Cómo cuidar un diseño hecho con henna

Los tatuajes de henna generalmente mantienen su forma durante una o tres semanas antes de comenzar a descascararse. Si deseas que tu nuevo diseño de henna luzca bien durante el mayor tiempo posible, mantén tu piel humectada para que el diseño dure más. Además, evita lavarla con agentes limpiadores abrasivos y evita frotar la henna. ¡Si cuidas el diseño, es muy probable que dure durante varias semanas o incluso más!

Dejar que la henna se asiente

  1. No toques el diseño directamente después de aplicar la henna porque estará húmeda cuando lo hagas. Después de aplicarla, debes mantener esa parte del cuerpo alejada de cualquier obstáculo( la ropa, el cabello y los factores ambientales) para que el diseño no se manche. Generalmente, la pasta se seca dentro de 5 a 10 minutos pero siempre sé precavido. Tomará aproximadamente media hora antes de que la pasta se seque lo suficiente como para que no tengas que preocuparte de que se manche.
  2. Deja la pasta de henna en tu piel durante el mayor tiempo posible. Cuanto más tiempo permanezca la pasta sobre la piel, más oscura será la mancha. Deja que la pasta se seque sobre tu piel al menos 6 horas y considera dejarla de ese modo durante toda la noche, No la laves, frotes, ni la roces contra algo.
  3. Usa azúcar y jugo de limón. Una vez que la pasta de henna se seque, cúbrela con una mezcla de azúcar y jugo de limón. Deja que se remoje durante unas cuantas horas o toda la noche. De esta forma, mantendrás la humedad de la pasta durante más tiempo haciendo que el color de la tinta sea más oscuro. Llena un tazón con jugo de limón y luego mézclalo con azúcar hasta que la solución se torne pegajosa o melosa. Usa una bola de algodón para absorber la mezcla de azúcar y jugo de limón sobre la henna seca.
    • La mezcla de azúcar y limón ayuda a humectar la henna y también sirve para sellar y proteger el diseño. La acidez del limón también es útil para resaltar el color de la henna.
    • Ten cuidado de no saturar la henna demasiado. Solo debes humedecerla ligeramente. Si la humectas demasiado, la tinta podría mancharse y gotear, especialmente la primera vez que lo haces.
    • Si dejas la solución de azúcar y limón sobre tu piel durante toda la noche, es importante que envuelvas tu piel o evites frotarla y mancharla.
  4. Mantén tu piel cálida y humectada. Cuanto más cálida sea la temperatura del cuerpo, más rápido se fijará la tinta de henna. Si tienes frío, toma algo caliente antes de comenzar. Aplicar vapor ligeramente sobre el área cubierta con pasta de henna también ayuda a que esté cálida y húmeda.
  5. Envuelve el diseño. La pasta de henna se descascarará y desmoronará cuando se seque, así que considera cubrir toda el área entintada para evitar que se descascare y los pedazos se caigan por todos lados. Envolver el diseño también ayuda a que el color sea más oscuro y conserva el calor y la humedad. Puedes envolver el área con una venda elástica, esparadrapo de papel o papel higiénico. Cubre la venda con una media para que esté más segura.
    • Coloca un pedazo de papel higiénico sobre el diseño y envuelve el área con una venda elástica. Si quieres usar una envoltura de plástico, asegúrate de envolverla con papel higiénico primero para absorber cualquier transpiración y evitar las manchas.
    • Ten en cuenta que la henna mancha las telas como las de las prendas de vestir, las sábanas y las toallas. Si dejas la pasta durante toda la noche, puedes vendar el diseño para proteger tus sábanas.
    • Algunas personas señalan que envolver el diseño es la única forma de cuidar el diseño hecho con henna. Sin embargo, otras personas dicen que solo es necesario envolver el diseño si es muy extenso.
  6. Retira con agua cualquier resto seco de henna. Usa agua a temperatura ambiente y un jabón suave. Frota levemente la tinta con un paño suave. Si frotas el diseño en la primera etapa, posiblemente comience a desteñirse con mayor rapidez.

