Cómo disfrutar de la escuela secundaria

Опубликовал Admin
La escuela secundaria puede ser muy difícil para mucha gente. La presión de mantener buenas calificaciones y tener una vida social sana y activa, pueden ser difíciles de manejar al mismo tiempo. Pero es posible. Si haces lo correcto, estos cuatro años pueden producir algunos de los momentos más memorables de tu vida. Así que debes sacar el máximo provecho de tu experiencia en la escuela secundaria, tanto académica como socialmente. No solo te prepararás para tener éxito después de la escuela, sino también crearás amistades que durarán toda la vida.

Descúbrete y sé tú mismo

  1. No te etiquetes tan rápido. Los años de la adolescencia son el inicio de un largo proceso de maduración. Tu forma de ser actual puede no ser igual en unos cuantos años.
    • Mantén la mente abierta a los diferentes tipos de ideas y experiencias sociales.
    • Tus compañeros también están tratando de averiguar quiénes son, así que compréndelos.
  2. Conoce tus preferencias. ¿Cuáles son tus gustos y disgustos? Hay muchísimas formas diferentes de disfrutar de la secundaria. Saber cuáles son tus intereses personales es una parte esencial para lograr tener una experiencia feliz en la secundaria.
    • Conocer tus intereses básicos te ayudará a conectarte con tus compañeros.
  3. Identifica lo que te apasiona. ¿Tienes alguna afición o haces alguna actividad extracurricular? Disfrutar de la secundaria empieza cuando sabes lo que te apasiona.
    • ¿Aspiras a ser actor o actriz? ¿Arquitecto? ¿Músico?
  4. Dedícate a las aficiones y actividades que te gusten. Te sentirás mucho más feliz y más a gusto persiguiendo tus intereses, así que asegúrate de hacer tiempo para realizar actividades extracurriculares que disfrutes.
    • Si solicitas ingreso a la universidad, incluye en la solicitud las actividades que hagas. Esto les da a los comités de admisión una mejor idea de quién eres en verdad.
  5. Conviértete en miembro de un club. La secundaria es un lugar excelente para encontrar personas y clubes que compartan tus intereses. Cuando ya sepas un poco sobre tus gustos, disgustos y lo que te apasiona, puedes desarrollar aún más estos intereses o habilidades en una comunidad más grande.
    • Si en tu escuela no existe un club que se adapte a tus intereses o pasiones, ¡crea uno!
  6. Practica un deporte. No se trata de ganar, sino de pasar un buen rato y hacer un poco de ejercicio. Así que, incluso si nunca te has considerado ser una persona atlética, debes darle una oportunidad al deporte.
    • Si tu escuela tiene una piscina, puedes probar la natación, waterpolo o buceo.
    • El atletismo tiene muchos tipos diferentes de eventos, cada uno con el objetivo de mostrar un conjunto de talentos o habilidades diferentes.
    • Los deportes como el tenis y el bádminton te permiten jugar en parejas. Esta es una forma excelente de conocer gente nueva y socializar.
    • Existen algunas alternativas a los deportes principales: el skateboarding, el snowboard o tabla sobre hielo, o el roller derby.
    • ¡Puede ser que descubras que eres bueno para los deportes!
  7. Aprende algún arte. ¿Te gusta escuchar música? ¿Siempre haces garabatos en clase? La secundaria es un lugar excelente para aprender sobre los diferentes medios y géneros artísticos. También es un buen lugar para intentar hacer algo que siempre te ha interesado o te ha dado curiosidad.
    • Mantén la mente abierta. Puede ser que descubras otro interés o pasión.
    • Dependiendo de tu área, puede ser que existan clubes y organizaciones extracurriculares que se adapten a alguno de tus intereses por las artes.
  8. Mantén un diario. Esta es una forma excelente de llegar a conocerte mejor y te ayudará a reflexionar sobre tus sentimientos propios. A veces, no estás "seguro" de lo que sientes por algo, hasta que dejas pasar un tiempo. ¡Un diario es una forma excelente de llevar un registro de esos momentos!
    • Recuerda que comprenderte es un proceso continuo.
  9. Sé tú mismo persiguiendo los intereses, aficiones, artes o deportes que te hagan feliz, incluso si no son populares entre tus compañeros. Es posible que tengas intereses y aficiones que nadie más comparta; pero también es posible que descubras que tienes mucho en común con casi todos los que conoces. En cualquier caso, busca los intereses, eventos y funciones que disfrutes.
    • Diviértete y no te preocupes por las expectativas de los demás.
    • Trata de no esperar nada de los demás. Al igual que tú, los otros estudiantes de la secundaria tienen sus propios gustos y disgustos.
  10. Expande tus horizontes y prueba cosas nuevas. Esto puede ser muy difícil, sobre todo porque es muy probable que tengas que salir de tu zona de comodidad, pero haz tu mayor esfuerzo para experimentar algo que sea nuevo para ti. Si sabes que no te gusta algo, evítalo, pero si nunca lo has intentado, ¡dale una oportunidad!
    • Escucha diferentes tipos de música.
    • Prueba diferentes tipos de alimentos.

