Cómo prevenir la caída del cabello

La caída del cabello tiene varias causas posibles que incluyen la dieta, la deficiencia mineral, los medicamentos, una enfermedad o el estrés grave y la genética. Hasta un tercio de la población sufre de caída del cabello y de ese tercio, miles son mujeres. No existe ninguna garantía de que puedas prevenir la caída del cabello programada genéticamente ni la caída del cabello causada por factores que no estén dentro de tu control. Sin embargo, puedes hacer lo mejor por tu cabello en todas las etapas para darle la mejor oportunidad de permanecer en óptimas condiciones y no deje tu cabeza antes de lo que necesita.

Evita dañar tu cabello

  1. Limita el uso del secador de cabello. El calor debilita las proteínas del cabello. Calentarlo y secarlo constantemente puede generar sensibilidad y fragilidad, que pueden causar la caída del cabello que de otra forma no ocurriría. El secado natural es lo mejor para el cabello, así que trata de secarlo de forma natural con más frecuencia que secarlo con calor.
    • Otros dispositivos que calientan el cabello como los rizadores calientes, los cepillos calientes y las planchas para el cabello, también pueden tener este efecto.
    • Si usas las herramientas térmicas, debes tener cuidado; ¡porque el cuero cabelludo quemado puede dañar permanentemente los folículos pilosos!
  2. Evita las permanentes. Hacerse la permanente se refiere al alisado o al rizado químico, ambos pueden dañar el cabello. Esta trabaja específicamente al romper los lazos internos del cabello y después reformarlo de una manera diferente para alisarlo o rizarlo. Esto debilita el cabello, al hacerlo opaco, seco y quebradizo. Con el tiempo, el cabello quebradizo y seco puede contribuir a la caída del cabello.
  3. Reduce el uso de tintes y químicos. El uso frecuente de productos químicos que tiñen el cabello aumenta las probabilidades de dañar el cabello gravemente. Nunca tiñas tu cabello con más frecuencia que cada 4 a 6 semanas. Si lo tiñes, es una buena idea usar un acondicionador después de lavarlo con champú. Cuando encanezca, es mejor para el cabello dejarlo encanecer que teñirlo.
  4. No decolores tu cabello. Decolorarlo elimina el pigmento natural cuando los productos químicos penetran las cutículas. Al hacerlo, cambias la estructura de tu cabello y lo haces más propenso al daño. Lo debilitas, por lo que decolorar el cabello sumado a secarlo con un secador y peinarlo realmente puede dañarlo.
  5. No hales tu cabello con mucha fuerza. Algunos peinados que requieran que hales fuertemente tu cabello y que uses elásticos u horquillas pueden ser una causa de la caída del cabello si los realizas a diario. Por ejemplo, las colas de caballo apretadas, las trenzas apretadas, las trenzas africanas cosidas y las trenzas en general pueden producir una caída significativa de cabello cuando se hacen todos los días. Enrollar tu cabello firmemente en rulos, especialmente en rulos térmicos, también puede causar que se caiga más.
    • El nombre médico para la caída del cabello debido a peinados que están demasiado apretados se denomina "alopecia de tracción" y ¡es completamente prevenible como una causa en sí misma!

