Cómo lidiar con una novia con síndrome premenstrual

El humor de una mujer puede ser influenciado por los cambios hormonales debido al ciclo menstrual, especialmente unos días antes del principio del mismo. Esta puede ser una experiencia frustrante, pero con el método correcto, puedes hacer que esta situación no sea tal como la describen. Aquí tienes una lista de cosas que te ayudarán a mostrarte más comprensivo hacia tu novia cuando ella tenga los síntomas del síndrome premenstrual.

Evita los conflictos

  1. Evalúa el tiempo y márcalo en tu calendario. Calcula el tiempo del mes en el que crees que ella estará a punto de comenzar su ciclo. Haz la marca en un calendario que al cual ella no tenga acceso, para que puedas ser más paciente con ella esos días del mes. Hay muchas apps en iPhone y Android que te pueden ayudar a llevar cuenta de su ciclo. Ten en cuenta que muchas mujeres tienen periodos irregulares en caso que no encuentres mucha relación.
  2. Nunca atribuyas su mal humor al hecho de que está a punto de tener su periodo. Inclusive si estás muy seguro de que ella está a punto de tener su periodo, mantén esta información en secreto. Como ella estará muy sensible, pensará que tú estás invalidando su punto de vista solo porque te parece que está con su periodo.
  3. Evita las sorpresas y la información “peligrosa”. Si ya sabes que va a estar con el humor un poco afectado, no hables de temas conflictivos ni trates de retomar alguna vieja pelea o recordarle algún defecto que aún no puede cambiar. Espera a que la ocasión se propicia en la cual ella pueda darle toda la atención necesaria.
  4. Evita preguntas “peligrosas”. “¿Esta blusa me hace ver gorda?” o algo similar puede ser difícil de responder, inclusive en los mejores momentos de la relación. Casi cualquier respuesta puede desencadenar un desastre cuando ella está en los días previos a la menstruación. Evita estas preguntas de cualquier manera si sabes que está en esos días.

Alivia la carga

  1. Reduce las actividades sociales. La sensación de hinchazón y dolor no es lo mejor que te puede pasar cuando tienes que compartir con otras personas. Pregúntale si es que ella está de humor para salir o también si llevarás a tus amigos a casa. Pon atención especial en los eventos que signifiquen vestirse con traje o tengan que ver con alguna actividad física.
  2. Ayuda con alguna de sus tareas. Si la lista de cosas que ella tiene que hacer es un poco más de lo que crees que ella pueda hacer, dale una mano. No por el hecho de que ella no pueda hacerlo, si no porque le gustará que tú estés ahí para darle una mano aunque no lo necesite. También es posible que debido a las molestias, ella no pueda hacerlo. Esto es especialmente importante si tú no estás haciendo nada relacionado con la casa.
  3. Cuida los comentarios sobre las dietas y otras cosas que ella “debe” hacer. Si ves que ella devoró una pizza completa, cállate y ofrece salir a pasear por un rato. Es probable que tenga hambre debido a los cambios hormonales y que no pueda resistir la tentación. Puedes colocar comida más saludable en el refrigerador para probar suerte, pero no te preocupes mucho si ni la mira. Evita comentarios acerca de las amigas que no llamó o la reunión a la que no fue para no tener una tormenta dentro de casa.

Apóyala

  1. Sé paciente. Lidiar con alguien que tiene la mecha corta puede ser cansador. Si ella pierde el control y te dice algo hiriente, trata de no responder y controlar tu temperamento. Es más probable que tú tengas la fuerza de voluntad para hacerlo y no ganarás nada tratando de “razonar”. Recuerda que ella no es así y que esta situación es solamente temporal.
  2. Deja de tomar las cosas de manera personal. Durante este tiempo puedes jugar a lo seguro y arreglarte con la frase “sí, entiendo”. Ten en cuenta que es muy difícil que ella esté buscando tener una riña personal contigo.
  3. Usa la empatía. Acuérdate de cuando los cambios en tu cuerpo por alguna enfermedad te pusieron de mal humor. Acuérdate de cuando no dormiste lo suficiente y te pusiste nervioso como resultado de la falta del sueño. Colocate en sus zapatos, pues ella no solamente está teniendo un mal rato de forma física, sino que también sus hormonas le están jugando un mal rato y hacen que sea difícil para ella ver lo que quiere o cómo se siente. Acuérdate de cuando la testosterona te jugó una mala pasada. La testosterona hace que los hombres se vuelvan agresivos y lleguen a hacer cosas que no harían en otras condiciones. Esto es más o menos lo que ocurre con ella.
  4. Evita aceptar comportamiento inmaduro. El hecho de que ella esté emocional no significa que debas aceptar todo lo que ella hace. Si ella insiste en tener esta clase de actitudes, calmadamente, trata de poner límites.

Consejos

  • Prepárate para tener reacciones extremas en ambas direcciones. Si eres agradable con ella, entonces puede que ella cuestione las razones de tus intentos o simplemente no notarlos, como también puede ponerse a llorar y abrazarte.
  • Si bien algunas mujeres no gustan de tener intimidad durante esos días, algunas pueden querer tener relaciones más de lo habitual, especialmente si las hace sentir mejor física y emocionalmente. Si no te sientes muy a gusto teniendo relaciones durante su periodo, puedes optar por darle un masaje en su espalda o en los pies.
  • Si tu novia o esposa es especialmente sensitiva durante estos días, puede ser muy útil llevar cuenta de cuando viene su periodo para empezar un poco antes y que no te agarre desprevenido.
  • Si conoces que no está en su ciclo y ves que ella está muy emocional, puede que existan otras razones. Algunas mujeres sufren de calambres cuando están ovulando o cuando el óvulo se implata en el útero. También puede que tenga otra clase de dolor no relacionado con la mesntruación.
  • Muchas mujeres encuentran alivio cuando toman analgésicos diseñados para los dolores premenstruales. Puedes ganarte un punto a tu favor si los tienes o si no tienes ningún problema en ir a traerlos.
  • El chocolate negro o el café también pueden proveer algo de alivio. Si bien no hay evidencia científica que apoye la ingesta de los mismos, ella verá como un gesto agradable que tú te preocupes por ella y que hayas preparado algo.

Advertencias

  • Evita a toda costa de echar la culpa a los problemas que puedas tener en tu relación al síndrome pre menstrual. Esto solo ocurre algunos días al mes. Si ves que ella no responde bien a ti, es muy probable que el problema tenga que ver con otras cosas diferentes al SPM.
  • Si tu novia te trata mal todo el tiempo, es responsabilidad tuya observar que el síndrome premenstrual no tiene nada que ver con las decisiones que ella toma.
  • Ten en cuenta que las emociones que ella siente en este momento son amplificadas porque ella está en estos días y no significa que no existan en realidad.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página