que empiece a deteriorarse.

Advertencias

  • Asegúrate de apagar el fuego cuando introduzcas el pavo.
  • ¡Ten un extinguidor de incendios a la mano! Excepto por los incendios de los árboles de Navidad, freír un pavo es la mayor causa de incendios durante las fiestas.
  • Si el pavo no está completamente descongelado, el hielo podría reaccionar con el aceite caliente, haciéndolo rebosar y volverse un peligro de incendio.
  • Asegúrate de que las otras personas, en especial niños y animales, se mantengan alejados del área de cocina en todo momento.
  • No dejes la freidora sin supervisión en ningún momento.

Cosas que necesitarás

  • Una olla con capacidad para140 litros
  • 1 indicador de temperatura
  • 1 quemador a gas y un balón de gas
  • Aprox. 25 litros de aceite de maní o vegetal
  • 1 gancho o manija de metal
  • 1 metro de alambre para sostener el pavo
  • 1 par de guantes protectores
  • 1 chaqueta protectora o un mandil sobre una camiseta de manga larga
  • 1 extinguido de espuma (en caso de emergencia)
  • 1 cubo grande limpio, de casi el mismo tamaño que el pavo
  • Papel toalla
  • 1 par de alicates
  • 1 termómetro de carne
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página