Cómo estilizar el cabello rizado

Independientemente de que adores u odies tus rizos, una ventaja indiscutible que presenta tu tipo de cabello es que aguanta los peinados mucho mejor que el cabello fino y sedoso. La clave para trabajar con el cabello rizado está en encontrar peinados con los que puedas sacarle partido a su volumen y su textura naturales, en lugar de intentar minimizar estas características. Si estás cansada de tu peinado habitual, hay muchas opciones sencillas y bonitas que funcionan con distintos largos de cabello y tipos de rizo.

Peinar el cabello largo y suelto

  1. Utiliza una cinta para el cabello. Las cintas para el cabello hacen maravillas en el cabello corto, largo y las medias melenas. La forma clásica de llevar una cinta consiste en retirar el cabello hacia atrás, apartándolo del rostro, pero también puedes colocarla rodeando la cabeza y sujetando también el flequillo (si tienes). Utiliza espuma o gel fijador para mantener la forma de tus rizos..
    • Experimenta con distintos tipos de cintas para el cabello: finas y con purpurina, anchas y llamativas, con lazos, flores, colores, de lana, ganchillo, etc.
    • Una cinta para el cabello también puede ser un accesorio perfecto para muchos recogidos, como el moño alto o la coleta de método 2.
  2. Cepíllate el cabello hacia atrás. Para lograr un estilo más formal, o un peinado para salir por la noche, esta es una opción estupenda. Cepíllate la parte superior delantera del cabello hacia atrás, asegurándote de que no quede demasiado alisado. Después, cepíllate los lados apartándolos del rostro y échate laca.Para decorar tu peinado, ponte una horquilla bonita a un lado.
    • Insistimos en que la espuma y el gel fijador son muy eficaces para mantener los rizos elásticos y manejables. Como alternativa, puedes aplicarte un poco de cera de peinado para mantener los rizos suaves y definidos.
  3. Hazte media coleta o un semi-recogido. Esta es una forma sencilla pero elegante de mantener el cabello apartado del rostro sin dejar de mostrar su longitud. La forma más fácil de hacer este peinado consiste en peinar el cabello hacia atrás con los dedos desde los lados del rostro (y también por arriba si no quieres que se marque la raya) para después asegurar el recogido con un pasador, una pinza o una goma elástica.
    • Puedes hacerte un moño o una trenza con el cabello recogido en la media coleta.
    • Prueba a retorcer los mechones de los lados mientras los recoges para formar bucles y lograr una versión más sofisticada de este peinado.
    • Experimenta haciéndote la raya en el medio o a un lado.
  4. Hazte un semi-recogido con dos trenzas unidas en la coronilla. Dos trenzas laterales unidas en el centro de la coronilla complementarán tus rizos y mantendrán el cabello apartado de tu rostro. Es más, podrás hacerte este romántico peinado en solo un par de minutos.
    • Aparta un mechón de entre 2,5 y 5 cm (de 1 a 2 pulgadas) de grosor por detrás de la oreja izquierda y trénzalo hacia la oreja derecha, por detrás de la cabeza. Asegura la trenza con una goma elástica transparente. Ten en cuenta que si tienes el cabello muy largo, no tendrás que trenzar el mechón hasta las puntas, sino que la trenza tendrá que llegar solo hasta la mitad de la cabeza por detrás.
    • Repite la operación con otro mechón que salga desde detrás de la oreja derecha, dirigiéndolo hacia la oreja izquierda por detrás de la cabeza. Asegura la trenza con una goma elástica transparente.
    • Coloca una de las trenzas por detrás de la cabeza, dirigiéndola hacia la oreja opuesta, y fíjala en el centro con horquillas.
    • Coloca la otra trenza junto a la primera, metiendo el extremo por debajo y fijándola en su sitio con horquillas.
  5. Utiliza accesorios. Un accesorio puede ser el mejor amigo de una chica. Las tiendas de artículos de belleza son lugares estupendos para encontrar bonitos accesorios para el cabello a un precio razonable. Cambiar de pasadores, cintas, horquillas o pinzas puede ayudarte a darle un toque nuevo a tus peinados de siempre.

Hacer recogidos sencillos

  1. Hazte un moño alto rizado. Este sencillo y práctico peinado es perfecto para ir al trabajo o para esos días cálidos en los que quieras mantener el cabello apartado del rostro y el cuello. Sácale partida a tus rizos para crear un moño alto y grande.
    • Hazte una coleta alta. En lugar de utilizar el cepillo, desenreda y peina los rizos con los dedos. Asegura la coleta con una goma elástica para el cabello.
    • Saca la coleta a través de un coletero para moños en forma de rosquilla. El coletero deberá quedar bien asentado en la base de la coleta. Si no tienes un coletero para moños en forma de rosquilla, puedes utilizar un calcetín viejo y limpio: corta la parte de los dedos y enrolla el calcetín sobre sí mismo, dándole forma de rosquilla. El coletero en forma de rosquilla (o el calcetín) actuará como relleno para darle cuerpo y volumen al moño.
    • Inclinando la cabeza hacia delante, abre la coleta cubriendo el coletero en forma de rosquilla o el calcetín y enrolla el cabello alrededor. Asegúrate de cubrir el coletero por completo.
    • Esconde las puntas sueltas de la coleta por dentro del coletero en forma de rosquilla y asegúralas con unas cuantas horquillas. Échate laca si quieres un extra de fijación.
  2. Hazte un recogido con el cabello enrollado en una cinta. Este peinado es increíblemente sencillo, pero suficientemente bonito para poder llevarlo en eventos formales.
    • Ponte una cinta para el cabello alrededor de la cabeza, de forma que quede a unos 2,5 cm (1 pulgada) por detrás de la línea del nacimiento del cabello.
    • Mete el cabello por dentro de la cinta, a la altura de la base de la cabeza, enrollando la cinta por debajo unas cuantas veces hasta que el peinado quede fijado. Añade unas cuantas horquillas para asegurar el peinado en su sitio.
  3. Hazte un recogido trenzado con varios moños. Si quieres hacerte un peinado más sofisticado, este recogido es elegante, fácil de hacer y apto para cabello rizado. La cara queda enmarcada por una trenza holandesa, que se hace cruzando un mechón por debajo del otro (al contrario que la trenza francesa, que se hace cruzando un mechón por encima del otro). A la altura de la base del cráneo, el cabello se une en forma de bucles que quedan fijados en su sitio con horquillas.
    • Hazte la raya al lado, bastante cerca de la oreja.
    • Separa un mechón de 2.5 cm (1 pulgada) de grosor justo donde empieza la raya, y divídelo en tres partes.
    • Empieza a hacer la trenza pasando una sección por debajo de la otra (en lugar de pasarla por encima, como se hace para crear una trenza francesa).
    • Sigue trabajando a lo largo del nacimiento del cabello (hacia la oreja más alejada de la raya), añadiendo pequeños mechones desde la línea del nacimiento del cabello a la trenza conforme vayas avanzando. Sigue hasta que llegues a la oreja.
    • Cuando llegues a la oreja, termina la trenza sin añadir más cabello. Asegúrala con una goma elástica (preferiblemente transparente).
    • Enrolla la trenza formando un moño que quede por detrás de la oreja y asegúralo con horquillas.
    • Para terminar, enrolla los demás mechones de cabello formando pequeños moños alrededor del moño trenzado, utilizando horquillas para asegurarlos. Los mechones deben ser de unos 2,5 cm (1 pulgada) para que los moños resultantes sean aproximadamente del mismo tamaño que el moño trenzado.
  4. Prueba distintos tipos de coletas. Las coletas son un apaño perfecto cuando tienes que mantener el cabello apartado del rostro. Sin embargo, es posible que estés cansada de llevar el mismo peinado un día tras otro. Prueba distintas variantes de este recogido:
    • Hazte una coleta enrollada alrededor de la cabeza. Con el cabello enrollado a los lados y metido por dentro, este peinado clásico es una variante muy elegante.
    • Prueba a hacerte una coleta invertida. Girar la coleta hacia dentro sacándola por el centro es una forma sencilla de actualizar tu peinado.
    • Hazte una coleta francesa, es decir, una cascada de medias coletas unidas en la base de la cabeza.
    • También puedes probar a hacerte tirabuzones en la coleta. Recógete el cabello mojado hacia atrás, divide la coleta en mechones de 2,5 cm (1 pulgada) y enróllalos alrededor del tu dedo. Añade una pizca de gel fijador para definir y asegurar los bucles. Deja que tu cabello se seque de forma natural o utiliza el secador con el difusor.
  5. ¡Hazte trenzas de dos mechones! Estas trenzas son estupendas para el cabello rizado porque para hacerlas solo tienes que enrollar un mechón alrededor de otro, y no aparecerán bultos ni tendrás que separarte el el cabello en secciones como para hacerte una trenza corriente. En dos trenzas, en una sola o en un semi-recogido, este peinado quedará estupendo.

Consejos

  • Si quieres un cambio, prueba a hacerte un corte de cabello diferente con el flequillo rizado o a capas. Solo debes asegurarte de que las capas sean suficientemente largas y pesadas para evitar el efecto bufado.
  • Ten cuidado con los bultos cuando te recojas el cabello en una coleta o un moño. Para evitar los bultos, pon la cabeza hacia abajo y tira del cabello para recogértelo en una coleta.
  • Lávate el cabello solo con la frecuencia necesaria, y aplícate acondicionador también cuando sea necesario. El cabello rizado tiene sus necesidades particulares, así que cuanto mejor lo cuides, mejor aspecto tendrá.
  • Si te gusta peinarte con el cabello seco, evita rehacerte el peinado varias veces, ya que los rizos podrían encresparse y bufarse.
  • Puedes hacerte peinados con el cabello rizado teniéndolo mojado, siempre que tengas cuidado. Ten en cuenta que tu cabello es grueso y rizado, y un recogido puede tardar mucho en secarse.

Advertencias

  • Evita alisarte el cabello de forma regular, ya que este proceso puede causar graves daños debido al uso de herramientas de calor.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página