Cómo recuperar tu voz después de perderla

¡Uy no! En vez de despertarte por la mañana sintiéndote como Residente de Calle 13 te sientes más bien como Teller. ¡No sabes ni en qué momento te pusiste a hablar tanto que se te gastó la voz! Para evitar tener que hacer de mimo para todo (debiste tomar ese curso de lenguaje de señas cuando tuviste la oportunidad), lee lo que sigue a continuación.

Aliviar tu garganta

  1. Toma cantidades abundantes de agua. A que no adivinaste esa. La segunda cosa más importante además de descansar tu voz es tomar agua. No hay nada en el mundo más sanador para tu garganta que el llano y simple H2O. Mantenla a temperatura ambiente para que no vayas a maltratar tus cuerdas vocales.
    • Tendrás que ponerte a tomar agua como si te pagaran por eso. No solo sanará tu voz, si no que es bueno para tu cuerpo, tu sistema digestivo, tu piel, tu peso, tus niveles de energía y casi cualquier cosa que se te ocurra.
  2. Haz gárgaras con agua salada. Tres veces al día calienta un vaso de agua en el microondas (hasta que este más caliente que tibio, pero no completamente caliente) y disuelve una cucharadita de sal. Haz gárgaras con toda el agua del vaso. Esto te ayudará a evacuar la mucosa de la garganta.
    • No te preocupes por el sabor, no es como que te la vayas a tragar. De hecho, si tienes la garganta un poco irritada, puede que te parezca un alivio.
  3. Piensa en tomar tés con miel y limón. Hay dos lados para esta historia: Hay gente que cree que el té (especialmente manzanilla con miel y limón) es un gran alivio para la garganta. Se ha usado por décadas con esta función. Sin embargo, ten en cuenta que el ácido es malo para tu tejido epitelial (del que está hecho tus pliegues vocales) tanto el limón como el té contienen ácido. ¿Así que cuál es tu última palabra?
    • Aunque sea, no tengo nada que criticarle a la miel. Otro método común (aunque menos común) es una cucharadita de miel sola. ¡Qué buena excusa para chupar miel! Nuestros hijos seguro que se inventaran que la Nutella es mejor.
  4. Pon tu cabeza sobre el vapor por cinco minutos dos veces al día. El vapor puede aumentar la humedad en tu garganta. Es la misma razón por la que ves a las divas usar bufandas cuando se enferman, la idea aes que el calor le hace bien a la garganta.
    • Hervir agua es una forma fácil de crear vapor, pero también puedes rondar al humidificador.
  5. Dulces de ulmus rubra. Hay muchos cantantes que juran que no podrían vivir sin sus dulcecitos de ulmus rubra, pero el veredicto científico oficial aun no es claro. Los dulces de ulmus rubra tienen muy buenas recomendaciones, pero no hay evidencia de que funcionen. Podría ser simplemente el efecto placebo.
    • Aunque no haya evidencia científica apoyándolos, por lo menos no te van hacer mal. Los dulces para la garganta en general te darán algún tipo de alivio temporal.

Descansar la garganta

  1. Dale un descanso a tu pobre voz. Lo mejor que puedes hacer es no hablar en absoluto por un par de días. Es lo mejor de lo mejor. El descanso vocal es necesario para que tu tejido epitelial se recupere. Al fin y al cabo, ¿no dicen que el silencio es oro?
    • Si tienes que comunicarte con alguien, pásale notas en vez de susurrar. Susurrar puede hacer que tus cuerdas vocales se choquen tan fuertemente como si estuvieras gritando.
    • Si tienes un trabajo el cual exige que alces la voz para hacerte oír, usa algún medio mecánico para subir el volumen de tu voz.
    • Mastica goma o chupa un dulce para la garganta para que no tengas otra opción que cerrar la boca. También mejora tu producción de saliva.
  2. Respira por la nariz. Ojala que sepas esto desde que te dije que no hablaras y cerraras la boca. ¿Cómo vas a respirar si no es por la nariz?
    • Respirar por la boca la seca. Entre más seca tengas la garganta y la boca, más se te dificultará hablar. Esto es fácil de evitar si simplemente respiras por la nariz (¡cosa que ojala puedas hacer si estás enfermo!)
  3. No tomes una aspirina bajo ninguna circunstancia. Si una de las razones por la cual perdiste la voz es porque gritaste demasiado duro, puede que hayas roto un capilar. La aspirina puede reducir el coagulo y causar sangrado excesivo lo que dañara el proceso de sanación.
    • Hay otras maneras de aliviar el dolor si tu garganta está carrasposa. Los revisaremos en la siguiente sección.
  4. No fumes. Cómo obvio, ¿no? Por si has estado viviendo enclaustrado toda tu vida, fumar causa resequedad en la garganta, además de un sinfín de otras consecuencias negativas en la salud..
    • Fumar puede ser la causa de tu cambio en la voz. Ten en cuenta que tus pulmones han estado usando humo para producir sonidos. ¿Qué esperabas? Deja de fumar y puede que veas una mejora inmediata.
  5. Evita las comidas ácidas. Comidas como tomate, chocolate, y frutas cítricas tienen alto contenido ácido; ese ácido gasta el tejido de los pliegues vocales. Para estar en tu mejor estado, es mejor que evites esto todo lo que puedas.
    • Las comidas picantes no es que sean una bendición para la voz. Cualquier cosa que cause una reacción debe ser evitada. (Por eso es que el agua es tan increíblemente buena, es lo más natural que hay)

Saber cuándo acudir al doctor

  1. Si tu voz no vuelve entre 2 o 3 días, consulta al doctor. Si te fuiste a rockear a un concierto anoche, es completamente normal que estés sin voz al día siguiente. Pero si pierdes la voz y no hay otros síntomas, puede ser la señal de un problema más grande. Consulta a tu doctor para una mayor guía.
  2. Trata otros problemas. Si estas combatiendo un frío terrible, no tiene sentido que te enfoques en la voz, enfócate en tu sistema inmune y eso protegerá tu voz. Si estas experimentando otros síntomas, trata los otros síntomas primero. Puede que resuelvas el problema.
  3. Tómalo con calma. Aunque tu voz esté mejorando, no dejes tus hábitos de cuidar la voz. Tómalo como completar un tratamiento de antibióticos; incluso si te sientes mejor después de los primeros días, aun tienes que seguir descansando. Si sigues forzando la voz asegurará que llegues al 100% y nunca salgas de allí.
    • Evita los lácteos (además de las comidas ácidas) si estas tratando de cantar en este periodo de tiempo. Cubrir tu garganta con leche no te hará ningún favor, aunque puede que te parezca placentero. Quieres eliminar toda la mucosa, no espesarla.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página