Cómo saber cuándo llamar a un médico después de una mastectomía

Una mastectomía es un procedimiento quirúrgico para tratar el cáncer de mama. Una mastectomía simple consiste en quitar la mama junto con una sección elíptica de la piel que se extiende por encima del pezón y la areola. Una mastectomía extrema incluye quitar los músculos subyacentes. A continuación podrás leer los detalles de lo que puedes esperar después de la cirugía, y el momento en el cual debes llamar al médico.

Pasos

  1. Atención a las señales de dolor. Generalmente una mastectomía no es dolorosa. El paciente puede experimentar incomodidad leve en el lugar de la cirugía. Pero el dolor extremo es una señal inequívoca que debes llamar al médico. El dolor leve se puede tratar con el medicamento relevante.
    • Toma nota de la escala (de 1 a 10) del dolor que estás experimentando, e informa al médico. El doctor podría recetar un medicamento más fuerte contra el dolor, dependiendo de la escala de dolor que le informaste.
  2. Atención a las señales de infección. Si notas una secreción con aspecto de pus, y el área está con dolor, podrías tener una infección.
    • Anota el color de la herida y la cantidad (si es posible) de secreción generada.
    • Una infección activa viene acompañada de fiebre. Toma tu temperatura para determinar si tienes una infección.
    • Si la infección de una cirugía no se trata a tiempo, existe un alto riesgo de ingreso de bacterias al torrente sanguíneo, y de complicaciones cardíacas y respiratorias. Notifica inmediatamente al médico si sospechas de una infección.
  3. Evalúa si sientes tensión en el hombro o en la mano. Si tienes tensión o hinchazón en el cuello, hombro o manos, es probable que tengas linfedema. Si tienes alguno de estos síntomas, llama al médico.
    • El linfedema es el hinchamiento de los nódulos linfáticos. Ocurre en un 8-30% de mujeres que han pasado por una mastectomía, especialmente en aquellas cirugías donde los nódulos linfáticos han sido removidos.
    • Los nódulos linfáticos son el punto de generación de las células que combaten infecciones. El hinchamiento de los nódulos puede debilitar el sistema inmunológico.
    • El linfedema se puede desarrollar unos días o meses después de la cirugía.
  4. Atención con unos puntos pequeños o una gran decoloración de la piel. Esto podría indicar la presencia de un hematoma, el cual sucede cuando un vaso sanguíneo se daña y causa que la sangre se derrame en los tejidos, dando como resultado un hinchamiento.
    • Los casos leves de hematoma que tienen una apariencia de puntos pequeños, por lo general mejoran sin tratamiento.
    • Los casos severos de hematoma pueden causar una decoloración de la piel. Si no se trata a tiempo, los hematomas grandes pueden comprimir el tejido circundante y no permiten que la piel reciba oxígeno. Esto puede dar como resultado la muerte de la piel. Si sospechas de esta condición, llama inmediatamente al médico.
  5. Observa la piel para detectar cambios inusuales de su coloración, o un fuerte olor. En ocasiones raras, existe lo que se llama una necrosis de colgajo alrededor de la herida (tejido muerto). Los síntomas incluyen un fuerte olor, llamado maloliente, o cambios extraños del color de la piel.
    • La necrosis de colgajo podría aumentar el riesgo de otras complicaciones, como un infección o separación de la herida. Si sospechas de esta condición, llama inmediatamente al médico.

Advertencias

  • Si persisten los síntomas y otras señales, no intentes usar remedios caseros. Consulta inmediatamente con un médico para evitar complicaciones futuras.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página