Cómo empujar hacia atrás tus cutículas

Опубликовал Admin
160
0
Para hacerte la manicura perfecta, debes hacer que tus uñas luzcan largas y brillantes. Empujar tus cutículas hacia atrás muestra la base de tus uñas y te ayuda a mantenerlas largas sin quebrarse. En este artículo, te enseñamos cómo hacerlo.

Pasos

  1. Prepara un recipiente con agua tibia. No debe estar demasiado caliente ni demasiado fría. Remojar las uñas en agua tibia te ayuda a suavizar tus cutículas y hacerlas más flexibles. Cuando las empujas hacia atrás, estas se levantan con facilidad en lugar de quedarse allí. También puedes hacerlo después de tomar una ducha tibia mientras tus manos siguen tibias y húmedas.
  2. Remoja tus dedos entre 5 y 10 minutos en agua tibia. Disfruta este momento como parte de tu sesión de manicura. Añade unas gotas de aceite esencial en el agua para obtener los beneficios del aromaterapia mientras remojas tus uñas. No lo hagas con prisa, quieres que tus cutículas luzcan bonitas y suaves.
  3. Seca tus dedos. Usa una toalla limpia para secar tus dedos y para que el empujador de cutícula no se resbale cuando comiences a empujarlas hacia atrás.
  4. Échate un poco de humectante en las cutículas. También puedes usar vaselina. Échate solo un poco, pero no las cubras por completo. Para un buen toque profesional, usa un quitacutículas. Puedes encontrarlo en distintas farmacias.
  5. Usa un palito de naranjo para empujar tus cutículas hacia atrás suavemente. Ponlo en ángulo para poder empujarlas poco a poco hacia la base de tus uñas. No lo hagas demasiado fuerte o rasparás tus uñas. Si tienes problemas para hacerlo, remójalas por más tiempo para suavizarlas más.
    • Nunca intentes cortar o recortar tus cutículas. Estas sirven para evitar que tus dedos se infecten. Si lo haces, las bacterias pueden introducirse a través de la lúnula.
    • Si te haces la manicura en un salón y la manicurista comienza a recortarlas, pídele detenerse de inmediato. Muchas mujeres han debido acudir a un médico para tratarse una infección en los dedos después de una manicura mal hecha.
  6. Enjuágate las manos con agua tibia para quitar los residuos del humectante. Mira tus cutículas: deben estar hacia atrás, revelando la base de tus uñas. Dale un pequeño retoque si ves que aún falta.
  7. Hazlo una vez a la semana. También debes humectar tus cutículas con frecuencia para mantenerlas suaves y saludables.
  8. Cuida tus cutículas entre manicuras. No te muerdas las uñas o uses químicos demasiado fuertes, como quita esmaltes a base de acetona. Estos hábitos ocasionan que tus cutículas se sequen y quiebren, lo cual puede causar una infección.

Consejos

  • No empujes tus cutículas demasiado fuerte con el palito de naranjo. Puede hacerlas sangrar o dañarlas.
  • No las cortes. Estas protegen una parte de tus uñas.

Cosas que necesitarás

  • Una palito de naranjo
  • Un recipiente con agua tibia y jabón
  • Una toalla seca y limpia
  • Un humectante o vaselina
Теги: