Cómo quitar paneles de yeso

Puede ser necesario retirar los paneles de yeso al renovar una habitación, reparar daños localizados o limpiar una casa después de una inundación. Debes aprender a realizar el trabajo correctamente para que puedas hacerlo más rápido. Aprende a preparar las paredes para la extracción y sigue estos sencillos pasos para realizar el proceso eficientemente.

Prepárate

  1. Corta el suministro de electricidad, agua, gas y otros servicios del área en la que vas a trabajar. Si deseas quitar paneles de yeso, es muy importante que cortes los servicios en el área de la casa en la que estás trabajando. Debes cortar el agua y la electricidad en la fuente antes de empezar a quitar los paneles.
  2. Utiliza un detector de montantes para localizar obstáculos. Cada vez que vas a clavar alrededor en una pared, es importante que utilices un detector de montantes y que sepas exactamente adónde te estás metiendo. La mayoría de los detectores modernos vienen con configuraciones para los dispositivos eléctricos y las tuberías, lo que significa que pueden utilizarse para identificar y localizar cualquier dispositivo que se encuentre incorporado en la pared para que te asegures de evitarlo con éxito.
    • Marca las áreas que contengan montantes o dispositivos utilizando cinta adhesiva y trabaja con cuidado alrededor de estas. Dirígete hacia los puntos sensibles.
    • Si no cuentas con un detector de montantes, camina alrededor de la habitación golpeando con cuidado la pared. Los lugares que suenan huecos probablemente no tienen obstáculos, pero los puntos que suenan fuerte cuando los golpeas pueden contener montantes y tuberías por todos lados. Ten cuidado en esas áreas y trabaja lentamente en esa dirección.
  3. Retira primero la moldura. Por lo general, antes de acceder a los paneles de yeso y comenzar a quitarlos, debes retirar primero los zócalos y las molduras de techo. Esto se realiza con una barra plana o una palanca. Por lo general, ambos tipos de molduras se fijan con clavos a las paredes y debes apalancarlas poco a poco para lograr quitarlas. Realiza el mismo procedimiento con cualquier moldura alrededor de las ventanas y puertas antes de acceder a los paneles de yeso.
    • Utiliza una cuchilla para marcar la unión entre las molduras y los paneles. Normalmente, la unión se encuentra llena de pintura, masilla o alguna combinación de adhesivo. Si deseas volver a utilizar la moldura, marca el borde del panel sobre las uniones para romper el punto en la pared en el que la superficie de la moldura y los paneles se dividirán.
  4. Separa la moldura de los dispositivos eléctricos. Asegúrate de que el suministro de energía esté apagado en estos circuitos. A continuación, separa con cuidado la moldura de todos los dispositivos eléctricos del área, incluyendo interruptores de pared, receptáculos y termostatos. Los paneles de yeso suelen encajar alrededor de las cajas de dispositivos debajo de estas cubiertas para que no se dañen al quitarlos.

Retira los paneles de yeso

  1. Busca tornillos para paneles de yeso. Dependiendo de la antigüedad de la casa en la que estás trabajando, los paneles estarán clavados o atornillados en los montantes. Para retirar los que están clavados, simplemente debes comenzar a apalancar las secciones de paneles, pieza por pieza. Por el contrario, si los paneles están atornillados, probablemente tendrás que invertir un poco más de tiempo en retirar los tornillos antes de empezar a apalancar los paneles. Los tornillos con compuesto para juntas pueden ser muy difíciles de localizar y retirar.
    • A veces se pueden retirar los tornillos utilizando un destornillador Philips, pero dependiendo del estado de la pared, su uso puede ser contraproducente. Observa los tornillos y el estado del propio panel. Si son fáciles de quitar, sigue adelante ya que te costará menos trabajo.
    • Si los paneles están mojados o los tornillos están destrozados, oxidados, o es difícil retirarlos, sigue adelante y empieza a apalancar los paneles sueltos como si estuvieran simplemente clavados.
  2. Comienza por la parte inferior de los paneles en buen estado. La instalación estándar se realiza con paneles de yeso de 1,2x2,4 m (4x8 pies). Por lo general, estos se montan horizontalmente con juntas escalonadas y se utilizan dos secciones para cubrir una sección estándar de 2,4 m (8 pies) de la pared. Estos se fijan en los montantes verticales de madera, centrados en intervalos de 40,6 o 61 cm (16 o 24 pulgadas).
    • Para los paneles de yeso limpios, utiliza una palanca para comenzar a separar la parte inferior del panel de los montantes, lo que te permitirá retirar la plancha completa. Empuja el extremo corto de la barra plana debajo de la parte inferior del panel para utilizar el extremo largo como una palanca y facilitar el apalancamiento inicial.
  3. Continúa apalancando el lado de la sección suelta. Identifica una sección de la pared de aproximadamente 0,6 m (2 pies) por encima del suelo y 20,3 cm (8 pulgadas) desde el extremo de la pared. Toma notas para evitar toparte con las tomas eléctricas. Utiliza un martillo de carpintero para hacer una larga serie vertical de agujeros.
    • Básicamente, lo que tienes que hacer es abrir un espacio para sostener los paneles de yeso y aflojarlos. No hay que ser un genio para hacer esto. Abre algunos agujeros a un lado y haz espacio para que puedas sostener el panel.
  4. Jala una sección suelta. Agarra los orificios superiores e inferiores que acabas de cortar y separa un gran trozo de panel de los clavos del montante más próximo. Avanza a lo largo de la pared jalando los trozos sueltos. Si los paneles se rompen en un montante, abre otro agujero vertical en el agujero adyacente y continúa quitando los paneles con la mano.
  5. Si encuentras un panel dañado por el agua, comienza desde el centro. Para quitar los paneles dañados por el agua, una buena estrategia es abrir un agujero de 36,8 cm (14,5 pulgadas) en el punto medio entre los montantes. Por lo general, utilizar un trineo o algún tipo de ariete puede ser muy eficaz en esta circunstancia.
    • Si el daño del agua se extiende hasta el panel superior, puedes realizar el mismo procedimiento para separar limpiamente la pared del techo.
  6. Quita los clavos que quedan en los montantes. Utiliza una barra plana para soltar los clavos del panel que quedan en los montantes o desenrosca con cuidado los tornillos que quedan en la madera. Una palanca o un martillo de carpintero pueden serte muy útiles para llevar a cabo este procedimiento.

Consejos

  • En algunas circunstancias, los clavos no se encuentran claramente visibles. Frota la herramienta de arriba abajo sobre el montante expuesto para encontrar los clavos restantes.
  • Si vas a volver a utilizar las cubiertas de las tomas eléctricas, retíralas previamente con un destornillador.

Advertencias

  • Estas instrucciones son para quitar paneles de yeso instalados solo en paredes. Quitar los paneles de yeso de los techos puede contener riesgos adicionales y este artículo no cubre esas dificultades.
  • Siempre debes utilizar gafas protectoras, guantes, casco y zapatos cerrados o botas cuando participes en una demolición. También, una máscara filtrante puede ayudarte a reducir la inhalación de polvo.
  • El yeso es un material denso y pesado. Además, los paneles que contienen fibra de vidrio (para reforzarlos) pueden causar irritación sustancial si no se utiliza el equipo de protección adecuado.
  • Las instalaciones antiguas de paneles de yeso pueden contener asbesto o pintura con plomo (los cuales se consideran materiales peligrosos). Para manejarlos con seguridad, se requiere capacitación y un equipo especializado.
  • Asegúrate de que el suministro de energía esté desconectado para la habitación en la que vas a quitar los paneles de yeso. Si tienes dudas, desconecta el circuito principal.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página