Cómo tener un primer periodo perfecto

Cada chica tiene el periodo. Antes de que empieces, puedes pensar que todo es desagradable, pero es una señal de que te estás convirtiendo en una mujer. Con estos pasos podrás prevenirlo y te ayudarán a saber más acerca del periodo y lo que lo rodea.

Pasos

  1. Asegúrate de saber lo máximo posible sobre la menstruación. Ve a la biblioteca y busca libros sobre la pubertad, el periodo o la menstruación. Toma notas e intenta ser capaz de identificar los síntomas.
  2. Compra lo que vas a necesitar. Compra tampones de absorción normal y compresas (toallas sanitarias) normales.
  3. Cuando te baje, no entres en pánico. Respira profundamente, sonríe y di que no pasa nada. Si no tienes abastecimientos contigo, consíguelos y ve al baño. Si no puedes encontrar compresas ni tampones, ve al baño y coge papel higiénico. Ponte una cantidad dependiendo del flujo de sangre que tengas. Unos 16 cuadrados está bien si tienes un flujo normal. Póntelo y vuelve a la clase.
  4. Busca ayuda de un adulto. Si tu periodo empieza en clase y no tienes nada contigo, ve a la enfermería. A veces tienen compresas y tampones allí. Si no, también puedes hablar con una profesora o enfermera. No hay nada de lo que avergonzarse.
  5. Ponte una compresa (toalla sanitaria). Para eso, bájate la ropa interior por la rodilla, retira el plástico protector del adhesivo y pégala. No uses tampones a menos que tengas mucho flujo.
  6. Si sientes que es necesario, cuéntaselo a una amiga o profesora para quedarte tranquila. Si no, celébralo mentalmente.
  7. Cuando llegues a casa, cuéntaselo a tus padres. Tu madre hablará contigo y te enseñará cómo prepararte.
  8. Lleva un registro. Ten un calendario privado y apunta los días en los que tengas el periodo, el flujo y los síntomas que puedas tener, como calambres o dolor de cabeza.
  9. Evalúa lo que compraste. Si no te gustan los tampones, si prefieres las compresas, y viceversa. También observa si no tuviste reacciones alérgicas.
  10. Desecha los tampones y compresas adecuadamente. Nunca los tires por el retrete, podrían atascarse.

Consejos

  • Aunque el periodo empieza con algo que parece sangre, otros empiezan con algo que parece desecho sólido o diarrea. ¿Cómo conocer la diferencia? Límpiate la entrepierna con un trozo de papel. Si la suciedad sale de ahí, sabrás lo que es. Si no estás segura, puedes probar a tocarlo con un dedo limpio.
  • No se lo cuentes a mucha gente en clase, si no, se correrá la voz.
  • No entes en pánico y sonríe.
  • Prueba a pedir muestras gratuitas de compresas y tampones. Algunas marcas ofrecen ese servicio.
  • Tener el periodo es estresante para algunas personas. Pero es parte de ser mujer. Cuídate y te sentirás mejor.
  • Cuando sea tu primera vez, respira hondo y di que crees que tienes tu primer periodo. Sea quien sea a quien se lo digas, lo comprenderá. De todas formas, nadie tiene por qué saberlo. Está bien que te ayude una persona adulta con experiencia.
  • Si tu periodo huele, puedes probar con compresas aromáticas.
  • Está bien tener a una compañera que te pueda prestar una compresa en momentos de emergencia.

Advertencias

  • Evita la comida salada durante el periodo. Puede empeorar los calambres.
  • Evita las bebidas frías.
  • Recuerda cambiarte de compresa y tampón a menudo para evitar el mal olor y las fugas. 

Cosas que necesitarás

  • Compresas de día
  • Compresas de noche
  • Tampones
  • Toallitas limpiadoras
  • Un neceser para guardar los suministros
  • Medicina para los calambres
  • Ropa interior de repuesto
  • Un cubo de la basura
 
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página