Cómo hacer una exfoliación natural de la piel

Ocasionalmente las exfoliaciones en la piel son perfectas porque nos ayudan a eliminar esas células muertas. Hacer esto mejora la textura de la piel, mientras que al mismo tiempo restaura la elasticidad, reduce el tamaño de los poros y disminuye las líneas de expresión y las arrugas. También puede ayudar a reducir la hiperpigmentación y a estimular la producción de colágeno.

Pasos

  1. Gentilmente calienta un paquete de gelatina natural, el jugo de un limón y el jugo de una naranja. Calienta hasta que la gelatina esté completamente disuelta.
  2. Deja que se enfríe hasta que casi esté lista la gelatina.
  3. Bate una yema de huevo.
  4. Aplica una pequeña capa a la cara y el cuello.
  5. Déjatela durante 20-25 minutos o hasta que se seque.
  6. Enjuaga completamente con agua tibia.
  7. Sécate con una talla limpia dándote palmaditas.
  8. Listo.

Consejos

  • Estas exfoliaciones son más efectivas cuando se aplican gentilmente en una piel limpia, tibia y húmeda.
  • La gelatina tiene un efecto suavizante en la piel. Conforme se seca, ayudará a que la piel se tonifique y se reafirme, mientras que el jugo de limón y el de naranja te ayudarán a exfoliarte, estimular y disminuir la hiperpigmentación. La yema de huevo humecta e hidrata la piel.

Advertencias

  • Ten en mente que si tienes reacciones alérgicas a cualquiera de estos ingredientes, es muy posible que te pueda salir alguna reacción incluso si no estás ingiriendo directamente estos artículos. Esto es porque muchos ingredientes se absorben directamente a través de la piel.
  • Algunos tipos de gelatina no son vegetarianos.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página