Cómo comprar maquillaje

Este breve tutorial te ayudará a comprar maquillaje en una tienda por departamentos para que no desperdicies tu tiempo ni el de nadie más. Comprar maquillaje y productos para el cuidado de la piel puede ser difícil, ¡pero sólo si tú lo permites! Infórmate antes de ir.

Pasos

  1. Evalúa tus necesidades. ¿Quieres comenzar un régimen para el cuidado de la piel o quieres aprender sobre maquillaje? ¿Tienes algún interés en especial? Ahorrarás tiempo si sabes esto antes de salir.
  2. Consulta tu presupuesto. ¿Puedes gastar de $1 a $25 para comprar todos los productos que necesitas? Si tienes esa cantidad de dinero, considera ir a una farmacia o a una de las cadenas de supermercados de tu ciudad. Si tienes entre $25 a $75, ve a una tienda por departamento. Si tienes $75 o más, puedes ir a una tienda más costosa como Sephora, Nordstrom, Saks o Neiman Marcus.
  3. Encuentra a alguien que te ayude. Pregunta si trabajan para una línea específica o si pueden ayudarte con otras líneas. Si sólo trabajan con productos para el cuidado de la piel, pregúntales si pueden ayudarte con el maquillaje o pídele alguna recomendación a alguien que maquille.
  4. Haz consultas.
  5. En una consulta sobre el cuidado de la piel te preguntarán sobre tu tipo de piel, preferencias y si tienes algún interés en especial.
  6. En una consulta de maquillaje podrás probarte todos los productos. Dile al experto si sólo usarás maquillaje básico o si deseas usar de todo. Dile qué es lo que quieres aprender.
  7. Aplica los probadores que estén en el mostrador sobre tu mano. De esta manera sabrás si te gusta o no la textura, el aroma, el color, etc.
  8. Si te gusta lo que te recomendaron o lo que te aplicaste, pide muestras. Generalmente, una muestra es más pequeña y viene en un pequeño empaque sellado que tiene la cantidad suficiente para que lo uses por lo menos una vez.
  9. Si te gustó el producto después de usar la muestra en la tienda o en casa, ¡cómpralo!
  10. Familiarízate con las políticas de devolución de la tienda. No trates de devolver los productos en una sucursal diferente a pesar de que vendan los mismos productos.
  11. Usa tus productos nuevos como te recomendaron y disfrútalos.

Consejos

  • Si viste un nuevo producto en una revista, anota el nombre.
  • Encuentra un maquillador con quien puedas entenderte. Si acudes a alguien que usa maquillaje en todo el rostro y a ti sólo te gusta usar lo básico, probablemente no obtengas la ayuda que estás buscando.
  • No dudes en preguntarle a la persona que te ayudó si no recuerdas cómo o por qué estás usando algún producto.
  • No le digas a nadie que detestas todos los productos de su línea. Si no has tenido una experiencia positiva, no significa que los demás tampoco. Si decides compartir tu experiencia negativa, hazlo de una manera constructiva.
  • Dale tiempo para que funcionen los productos para el cuidado de la piel, especialmente si brindan beneficios de tratamiento. Puede tomar un mes para que las nuevas células de la piel lleguen a la superficie y demuestren lo bien que funcionan los productos que estás usando.
  • Si decides ir a una farmacia o a un supermercado, no encontrarás un especialista para que te ayude. Familiarízate con los compuestos y conoce el tipo de piel que tienes.
  • No compres de inmediato todos los productos que te recomienden. Si decides comprar alguno, lávate la cara, tonifícala, huméctala y pide una muestra del exfoliante, máscara o serum. Si vas a comprar maquillaje, compra lo básico y luego regresa por el delineador o rubor brillante. Aparte de los productos básicos para la piel y el maquillaje, agrega un producto a la vez. Esto puede ayudar a localizar algún tipo de reacción o qué es lo que está funcionando bien, y de esta manera evitas el arrepentimiento.
    • Esto permite crear una relación con la persona que te ayudó. Regístrate y hazle saber qué producto funcionó bien. Son más generosos con sus clientes regulares que con las personas que creen que no volverán a ver. Puede que te den una muestra de lujo como agradecimiento por ser cliente regular.

Advertencias

  • Si quieres tener una consulta en un centro de maquillaje, pero no quieres comprar nada, haz consultas breves. No hay ningún problema con hacer preguntas y aprender sobre los productos, pero comprende que es el trabajo de otra persona y que los evalúan por su desempeño como en cualquier otro trabajo. No es una fábrica gratuita de maquillaje; ellos están ahí para ayudarte a encontrar el producto correcto, pero no para ayudarte a alistarte para tu fiesta (a menos que compres algunos productos).
  • Si compras productos con beneficios de tratamiento (como reafirmantes, antiarrugas, etc.) no esperes que funcionen si no los usas regularmente como es recomendado.
  • Las personas que trabajan en esta industria se conocen entre ellos. Por lo tanto, si eres conocido por tener una mala actitud, pides cantidades exorbitantes de muestras o tratas mal a alguien, no podrás recibir productos adicionales ni servicios de nadie.
  • No seas codiciosa con las muestras. Una muestra es suficiente para saber si tienes algún tipo de alergia al producto y si te gusta lo suficiente como para comprarlo. No es para que te regalen montones de muestras y jamás tengas que comprar el producto, ni tampoco para que los uses cuando vayas de viaje. Para eso existen las versiones pequeñas.
    • Generalmente, las compañías de maquillaje hacen muestras de base, cremas hidratantes, limpiadores faciales y tónicos. No hacen muestras de labiales, sombras, ni de ningún tipo de brochas o productos que sean muy pequeños como correctores o bálsamos labiales. Además, las políticas de cada tienda varían, algunas pueden hacer muestras de los probadores que tienen y algunas no compran ese tipo de productos para que sus empleados no hagan muestras.
    • Existen las muestras de lujo que son mucho más grandes que las normales. Muy pocas compañías hacen este tipo de muestras, así que siéntete especial si obtienes una.
  • Asegúrate de que estás usando el probador antes de aplicarte el producto, ya sea en la cara o en la mano, puesto que se ha sorprendido a gente usando accidentalmente el producto nuevo.
  • Cuando compras maquillaje vas a querer usarlo inmediatamente. No está mal, pero asegúrate de cerrar bien la tapa de tu producto. Si no lo cierras bien, le entrará aire y el producto se secará.
  • Sé amable con la persona que te ayuda. Si eres grosero o condescendiente, es probable que obtengas lo mínimo.
  • Si te dan un regalo por tu compra, no pidas que te den uno más. Es un agradecimiento y te lo están regalando.
  • La mayoría de personas colocan sus dedos en los probadores del maquillaje. Por eso, por razones higiénicas, no sería bueno que lo apliques en tu cara.
  • Nunca respondas las preguntas con evasivas como “no sé, dime tú”. Nadie podrá ayudarte si no le das información.
  • Nadie te leerá la mente, no esperes que lo hagan. Sé honesta con tus respuestas y haz preguntas específicas.

Cosas que necesitarás

  • Tiempo para buscar, preguntar y escuchar a la persona que te está ayudando.
  • La tarjeta de presentación de la persona que te ayudó.
  • ¡Una actitud positiva! Se supone que debes divertirte y sentirte bien.
  • Dinero o tarjeta de débito o crédito.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página