Desarrolla una vida social sana

  1. Acércate a personas nuevas y haz amigos. Aunque esto puede ser difícil e intimidante, tu experiencia en la secundaria será mucho más agradable y memorable si haces el esfuerzo de crear relaciones personales cercanas.
    • Sé amable y ten la mente abierta. Aunque alguien tenga un interés en común contigo, no quiere decir que esa persona sea exactamente igual a ti en todos los sentidos.
    • No te preocupes por ser popular. En lugar de eso, pasa tiempo con las personas que compartan tus intereses y valores.
    • Sé proactivo. Muchas personas son tímidas y tienen demasiado miedo de iniciar una conversación; puede ser que por eso nunca se acerquen a ti.
  2. Diviértete cuando tengas una cita. Si tus padres te permiten tener una cita, pasa un tiempo con la gente que te interese y te haga sentir bien, y que te trate con respeto y amabilidad.
    • Una vez más, mantén la mente abierta.
    • Trata de no tomar las cosas demasiado en serio. Los romances en la adolescencia están llenos de altibajos, así que adopta un enfoque relajado.
    • Las rupturas y los corazones rotos no pueden evitarse. Pero haz tu mayor esfuerzo para manejar el rechazo y no dejes que te haga sentir mal contigo mismo.
    • Cuando se trate de la intimidad física, sigue tu propio ritmo. No es necesario que te apresures para tener relaciones sexuales, pero si lo haces, hazlo de forma segura.
  3. Evita la presión de grupo. No dejes que nadie te presione para hacer actividades que no te hagan sentir cómodo; esto incluye el sexo, las drogas o el alcohol. Y definitivamente, no presiones a los demás para que hagan algo que no quieren hacer. Respeta los límites.
    • No te sentirás bien contigo mismo si haces algo que realmente no quieres hacer.
    • Si alguien te presiona, di “no” con firmeza y repetidamente si fuera necesario. Aléjate de la situación si no respetan tus sentimientos.
    • Habla con un adulto que pueda apoyarte.
    • Ten un amigo de confianza. Será más fácil resistir la presión de grupo si tienes apoyo.
  4. Haz frente a los acosadores. El acoso puede hacer que el tiempo que pases en la escuela secundaria sea un infierno. Si les haces saber a los acosadores que no vas a aguantar ese tipo de trato, por lo regular se solucionará el problema.
    • Trata de evitar al acosador.
    • Ten en cuenta a los otros estudiantes que intimide la misma persona. Pueden ser aliados importantes.
    • Habla con un padre, maestro o consejero si alguien te amenaza con hacerte daño físico, si sientes que estás en peligro, si el acoso se sale de control o si se convierte en algo emocional.