Cuida tu cabello de forma activa

  1. Lávate el cabello con regularidad con un champú suave. Lavar el cabello ayuda a prevenir su caída, ya que mantiene limpio el cabello y el cuero cabelludo (y así se previene las posibilidades de infección que podría causar la caída del cabello). Siempre que uses un champú suave, el cabello limpio dará la impresión de tener más volumen que el cabello sucio, que suele quedar más plano y más separado que el cabello limpio.
  2. Elige un champú adecuado para tu tipo de cabello. Conseguir un buen champú realmente te ayudará a tener una cabellera más sana, así que tómate un tiempo para encontrar el que se adapte a tu tipo de cabello. Considera si tienes un cabello seco, fino, normal o graso, y prueba algunos de diferente tipo para encontrar el que funcione. Si tienes caspa o el cabello teñido, consigue un champú destinado específicamente para ello.
    • Los champús y los acondicionadores enriquecidos en proteínas que incrementan el volumen hacen el cabello más liso y grueso temporalmente porque llenan los vacíos en el tallo piloso, pero no restauran el cabello dañado.
  3. Mira los ingredientes para encontrar un champú suave. Usar un champú suave puede ayudarte a mantener un cuero cabelludo y una cabellera sanos. Revisar los ingredientes en el champú puede darte una buena idea de si es suave o no. Evita cualquier cosa con sulfato o sulfonato. En su lugar, busca que el isetionato o el glucósido sea el primer ingrediente después del agua.
    • Los ingredientes comunes que contribuyen a un champú suave incluyen los sulfosuccinatos, los sultaines y los anfodiacetatos.
    • Las siliconas, los policuaternios y el “guar” pueden ser buenos ingredientes para los acondicionadores.
  4. Usa un buen cepillo. La forma en la que cepillas tu cabello puede tener un gran impacto en su estado. Escoge un cepillo suave hecho de fibras naturales, y no cepilles desde arriba hacia abajo, sino desde la parte inferior hacia afuera. Sé lo más delicado posible y no jales el cabello muy fuerte.
    • Es mejor no cepillar el cabello cuando está mojado, en su lugar usa un peine.
  5. Prueba con un masaje en el cuero cabelludo. Un masaje en el cuero cabelludo con aceite de huevo aumentará el flujo sanguíneo hacia la superficie de la piel en la cabeza y los folículos pilosos. Frotar y masajear el cuero cabelludo calienta la piel y estimula la circulación, de forma que las células en los folículos obtienen muchos nutrientes, lo que a su vez maximiza el crecimiento potencial del cabello.
    • Un masaje en el cuero cabelludo también te relaja, lo que ayudará a la función general de tu cuerpo.
  6. Si estás preocupado, realiza una prueba de adelgazamiento a tu cabello. La prueba para saber si sufres o no de caída del cabello se puede realizar al usar lo que se denomina como la "prueba del tirón". Toma un mechón pequeño de cabello, alrededor de 20 a 30 cabellos, y sostenlo entre tu dedo pulgar y tu dedo índice. Jala despacio pero con firmeza, si más de seis cabellos salen al mismo tiempo, quizás tengas un problema de caída del cabello..
    • Esta no es una prueba infalible, así que asegúrate de visitar a tu médico o tricólogo si crees que pierdes más cabello de lo normal, recuerda que perdemos mucho cabello cada día de forma natural.

Come bien para tener un cabello sano

  1. Ten una dieta balanceada y saludable. Las respuestas nutricionales para prevenir la caída del cabello son simples enfoques de sentido común para mantener tanto a ti como a tu cabello y cuero cabelludo sanos. Es más probable que un cuerpo saludable tenga un cabello sano que uno malsano. Además, es posible que una dieta saludable llena de verduras y frutas aminore la caída del cabello. Existen algunas vitaminas y minerales que pueden ser muy útiles en estimular el cabello sano y así prevenir su caída.
  2. Consume mucho hierro. El hierro es un mineral esencial que se conoce como hierro hemo en las fuentes de alimentos de origen animal y como no hemo en fuentes de origen vegetal. Muy poco hierro puede producir anemia, lo que altera el suministro de nutrientes a los folículos, y quizás aumente la caída del cabello. Para evitarla, asegúrate de hacer que los alimentos ricos en hierro sean elementos regulares en tu dieta.
    • La carne roja, el pollo y el pescado son buenas fuentes de hierro.
    • También lo son las verduras verdes como el brócoli, la espinaca y la col rizada.
  3. Come las proteínas necesarias. Las proteínas son esenciales para un cabello fuerte. Una deficiencia en proteínas puede producir un cabello seco y débil, y la caída del cabello a la larga. La proteína adecuada puede ayudar a proporcionar los aminoácidos que fortalecen el cabello. A menudo se incluye en champús, pero es la proteína de tu dieta la que realmente ayudará a mejorar la condición de tu cabello y evitará su caída.
    • Obtén proteínas al comer mariscos, carne de ave, leche, queso, yogur, huevos, frijoles, filete de cerdo, soya, carne de res magra y barras de proteínas.
    • Los veganos, las personas que no consumen lácteos y otros pueden obtener buenas proteínas que no sean de origen animal de los siguientes alimentos: tempeh, tofu, pan integral, mantequilla de maní, arroz, lentejas, quinua, frutos secos, seitán, frijoles y brócoli.
  4. Consume vitamina C. Los alimentos con mucha vitamina C ayudan en la buena absorción del hierro, así que trata de combinar los alimentos ricos en hierro con aquellos ricos en vitamina C para sacar el máximo de hierro. La vitamina C también ayuda con la producción de colágeno del cuerpo, lo que a su vez fortalece los capilares que suministran a los tallos del cabello. Algunas buenas fuentes de vitamina C incluyen las siguientes:
    • Las frutas cítricas, las verduras de hoja verde, la ensalada, las papas al horno y los tomates
    • Las moras azules, las zarzamoras y las fresas también son buenas fuentes.
  5. Asegúrate de consumir los ácidos grasos de omega 3 necesarios. Estas grasas mantienen el cabello sano y tienen el rol de evitar que el cabello se seque y se vuelva quebradizo. Estos se encuentran en las células que cubren el cuero cabelludo; además, ayudan a mantener hidratados tu cabello y cuero cabelludo. Estos son grasas importantes que el cuerpo no puede producir por sí mismo, pero tiene que obtener a través de la dieta.
    • Incluye mucho pescado graso en tu dieta como el atún, el salmón y la caballa.
    • También puedes obtener estos ácidos a través de las semillas y los frutos secos, particularmente de la linaza, las semillas de calabaza y las nueces.
  6. Come alimentos ricos en biotina. La biotina es una vitamina B que es soluble en agua. Es de particular importancia para el cabello, ya que una deficiencia puede causar que este se vuelva quebradizo y podría acelerar la caída del cabello. Algunas buenas fuentes de biotina incluyen los granos enteros, el hígado, la clara de huevo, la harina de soya, las nueces y la levadura.
    • Los granos enteros también son una buena fuente de zinc. Un déficit de zinc puede contribuir a un cuero cabello seco y con comezón, así como a la caída del cabello.
  7. Considera tomar suplementos. Habla con un médico primero; sin embargo, quizá te gustaría considerar el uso de suplementos para prevenir la caída del cabello. Los tipos de suplementos sobre los cuales preguntar incluyen la biotina, el inositol, el hierro, la vitamina C y la palma enana americana.
  8. Conoce lo que no debes comer. Además de saber lo que es bueno consumir, también es mejor saber lo que debes evitar. Las reglas básicas de una dieta sana y equilibrada siempre se aplican, pero existen algunas cosas particulares que pueden contribuir a la caída del cabello. Se ha citado al edulcorante artificial, el aspartamo, como una causa del adelgazamiento y la caída del cabello. Los aditivos alimentarios también pueden tener un efecto negativo.
    • Las dietas líquidas muy bajas en calorías reducen tu energía de forma importante, y dichas dietas pueden causar la caída del cabello.
    • Las claras de huevo crudas contienen una sustancia que se une a la biotina, lo que impide su absorción.

Busca ayuda médica para la caída del cabello

  1. Conoce cuándo visitar al médico. Es importante saber en qué momento la caída del cabello puede ser un síntoma de un problema médico más grave, en cuyo caso debes consultar a un médico tan pronto como sea posible. Comunícate con un médico si pierdes cabello en un patrón inusual o rápidamente a una edad temprana, como en la adolescencia o en los veinte. Otros síntomas que debes tener en cuenta son los siguientes:
    • Dolor y comezón con caída del cabello, o un cuero cabelludo rojo y escamoso
    • Presencia de espacios sin pelo en la barba o en las cejas
    • En el caso de las mujeres, presentar un patrón masculino de calvicie o un ciclo menstrual anormal
    • Aumento de peso, sufrir fatiga, debilidad muscular o intolerancia a las temperaturas frías
  2. Prepárate para la cita. Antes de ir a tu cita, es una buena idea pensar en los síntomas que experimentas para que los puedas describir de forma clara al médico. Considera el momento en que experimentaste por primera vez la caída del cabello, y si ha sido ocasional o continua. También pregúntate lo siguiente:
    • ¿Has notado algún retraso en el crecimiento del cabello, se quiebra o se desfibra?
    • ¿Alguien en tu familia directa ha experimentado caída del cabello?
    • ¿Tomas algún medicamento o suplemento?
  3. Conoce los tratamientos para hombres. La calvicie de patrón hereditario es la causa más común de la caída del cabello. En los hombres, se caracteriza por un retroceso de la línea del cabello que crea una forma parecida a una "M". Aunque no es una enfermedad y se basa en los genes, existen tratamientos que tu médico te puede recetar. Los dos medicamentos que se usan con más frecuencia son los siguientes:
    • El minoxidil (Rogaine) es una solución que se aplica al cuero cabelludo para estimular los folículos pilosos.
    • La finasterida (Propecia, Proscar) es una píldora que interfiere con la producción de una forma de testosterona que se vincula a la calvicie.
  4. Conoce los tratamientos para las mujeres. Alrededor de un tercio de las mujeres experimenta la caída del cabello. Hasta dos tercios de las mujeres menopáusicas experimentan adelgazamiento del cabello o parches de calvicie. Las mujeres rara vez sufren un retroceso de la línea de cabello; sin embargo, un adelgazamiento en la línea de separación se convierte en un aumento difuso de cabello en la parte superior de la cabeza. Algunos de los medicamentos más comunes para la caída del cabello de patrón femenino incluyen los siguientes:
    • El minoxidil (Rogaine) se aplica por vía tópica y con masajes en el cuero cabelludo.
    • Los antiandrógenos son fármacos que bloquean los receptores, que se recetan muy rara vez.
    • Los suplementos de hierro se recetan para algunas mujeres, especialmente para las vegetarianas, las que tienen antecedentes de anemia, o a las que tienen un sangrado menstrual abundante.

Consejos

  • Evita exponer tu cabello de forma excesiva a la luz solar.
  • Evita las herramientas térmicas para peinar del cabello, ya que lo dañan y pueden originar puntas abiertas, lo que lleva a que se quiebre.
  • Duerme con el cabello trenzado en lugar de mantenerlo suelto. No lo halarás tanto cuando te sacudas y des la vuelta mientras duermas.
  • Prefiere el acondicionador y el champú suave por encima de cualquier otro tipo; es más suave en el cabello y dará como resultado una mejor condición general. Igualmente, evita los jabones fuertes, especialmente los que contienen desodorante, ya que dañan el cuero cabelludo.
  • Evita los geles para peinados y otros productos similares, ya que estos suelen acelerar la caída del cabello, que se quiebre y el desgaste diario.
  • Las enfermedades y tomar antibióticos pueden dar como resultado la caída del cabello, por lo que mantenerte en una buena condición física te permitirá contrarrestar el efecto que estos tengan en tu cabello.
  • Los seres humanos perdemos de 100 a 200 cabellos a diario. Muchos de los cabellos en realidad no se caen hasta que tomas una ducha, un baño, etc. No debes preocuparte por la caída del cabello a menos que veas parches de calvicie en tu cabeza.
  • La enfermedad celíaca puede causar la caída del cabello; habla con el médico si esto te preocupa.
  • Si has estado embarazada, no sientas pánico si presentas alopecia postparto. La caída del cabello como consecuencia del embarazo puede ser aterradora, pero es un resultado natural de los cambios hormonales provocados por el embarazo que cambiaron la calidad e incluso el grosor del cabello. La caída del cabello es un signo de que los niveles hormonales vuelven a la normalidad otra vez. El cabello perdido debido a la alopecia postparto generalmente vuelve a crecer dentro de unos meses.

Advertencias

  • La caída del cabello puede ser un signo de mala salud, de falta de nutrientes, mucho antes de los parches de calvicie. Habla con el médico si tienes alguna preocupación, especialmente si tienes una dieta inadecuada, el sistema inmunológico reprimido o te sientes indispuesto en general.

Cosas que necesitarás

  • Dieta saludable
  • Cepillo suave
  • Champú suave
  • Sueño adecuado
  • Ejercicio físico
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página