Cómo hacer divertida la hora del baño para los niños

Cuando ya estás harta de que tus niños siempre se quejen al momento de tomar un baño es tiempo de cambiar la rutina para que sea más divertido. Este artículo presenta un par de soluciones que ya fueron probadas y sí funcionan. Si tienes suerte, a tus hijos también se les ocurrirán algunas ideas.

Pasos

  1. Pregúntale a tus hijos qué es lo que más disfrutan de tomar un baño. Toma enserio sus consejos y compra todo lo que quieran. Algunos artículos divertidos que son adecuados para la hora del baño son:
    • Juguetes para el baño
    • Juguetes pegajosos y criaturas o figuras de espuma
    • Burbujas
    • Juguetes flotantes
    • Crayones de jabón
    • Toallitas de animales
    • Juguetes para hacer burbujas
  2. Haz carreras. Haz que tus hijos escojan sus barquitos favoritos. Coloca los barcos en un extremo de la bañera y empieza la cuenta regresiva: ¡3, 2, 1, FUERA! Sólo pueden hacer pequeñas olas para impulsar el barco hacia el otro extremo. El primero en llegar es el ganador.
    • Pueden usar barquitos de cuerda o demás juguetes para baño para que las carreras sean muy divertidas. Cada niño le da cuerda al barquito y los sueltan al mismo tiempo, de esa forma te ahorrarás muchas peleas. Si solo tienes un niño, como quiera coloca dos barquitos, uno puede ser tuyo.
  3. Siéntate junto a tus hijos en la bañera y cuéntales sobre cómo toman un baño ciertos animales o qué hacen para mantenerse limpios. Diles que deben estar bañándose antes de poder hablar y después empiézales a contar sobre qué hacen los diferentes animales para mantenerse limpios. Por ejemplo, los rinocerontes necesitan la ayuda de un pájaro para que se coma los insectos que tienen en la piel, los chimpancés utilizan a otros chimpancés para que les quiten la tierra del pelo, las cebras y los caballos se revuelcan en la tierra, los gatos se lamen y los elefantes se bañan en polvo o agua. Piensa en diferentes formas de convertirlo en un juego, como por ejemplo:
    • Haz que escojan 5 animales nuevos al final de cada baño para que les cuentes cómo se bañan al siguiente día; eso lo puedes investigar rápidamente en línea.
    • Haz que tus niños imiten los movimientos de limpieza de los animales que acaban de aprender.
    • Usando juguetes de animales, haz que los niños pretendan que los están bañando.
    • Sigue sus indicaciones para idear juegos más divertidos.
  4. Crea una esponja divertida. Esto lo puedes hacer antes del baño. Pasa tiempo haciéndola con tus hijos y luego mételos a bañar para que usen su nuevo juguete. Aquí te diremos cómo hacer una:
    • Encuentra un tubo de plástico un poco ancho. Asegúrate de que un extremo esté cubierto y el otro no. Usa un gancho de plástico pequeño con un pequeño agujero en un extremo lo suficientemente grande como para que quepa un hilo.
    • Corta dos ranuras en el tubo, de un centímetro de largo, y haz lo mismo del lado opuesto.
    • Toma un pedazo de papel o una tarjeta y dóblalo del mismo ancho del tubo y un centímetro más largo del tubo. Colócala con firmeza en el tubo.
    • Crea un gancho. Corta dos círculos idénticos, asegúrate de que tengan círculos en el centro.
    • Envuelve un poco de lana alrededor de este, (es como si estuvieras haciendo un pom-pom, si sabes cómo hacer uno, hazlo).
    • Sigue envolviéndolo hasta que luzca como una dona. Envuelve unos 25 cm de lana a través del agujero en el pom-pom y asegúrate de que tengan el mismo largo al momento de estirarla.
    • En la parte superior, tuerce la lana y métela a través del agujero en el gancho, ata un nudo y si sobra un pedazo, córtalo. Ya terminaste tu esponja.
    • Con la hoja de papel alrededor del tubo, llena cada lado con líquido de color. Agrega un poco de agua para que se hagan burbujas. ¡Ahora empieza la diversión!
    • Sumerge la esponja en el tubo y listo. Deja que los niños hagan lo que quieran. Si dibujan en la pared, esta no se manchará.
  5. Haz baba para el baño, otra manualidad que pueden hacer juntos. Consigue 1 paquete de gelatina sin sabor (1 cucharada), 1/2 taza de jugo de limón, 4 gotas de colorante artificial, un contenedor a prueba de microondas y un pequeño contenedor de plástico.
    • En el contenedor a prueba de microondas, agrega la gelatina, el jugo de limón y el colorante.
    • Colócalo en el microondas. Caliéntalo en temperatura alta por 45 segundos o hasta 1 minuto.
    • Saca el tazón del microondas una vez que la gelatina se haya disuelto. Coloca el contenedor en el refrigerador durante media hora o una hasta una hora. Esto hará que se asiente.
    • Con una cuchara vacía la baba en un contenedor de plástico. Puedes usar el envase de un contenedor o de un yogur (limpio). Llévalo al baño.
    • Diles a tus niños que se van a convertir en monstruos verdes. Cúbrelos con la baba mientras se llena la bañera. Sugiéreles que se pongan a asustar a los juguetes mientras son monstruos.
    • Una vez que se hayan divertido siendo monstruos, es hora de meterse a la bañera. La baba se caerá con el agua y el jabón.
  6. Cambia el color del baño. A los niños les encantan las cosas que son de diferente color. Usa colorante de comida para hacer que el agua sea de color azul, naranja, verde, rosa, etc. También existen unas tabletas para las tinas que crean burbujas de colores y son muy divertidas.
  7. Diviértete con el jabón en barra. Para los niños, el jabón es más que un artículo de baño.
    • Juega a “encontrar el jabón”. Suelta el jabón en la bañera y llénala de burbujas. Ahora diles que intenten encontrarlo sin usar sus manos.
    • Crea mucha espuma con el jabón y ponles barbas o bigotes a tus niños.
    • Deja que tus hijos graben sus iniciales en sus jabones. Así cada uno tiene un jabón para toda la semana.
    • Sugiere que tus hijos intenten sostener el jabón con otras partes del cuerpo en lugar de las manos. Entre sus piernas, con los brazos, en el doblez del codo, etc. ¡Es muy divertido!
    • Lanza el jabón por la bañera al igual como lanzas piedras en un lago.

Consejos

  • Haz que tus niños creen sus propias burbujas para el baño, pueden hacer unas de chocolate o de vainilla. Estarán ansiosos por probarlas.
  • Los juguetes que lanzan agua son un gran éxito. Compra un par. Conforme vaya creciendo tu hijo, coloca una diana en un extremo del baño para que lo usen como práctica de tiro.
  • Para el ejercicio con la esponja de baño: si cubres el palito de una paleta en una bolsa de sándwich o papel transparente, puedes usar eso para dibujar objetos más finos. Puedes hacer tantos cortes como quieras en el tubo. También puedes llenar las partes líquidas con colorante para alimentos.

Advertencias

  • Nunca dejes a tus niños sin atención en el baño.
  • Siempre supervisa a tus niños ya que el líquido, si se ingiere, puede ser peligroso.

Cosas que necesitarás

  • Materiales para hacer la esponja de baño
  • Historias de animales
  • Juguetes para el baño
  • Burbujas
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página