Triunfa en la escuela

  1. Conoce tus responsabilidades diarias y semanales. No podrás hacer la tarea si olvidas cuál es, así que lleva un registro de tu horario de clases, de las fechas importantes y de otros tipos de información importante (horarios de lectura, información de contacto de los integrantes del grupo, etc.).
    • Trata de usar un calendario.
    • Establece conexiones con un amigo o compañero de estudios. Si alguno de los dos se ausenta, el otro puede ayudarle a completar lo que se perdió de la clase.
    • No tengas miedo de contactar al maestro si necesitas cualquier información de la clase. El maestro está ahí para ayudar.
  2. Establece tus prioridades. No siempre tendrás tiempo para dedicarte por completo a cada una de las tareas o proyectos en tu vida, pero asegúrate de que tu éxito académico personal esté siempre en un lugar alto de tu lista de prioridades.
    • Esto puede significar no salir el fin de semana o negarle algo a un amigo, pero para tener éxito en la escuela, debes tener suficiente tiempo para hacer tu trabajo. Esto significa darles prioridad a las cosas que es posible que odies hacer.
  3. Dedica el tiempo suficiente para realizar tus tareas académicas diarias. Administrar tu tiempo sabiamente es lo más eficaz que puedes aprender a hacer para ayudarte a tener éxito en la escuela.
    • Planifica y conoce las fechas de entrega importantes. Márcalas en el calendario.
    • Ten en cuenta que el horario de cada semana puede variar drásticamente. Algunas semanas es posible que tengas un examen, la entrega de un documento y tal vez un juego o una interpretación de la banda en esa misma semana. Asigna el tiempo de acuerdo a las prioridades.
  4. Haz el trabajo. Cuando llegue el momento de hacer la tarea, comprométete por completo a hacer esa tarea. Con el tiempo, podrás evaluar tu propio ritmo de trabajo y los patrones de las tareas; así podrás planificar tu tiempo con mayor precisión.
    • Cada persona tiene sus propios hábitos de trabajo. Aunque esperar hasta el último momento no es una situación ideal, algunos estudiantes se desempeñan mejor con un poco de presión adicional.
    • Si eres una de esas personas, trata de programar menos tiempo para la tarea (pero hazla antes), en lugar de esperar hasta el último momento. Esto te ayudará a simular la presión, pero asegúrate de poder completar la tarea.
  5. Evalúa tus fortalezas y debilidades. Cuando un maestro te devuelva una tarea, haz tu mayor esfuerzo por leer los comentarios y entender por qué recibiste esa calificación (ya sea buena o mala).
    • No tengas miedo de pedirle a un maestro que aclare o profundice en un comentario. Sin embargo, debes tener paciencia ya que muchos educadores están sobrecargados de trabajo y están tratando de encontrar la felicidad en sus propias vidas también.
    • Sé honesto contigo mismo. Si recibiste una mala calificación, acéptala... No pongas excusas.
  6. Estudia. Lo creas o no, estudiar y hacer la tarea no son la misma cosa. "Estudiar" se refiere al acto mismo de aprendizaje, que puede ocurrir en el aula o en la casa. Por otro lado, la tarea tiene por objeto reforzar una lección por medio de la repetición y la práctica. Aparta un tiempo para "estudiar" las materias difíciles para ti (por ejemplo, Matemáticas, Química, Historia).
    • Estudiar puede ayudarte a hacerte notar e incluso a ser el mejor de la clase.
    • Al igual que para la tarea, todos los estudiantes desarrollan sus propios hábitos de estudio.
    • Asegúrate de dedicar un tiempo para hacer las tareas y para estudiar.
  7. Busca ayuda. Pídele a un amigo que te ayude en los temas que sean difíciles para ti; busca un tutor o habla con tu maestro. Hay muchas formas de obtener ayuda académica cuando estás en la escuela secundaria, pero tienes que ser proactivo.
    • Sé sincero en cuanto a tus debilidades.
    • No tengas miedo ni vergüenza. Muchas personas necesitan ayuda. Incluso Albert Einstein tuvo dificultades para aprender a leer.
  8. Mantén tus calificaciones altas. Puede haber una gran cantidad de distracciones en la escuela secundaria, por lo que tienes que hacer tu mayor esfuerzo para mantenerte concentrado. No olvides que la secundaria es para aprender.
    • Muchos equipos y clubes requieren cierto promedio de calificaciones.
    • Necesitarás tener un buen historial académico cuando solicites entrar a la universidad o para algún puesto de trabajo.
    • Siéntete orgulloso de tus trabajos manuales y buenas calificaciones.
Теги: