Cómo preparar una bebida de café moka

¿Qué sucede cuando tienes muchísimas ganas de un café moka pero también muchísimas ganas de quedarte en casa con tu pijama? ¡Tienes que hacerlo tú mismo! Ya sea que tengas café filtrado o expreso, será más rápido traer la cafetería a tu casa más que ponerte pantalones y salir de casa. Así que guarda tu billetera y empieza con el paso 1 a continuación.

Con café filtrado

  1. Reúne los ingredientes. Necesitarás lo siguiente para hacer una bebida de café moka con café filtrado:
    • 200 ml (8 oz) de café recién filtrado (o instantáneo)
    • 1/2 taza (4 oz) de leche
    • 1 cucharada (15 g) de cacao en polvo
    • 1 cucharada (15 g) de agua caliente
    • Azúcar (opcional)
    • Crema batida y cacao en polvo (opcional, para decorar)
  2. Hazte la cantidad que quieras de café. Para estar más cerca del auténtico, deberás usar un café de un tostado oscuro y de doble intensidad. Podrías usar el café instantáneo si estás en una emergencia, pero el café filtrado es muchísimo mejor.
    • El café será “doble” si lo preparas con 4 cucharadas (60 g) de café molido y 180 ml (6 oz) de agua.
  3. Haz un jarabe de chocolate al estilo de café, para lo cual tendrás que mezclar agua tibia y cacao en polvo endulzado. Combina partes iguales de cada uno y revuélvelos en un tazón pequeño. Necesitarás unas 2 cucharadas (30 g) por cada bebida de moka.
  4. En tu taza, mezcla el jarabe de chocolate con el café. Entre más café tengas, quizá tengas que hacer más jarabe de chocolate. ¡Asegúrate de que haya espacio para la leche!
  5. Espuma la leche al vapor o caliéntala en la cocina o en el microondas. La cantidad dependerá del tamaño de la taza. Por lo general, será suficiente de 1/3 a ½ taza (3 a 4 oz).
    • La leche deberá estar entre 60 y 70 °C (140 y 160 °F). Si está más caliente y se quema, perderá su sabor.
  6. Llena la taza con la leche caliente. Si se forma espuma, asegúrate de empujarla con una cuchara para que esté en capas encima del moka.
    • Si quieres un moka bastante dulce, añádele una cucharadita de azúcar a la bebida antes de que se forme la espuma encima.
  7. Decóralo con crema batida, una pizca de cacao en polvo y ¡disfrútalo! El jarabe de chocolate o de caramelo, incluso la azúcar de canela o turbinado, será un toque agradable.

Con expreso

  1. Reúne los ingredientes. Necesitarás lo siguiente para hacer una bebida de café moka con expreso:
    • Tostado expreso (regular o descafeinado)
    • 2 cucharadas (30 g) de agua caliente
    • 1 cucharada (15 g) de cacao en polvo sin azúcar
    • 1 cucharada (15 g) de azúcar
    • Pizca de sal
    • 1/2 taza de leche (cualquier variedad)
    • 1 cucharada de jarabe saborizado (opcional)
  2. Mezcla el agua caliente, el cacao en polvo, el azúcar y la sal en la taza. Así tendrás el clásico sabor de chocolate que tiene tu café favorito. Será mucho más gratificante que tan solo hacerlo con jarabe de Hershey. Eso déjalo para los niños.
  3. Prepara un poco de expreso. Deberás hacer la cantidad suficiente para llenar la mitad de una taza. Si no quieres tanta cafeína, podrías mezclarlo con un tostado descafeinado o usar menos granos cuando prepares el café.
  4. Espuma ½ taza de leche al vapor. Si tienes un vaporizador, claro está. Si no lo tienes, solo agrega la leche directamente al expreso y caliéntala en el microondas o pon la leche en la cocina y caliéntala a 70 °C (160 °F). Pero si tienes una máquina de expreso, ¡es probable que tengas el vaporizador!
    • Asegúrate de que la punta del vaporizador no esté demasiado cerca del fondo o demasiado cerca de la parte superior de la leche. La bebida no deberá estar muy burbujeante ni aireada, pero tampoco deberá estar quemada ni demasiado espumada. Solo te tomará 15 segundos y si tienes un termómetro, detente cuando llegues a los 70 °C (160 °F).
    • ¿Tu taza es grande al estilo de Central Perk? Entonces tendrás que acercarte a ¾ de taza.
  5. Agrégale la leche espumada al vapor al jarabe de chocolate. Pero asegúrate de sostener una cuchara grande en el borde de la leche espumada para empujar la espuma. Esta deberá estar en la parte superior, después de que la leche y el chocolate se hayan combinado.
    • Cuando hayas echado toda la leche en la taza, saca la espuma con una cuchara para que esté de manera uniforme en la parte superior, así pondrás la cereza en la torta.
  6. Agrégale el expreso. ¡Listo! Hiciste el moka. Si tienes un jarabe saborizado en casa y te gustaría añadirlo (quizá de caramelo o de frambuesa), hazlo en este paso.
  7. Decóralo con crema batida y una pizca de cacao en polvo. Si bien nunca será suficiente, recuerda que también tiene que verse bien. Además podrás decorarlo con caramelo, canela o azúcar turbinada. Y hasta le podrías echar grajeas y una cereza, si quieres. ¡Ahora solo tendrás que tomártelo!

Consejos

  • Si le has agregado crema batida, prueba echarle jarabe de chocolate para que parezca un moka de cafetería con ese efecto de chocolate rociado.
  • Si quieres una versión fría, simplemente tendrás que licuar hielo y el café en la licuadora.

Advertencias

  • Cuidado con no calentar nada más de la cuenta. ¡Podrías quemar el sabor o a ti mismo!
  • Cuidado con no quemarte.
  • Experimenta con diversos edulcorantes hasta que encuentres el que más te gusta. Los efectos de diversos tipos de edulcorantes (azúcar común, Splenda, NutraSweet y sus derivados) suscitan ciertas preocupaciones.

Cosas que necesitarás

  • Cafetera, máquina para hacer café expreso o agua caliente para hacer café instantáneo
  • Taza
  • Cuchara
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página