Cómo cultivar fresas dentro de tu casa

Cultiva fresas dentro de tu casa y en cualquier temporada para protegerlas del frío y poder abastecerte de esta fruta deliciosa y fresca durante todo el año. A continuación, te indicaremos el procedimiento simple que debes seguir.

Obtener semillas de fresas

  1. Escoge una o dos fresas que estén frescas. Debes asegurarte de que estén maduras pero no demasiado blandas.
  2. Presiona la punta de un mondadientes debajo de una de las semillas que se encuentran en la cáscara de la fresa. Luego, da un golpe rápido para sacar la semilla, ya que estas se mueven rápido. Asimismo, si las presionas para sacarlas, solo conseguirás cavar un agujero en la fresa.
  3. Sigue sacando las semillas y ponlas en un plato. Recolecta la cantidad de semillas que creas conveniente. Trata de recolectar una buena cantidad (aproximadamente de 20 a 30 semillas) para asegurarte de que al menos una dé frutos.

Cultivar las semillas de la fresa

  1. Llena un jarro, frasco u otro recipiente con la tierra adecuada para sembrar fresas.
  2. Moja el mondadientes en agua. Este debe estar húmedo pero no empapado. Toma la punta del mondadientes y pincha un par de semillas. Estas se quedarán pegadas al mondadientes sin caerse.
  3. Cuando ya se hayan pegado alrededor de cinco a siete semillas, coloca el mondadientes sobre el frasco lleno de tierra. Golpea la cabeza del mondadientes (no de las semillas) con tu dedo medio o índice. Las semillas de la fresa caerán y se dispersarán en el frasco.
    • No empujes las semillas hacia abajo.
  4. Repite este procedimiento varias veces hasta que todas las semillas caigan en el frasco o recipiente lleno de tierra.

Ayudar a que las semillas germinen

  1. Llena una taza con un tercio de agua y añade dos tercios de peróxido de hidrógeno.
  2. Revuelve la mezcla e inserta el mondadientes en esta solución. Luego echa algunas gotas de esta solución sobre las semillas. De esta manera, podrán comenzar a germinar, puesto que el peróxido de hidrógeno es un oxidante natural.
    • Toma nota de lo siguiente: no es necesario que hagas esto todos los días. Puedes hacerlo cada dos días hasta que las semillas germinen. Después que suceda esto, solo necesitas hacerlo una vez a la semana.
  3. Riega la tierra con cuidado. Si riegas demasiado las semillas, estas se ahogarán y se volverán mohosas. La tierra debe mantenerse húmeda pero no mojada. Puedes regar aproximadamente una o dos veces por semana.
  4. Coloca el frasco en un lugar tibio donde las semillas puedan recibir la luz del sol para que germinen.
  5. Espera hasta que las semillas germinen. Estas germinarán en unos cuantos días. Si crecen bastantes plantas, puedes trasladarlas a macetas diferentes luego de algunas semanas.
  6. Sigue cuidando de las fresas. Cuando las plantas hayan crecido lo suficiente, se comenzará a formar la fruta y podrás tener algunas fresas deliciosas para comer.

Consejos

  • La fresa se puede cultivar en cualquier época del año dentro de tu casa. Sin embargo, no podrás hacer lo mismo al aire libre. Siempre y cuando coloques las semillas en un lugar tibio y soleado para que germinen, ¡tu planta crecerá bien!
  • Existen tres tipos de fresas: fresas de junio, fresas de producción continua y fresas de día neutro.
  • Si vives en una zona lluviosa como Washington, Oregón o cualquier otro lugar de la región noroeste del Pacífico, ni siquiera intentes volver a cultivar la planta de fresa al aire libre. Esta se ahogará al instante y todo tu trabajo se echará a perder. Debes conservar la planta de fresas dentro de tu casa. De esta forma, también la mantendrás a salvo de los insectos molestos (a menos que haya algunos dentro de tu casa debido a tus otras plantas).
  • Haz un agujero debajo del frasco para que el agua se pueda meter y salir.

Advertencias

  • No cultives las fresas en la tierra que hayas usado hace poco para sembrar tomates, papas, pimientos o berenjenas. Cabe la posibilidad de que la tierra esté infectada de verticilosis.

Cosas que necesitarás

  • 1 fresa mediana o grande
  • 1 mondadientes
  • Peróxido de hidrógeno
  • 2 frascos (uno debe estar lleno con agua y el otro con tierra para sembrar tus fresas)
  • 1 plato descartable
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página