Cómo hacer una manta de vellón sin costura y con flecos

Admiras las mantas y las colchas de vellón sin costura y con flecos porque son suaves, abrigadoras y reconfortantes. ¿Por qué no te iban a gustar? Sin embargo, tal vez sientas que tienes el espacio, la habilidad y la capacidad física para hacer una. Aquí tienes algunas instrucciones que te ayudarán a sortear muchos obstáculos que las personas pueden encontrar limitativos.

Pasos

  1. Elige tus mantas de vellón. Usa dos estampados de vellón diferentes o dos mantas de vellón de color sólido que se complementen entre sí. De manera alternativa, usa un estampado en un lado y un color sólido en el otro.
    • Prueba combinaciones diferentes. Algunos estampados que no parecen que podrían ir juntos en realidad se complementan entre sí bastante bien. Nunca sabes lo que se verá bien hasta que lo pruebas en persona.
  2. Compra entre 1,3 y 2,7 metros (entre 1,5 y 3 yardas) de cada vellón. 1,3 metros (1,5 yardas) alcanzan para una colcha de tamaño decente y entre 2,3 y 2,7 metros (entre 2,5 y 3 yardas) alcanzan para una manta linda de tamaño estándar.
  3. Extiende la tela. Extiéndela de modo que los lados más suaves o con colores más brillantes miren hacia afuera y hazla coincidir tanto en un extremo como en los lados en cuanto queden extendidos completamente. Recorta si es necesario.
    • Ten en cuenta el área que tienes disponible para extender la tela. Si no tienes espacio para extender toda la tela o físicamente no puedes gatear en el suelo, puedes adaptarte y usar una mesa de cocina o una habitación disponible en la planta baja para cortar y atar el vellón.
  4. Toma en cuenta la manera en que medirás los cortes para hacer los amarres. No tienen que ser exactos. Cuando cortes en contra de la lanilla (generalmente el extremo más angosto) las tiras tienen que ser un poco más largas (aproximadamente entre 11 y 14 centímetros o entre 4 y 5 pulgadas) que los lados largos (aproximadamente entre 7 y 9 centímetros o entre 2,5 y 3 pulgadas) porque no se estiran tanto cuando las atas.
  5. Recorta un rectángulo de ambas esquinas con un par de tijeras (mira los consejos). Asegúrate de cortar a través de ambas piezas de vellón.
    • Usa algo de forma rectangular para medir. Si tienes problemas para ver las graduaciones en una regla, es más sencillo usar un cartón cortado con las medidas correctas (por ejemplo 9x14 centímetros o 3x5 pulgadas) para hacer los cortes de las esquinas parejos y las tiras uniformes en longitud. Usa el borde largo del cartón para las tiras más largas y el borde corto para las más cortas.
  6. Empieza a cortar las tiras. Corta tiras de aproximadamente 2,5 centímetros (1 pulgada) en cada esquina en el extremo y los lados de la tela cuando se encuentre extendida completamente.
    • Estas tiras no tienen que ser exactamente uniformes, pero deben ser aproximadamente del mismo tamaño. Las irregularidades pequeñas no serán perceptibles en el producto final.
    • Una manera sencilla de medir es usar tu pulgar. Si tus dedos son largos, usa el ancho de tu pulgar, si tus dedos son más pequeños usa desde la punta hasta el primer nudillo.
  7. Ata las tiras de las esquinas. Usa un nudo simple y ata la capa inferior a la capa superior.
  8. Ajusta el nudo. Si tienes problemas para hacer el nudo ajustado debido a dedos artríticos o débiles, sujeta el extremo de una cola del par anudado con una mano y desliza los dedos de la otra mano hacia arriba para ajustar más el nudo.
  9. Ata las tiras en el extremo entre las dos esquinas siguientes de la misma manera. No te preocupes si el vellón se arruga.
  10. Alisa el vellón. Usa las palmas de tus manos para estirar y alisar la tela para que quede completamente extendida de nuevo.
  11. Ata las tiras de cada lado a lo largo de la longitud de la manta. Alisa si es necesario.
  12. Dobla la parte amarrada. Mueve hacia abajo el vellón de modo que más tela quede extendida completamente (recorta si es necesario) y repite desde los pasos 6 a 8 hasta que aproximadamente 2/3 de la manta se encuentre atada.
  13. Dale vuelta a la manta. Extiende la manta para que el extremo restante quede extendido.
  14. Recorta el extremo y los costados si es necesario. Repite desde el paso 5 hasta que termines la manta.
    • Date cuenta de que todas esas imperfecciones parecen mezclarse mágicamente en el estampado.
    • Dobla la manta, colócala en una bolsa de regalo (mira los consejos) y ata las asas con una cinta.
    • Dásela a alguien que la aprecie o regálatela a ti y haz un buen uso de ella.
  15. Listo.

Consejos

  • Las personas a menudo piensan que si no pueden seguir las instrucciones perfectamente no podrán tratar de realizar un proyecto. Afortunadamente este es un proyecto que es muy flexible.
  • Cuando elijas un estampado intenta que sea uno que refleje algo que le gusta a la persona que recibirá la manta. Por ejemplo, dale a alguien una manta con su equipo deportivo favorito, su dibujo animado o personaje cinematográfico favorito, un estampado de perros, de gatos, etc. o algo que sepas que irá bien con un dormitorio específico o una combinación de colores de un salón.
  • Asegúrate de que los nudos estén ajustados. Pueden volverse a amarrar con facilidad pero si es para un regalo, quieres que estén completamente juntos cuando regales la manta.
  • Los cortes no tienen que estar completamente rectos para verse bien al final, pero mientras más rectos y menos serrados, mejor, así que tómate tu tiempo.
  • Si tienes problemas para cortar a través de la tela, intenta usar un par de tijeras de cocina para pollo en lugar de las de uso común o tijeras de costura. Cualquiera que sea el tipo que uses, asegúrate de que no estén desafiladas.
  • Si te duelen las manos, prueba remojarlas en agua tibia durante unos cuantos minutos antes de empezar a trabajar en la manta.
  • Si tienes problemas en mantener ambas piezas de vellón completamente extendidas y sin plegar debajo, puedes usar un par de platos para mantener la parte inferior extendida mientras estiras la parte superior y luego colocar los platos en la parte superior mientras cortas para evitar que la tela resbale.
  • Si tu tienda no tiene un estampado particular disponible, tal vez puedas ordenarlo de otro punto de venta. No se pierde nada por preguntar, pero prepárate a esperar al menos un par de semanas.
  • Para una opción respetuosa con el medio ambiente usa una bolsa reutilizable de cualquier tienda en lugar de una bolsa de regalo y una cuerda coloreada en lugar de una cinta.

Advertencias

  • Asegúrate de encontrar vellón que sea de calidad, peso y lanilla similar . Las telas de calidades diferentes (generalmente puedes darte cuenta por el precio, pero si tienes dudas pregúntale al empleado del almacén) suelen estirarse y encogerse de manera diferente durante la atadura y el lavado.

Cosas que necesitarás

  • La cantidad correcta de vellón para la manta del tamaño que quieres hacer
  • Un área al menos tan ancha como la parte más angosta de la tela
  • Una regla o un cartón cortado con las medidas preferidas
  • Un lapicero o un lápiz para marcar el cartón con tus medidas
  • Un par de tijeras afiladas
  • Una cantidad igual de autoestima y paciencia
  • Dos platos (opcional)
  • Una bolsa de regalo o una bolsa reutilizable (opcional)
  • Una cinta o una cuerda coloreada
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página