Cómo alimentar venados

En algunos lugares, los venados viven cerca de la gente y frecuentan sus propiedades, por lo que muchas personas deciden alimentarlos. Si este es tu caso o si solo quieres saber lo que se siente formar parte de una reserva a pequeña escala, sigue los siguientes pasos para aprender cómo alimentar a un venado. Investiga y toma tus precauciones antes de intentarlo en tu zona.

Alimentar a un venado con la comida correcta

  1. Introduce poco a poco un venado a una nueva dieta. A un venado le puede tomar entre unas 2 y 4 semanas adaptarse a una nueva dieta, así que empieza de forma gradual. Introducir poco a poco nuevos tipos de comida en la dieta del venado ayudará a que su sistema digestivo se adapte. Los venados en general comen vegetación leñosa que se encuentra en los bosques, así que alimentarlos con comida rica en grasas y carbohidratos puede resultar extremadamente dañino.
    • Para introducir nuevos alimentos, empieza por combinar comida suplementaria con la dieta natural del venado. Empieza agregando una pequeña cantidad de comida nueva y poco a poco incorpora más hasta que reemplaces su dieta natural. En invierno, las fuentes de alimento del venado disminuyen bastante (o completamente), así que es recomendable iniciar la transición antes de que empiece el invierno.
  2. Compra mezclas formuladas de alimento para venados. Puedes conseguir estas mezclas en plantas elaboradoras de alimento o tiendas de mascotas. Las mezclas de alimento para venado suelen combinar alfalfa, avena, soya, melaza y varias vitaminas y minerales. Este tipo de comida es la más fácil de digerir para el venado, por lo que resulta ideal como suplemento alimenticio.
  3. Ofrece la comida correcta si no encuentras mezclas formuladas. Ten cuidado al brindar suplementos a los venados, ya que su sistema digestivo es sensible. Si no encuentras mezclas formuladas, la avena es el mejor suplemento para el venado. La avena brinda al venado una mezcla saludable de fibra y carbohidratos sin afectar su sistema digestivo.
    • Los venados comen una gran variedad de frutas y verduras en la naturaleza, como manzanas, uvas, cerezas, peras, zanahorias y guisantes (arvejas) dulces o azucaradas. Por lo tanto, es seguro alimentar al venado con estos alimentos.
    • Las bellotas son otra fuente segura de alimentación.
  4. No alimentes a un venado con maíz. El sistema digestivo del venado es complejo y el maíz es uno de los tipos de alimento más dañinos para esta especie. Desafortunadamente, muchos venados enferman o mueren debido a que muchos amantes de los animales creen que el maíz es bueno para los venados. Cuando un venado empieza a comer de improviso una gran cantidad de maíz, no es capaz de adaptarse a la alta cantidad de carbohidratos y muere.
  5. Corta ramas pequeñas de un árbol para alimentar a un venado. En estado salvaje, los venados comen ramas pequeñas y otras plantas del bosque. Para que el venado cuente con un mayor suministro de comida natural, corta ramitas de un árbol que se encuentren fuera de su alcance. Esta es una de las formas más seguras y naturales de alimentar a un venado durante el año.

Saber cuándo alimentar a un venado

  1. Alimenta a un venado durante los meses de invierno. La dieta natural de un venado se basa en plantas leñosas, las cuales escasean durante el invierno. Debido a esto, mucha gente elige alimentar a un venado. Si decides hacerlo durante la temporada de invierno, asegúrate de ofrecer el tipo de comida correcto y de introducir la nueva dieta poco a poco.
    • Introduce comida lentamente para que no haga daño al venado. Combina alimento suplementario con su dieta natural de plantas leñosas. Esta combinación con su dieta natural facilitará la transición de su sistema digestivo.
    • Coloca comederos o abrevaderos en tu patio. Coloca comederos o abrevaderos lo más lejos posible de tu casa.
    • Si cuentas con los medios disponibles, mantén los comederos o abrevaderos llenos todo el tiempo. Si no es así, establece un horario fijo para las comidas. El venado se acostumbrará a comer tu comida, así que mantén un horario de alimentación regular. Algunos horarios de alimentación adecuados son temprano por la mañana o cuando se pone el sol.
  2. Brinda comida suplementaria al venado durante todo el año. Muchas personas eligen alimentar venados solo durante los meses de invierno, ya que su alimento natural escasea más durante esa estación. Pero si cuentas con los medios necesarios, brinda alimento suplementario durante todo el año. De esta manera, el venado se adaptará a la comida suplementaria sin que esto afecte de golpe su sistema digestivo. Asimismo, el venado aprenderá a combinar el alimento suplementario con su dieta natural.
  3. No dejes de alimentar al venado de improviso. Cuando un venado es alimentado por un humano, este puede volverse dependiente con facilidad y dejar de alimentarse naturalmente. Si alimentas a un venado y de pronto dejas de hacerlo (incluso si solo te quedaste sin comida temporalmente), el animal permanecerá hambriento o empezará a molestarte por más comida.
    • Si vas a dejar de alimentar a un venado, hazlo paulatinamente para que empiece a buscar comida por su cuenta nuevamente. Deja de llevar alimento poco a poco y no de improviso.