Retirar la pasta

  1. Raspa la pasta de henna seca después de 6 a 24 horas. Usa cualquier herramienta limpia y sin filo, como un mondadientes, tus uñas, una lima o el lado sin filo de un cuchillo. Enjuaga tu piel con agua a temperatura ambiente una vez que hayas quitado la mayor parte de la pasta de henna. Evita usar jabón sobre la henna fresca.
    • Cuando tu piel esté limpia, dale pequeños golpecitos para secarla. Luego, humecta ligeramente el diseño con aceite o crema.
  2. Mantén el área del diseño con henna alejada del agua y el jabón durante 24 horas. No mojes el área al menos entre 6 y 12 horas después de quitar la pasta, aunque el efecto será incluso más fuerte si esperas hasta que pasen 24 horas. El agua puede interrumpir la oxidación y oscurecer el proceso de la tinta de henna.
  3. Observa cómo el color se intensifica. Una vez que expongas tu piel y quites la pasta de henna seca, podrás observar cómo la tinta se seca completamente. Tu diseño debe comenzar con un tono anaranjado que oscile entre neón brillante y el color de una calabaza. Durante las próximas 48 horas, la tinta se intensificará y adquirirá un color marrón rojizo intenso. Las marcas tendrán un color que oscila entre marrón y anaranjado, guinda y marrón chocolate. El diseño lucirá más oscuro después de uno o dos días de su aplicación.
    • El color final depende de tu tipo de piel y la química de tu cuerpo. La tinta generalmente luce más oscura sobre las manos y los pies.

Cuidar el diseño

  1. El diseño de henna debe durar durante 1 a 3 semanas. La duración depende en gran medida de cuán bien cuidas tu piel. Si mantienes el diseño humectado y evitas frotarlo contra algo, puede durar tres semanas o más. Si no cuidas el diseño de henna, podría comenzar a desteñirse o pelarse dentro de la primera semana.
    • La duración de la tinta de henna también depende de la zona sobre la que hayas aplicado el diseño. La tinta tiende a lucir más oscura sobre tus manos y pies pero esas áreas también tienden a cambiar dependiendo de cuánta fricción interactué con el ambiente.
  2. Humecta la zona. Aplica una capa de aceite natural, mantequilla o crema después de quitar la pasta. Mientras la henna esté sobre tu piel, humedécela regularmente para proteger el diseño y evita exfoliarla. Muchos humectantes comerciales contienen químicos que pueden aclarar prematuramente el diseño, así que es recomendable que uses algo natural.
    • No uses humectantes que contengan agentes aclarantes o ácidos de frutas (ácido alfa hidróxido). Estos químicos tienden a quitarle a tu piel la humedad y nutrientes y pueden hacer que la henna se destiña prematuramente.
    • Extiende una capa de aceites esenciales sobre el diseño. Los aceites mantendrán tu piel humectada, lo cual puede evitar que la henna se destiña o descascare prematuramente. Usa bálsamo labial de cera, aceite de coco o aceite de oliva. Busca aceites especiales para cuidar los diseños de henna.
  3. No frotes el diseño. La exfoliación puede desteñir la henna. Lavar el diseño con fuerza y frotarlo con las ropas de vestir puede ocasionar que la tinta desaparezca más rápido. Cuanto menos toques el área será mejor. Si tienes un diseño de henna en tu mano, considera usar guantes cuando laves los platos.
  4. Limpia tu piel con un jabón suave. Aplícalo con tu mano o una toalla suave. Si es posible, frota el jabón alrededor del borde del diseño de henna pero no dentro del mismo. Evita usar acetona (que se encuentra en los quitaesmalte) o desinfectante de manos. Estos químicos relativamente poderosos pelan tu piel y hacen que la tinta de la henna se destiña más rápido.

Consejos

  • Frota el diseño con henna con aceite de oliva y jugo de limón la noche en la que te lo hagas y luego envuelve tu piel con bolsas de plástico. Si dejas las bolsas sobre tu piel mientras duermes, el diseño se verá mucho más oscuro en la mañana.

Advertencias

  • La henna mancha las prendas de vestir. Ten cuidado cuando la uses.
  • Si tu diseño era de un color diferente al de la calabaza o el color rojo cuando te lo hicieron, observa el área de cerca. Hay personas que aplican todo tipo de químicos peligrosos sobre la piel y los llaman henna. Visita a un doctor si desarrollas síntomas parecidos a los de la gripe o un sarpullido con comezón o ampollas. Dile al doctor que colocaste un químico sobre tu piel sin saber que estos síntomas podrían dañar tu piel de manera casi permanente. Ignorar estos síntomas puede dañar tu piel de una manera casi permanente.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página