Alimentar a un venado en los lugares adecuados

  1. Verifica si es legal alimentar animales salvajes en donde vives. La alimentación de animales silvestres por lo general está regulada por normas locales y comisiones para la vida silvestre. Estas normas varían dependiendo del lugar. En algunos lugares te permitirán alimentar venados durante ciertas fechas y estará prohibido durante otras. Verifica en línea para saber las leyes de tu localidad. A veces, incluso puedes encontrar información sobre la cantidad de alimento que puedes ofrecer a un venado.
  2. Busca un lugar donde los venados se alimenten. Muchas organizaciones para la vida silvestre establecen puntos de alimentación para venados. Estos son espacios públicos donde los venados se alimentan. Puedes llevar comida a estos lugares y ayudar a alimentar a los venados sin asumir la responsabilidad de hacerlo en tu propio patio. Estas organizaciones en general saben los tiempos correctos de alimentación para los venados y la cantidad correcta de comida que deben ofrecer.
  3. Alimenta a un venado en tu propiedad. Si planeas alimentar a un venado en tu propiedad, asegúrate de brindarle la comida correcta y en las cantidades adecuadas. Coloca comederos o abrevaderos lo más lejos posible de tu casa para que el venado no se acerque.
    • Un venado solo come entre 1,4 y 1,8 kg (3 y 4 libras) al día.
    • No interactúes con el venado, ya que podría perder el miedo a los humanos y volverse una presa más fácil.

Mejorar el hábitat natural de un venado

  1. Considera plantar árboles para alimentar a un venado. Esta es una forma más natural de alimentar a un venado y a la vez reducir el tiempo de mantenimiento diario que debes dedicar a tu proyecto de alimentación. ¡También ayudarás al medio ambiente! Los manzanos, arces y álamos son excelentes opciones para un venado, así que considera plantar alguna de estas especies en tu propiedad.
  2. Ponte en contacto con tu agencia de supervisión de la vida silvestre de tu localidad. Este contacto te permitirá ayudar a los venados y otras especies locales de la mejor forma posible. Tratar con profesionales resulta genial para marcar la diferencia y ayudar de verdad a los animales a largo plazo.
  3. Permite la entrada de cazadores si vives en una zona donde se permite la caza. Si en tu zona se permite la caza, deja que los cazadores ingresen durante la temporada permitida. Muchas áreas rurales están sobrepobladas de venados, motivo por el cual hay períodos de escasez de alimento. La cacería mantiene el equilibrio de las poblaciones de venados y minimiza los impactos negativos sobre su hábitat. Asimismo, evita inconvenientes con los granjeros, residentes y conductores de vehículos.

Advertencias

  • Hacer que un venado pierda el miedo a los humanos puede ponerlo en peligro.
  • Los venados a menudo portan garrapatas que provocan la enfermedad de Lyme, así que siempre revísate bien después de visitar un área frecuentada por estos animales.
  • Dejar que los venados se alimenten cerca de tu casa puede provocar daños en tu jardín o huerto.
  • Alimentar venados puede resultar perjudicial para los instintos naturales del animal y puede crear espacios antinaturales y dañinos. Habla con tu organización para la vida silvestre local antes de decidir alimentar a un venado.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página