Cómo cerrar las orejas dilatadas

Опубликовал Admin
453
0
Ya sea por un trabajo nuevo, una boda o por el simple hecho de que extrañas los pendientes, has decidido que es momento de deshacerte de tus tan queridas orejas dilatadas. Estos son tres métodos distintos que puedes emplear para reducir el tamaño de los agujeros expandidos en tus orejas. Ten en cuenta que una vez que hayas reducido el ancho del arete, será mucho más sencillo volver a expandir los agujeros nuevamente.

Reducir el tamaño de los agujeros

  1. En primer lugar, expande los agujeros de la manera correcta. La mejor oportunidad para que tus orejas sanen dependerá de qué tan bien las hayas tratado durante el proceso de expansión. Si las sobrecargabas y las revisabas cada dos semanas, lo más probable es que te hayas provocado desgarros pequeños y te hayas arrancado el tejido delicado de los agujeros. Si dejas que sanen por lo menos un mes antes de examinarlas, acelerarás el proceso de curación y tus orejas te lo agradecerán
    • Recuerda que nunca debes expandirlas en seco. Siempre utiliza algún tipo de lubricante, como vaselina o una loción y realiza la expansión en la ducha. Asimismo, los expansores no están hechos para utilizarse como joyas, debido a que su peso es irregular, así que solo empléalos para ampliar los agujeros, espera un día porque tus orejas estarán sensibles y colócate túneles o tapones. En particular, no utilices expansores de acrílico porque este material nunca estará del todo limpio, aunque por desgracia los de este tipo son los más económicos y fáciles de encontrar. Tampoco utilices expansores de silicona, ya que de seguro causarán una hinchazón y tus orejas se verán y se sentirán terribles.
  2. Disminuye el expansor actual de tus orejas en una talla. Por ejemplo, si usas un expansor de 000 (10,4 mm), colócate uno de 00 (9,2 mm) en la oreja.
    • Si la expansión de tu oreja está por encima de los 12 mm, no es muy probable que se vuelva a encoger. Esto se debe a que expandir las orejas implica (aunque no lo creas) precisamente una expansión. Consiste en expandir el tejido y dejar que sane. Si se produce un desgarro o una infección, el tejido cicatrizal se acumulará, lo que a veces impide que los lóbulos se encojan nuevamente a su tamaño normal una vez que los hayas expandido. Por supuesto, el cuerpo de todas las personas es distinto. Solo ten en cuenta que existe la posibilidad de que tus orejas no puedan volverse a encoger sin la ayuda de una cirugía.
  3. Usa un expansor de menor tamaño durante una semana. Debes utilizar este expansor más pequeño hasta que tu oreja se haya dilatado lo suficiente como para que se ajuste al objeto. Podría tardar solo algunos días en el caso de algunas personas o quizás más de una semana en el caso de otras.
  4. Repite este proceso hasta utilizar el expansor más pequeño de todos. El de menor tamaño es el de calibre 17 (1,14 mm). La mayoría de los pendientes de alambre miden 0,8 mm y las tachas son de 1 mm.

Masajear tus orejas con aceite

  1. Quítate las joyas de la oreja. Recuerda que NO debes ponerte antiséptico en las orejas, ya que hacerlo las resecará y arderán demasiado. En lugar de es, límpialas con una solución de agua con sal, utilizando un algodón remojado en ella y manteniéndolo presionado en los agujeros de la oreja.
  2. Masajea los lóbulos todos los días. Puedes utilizar aceite de jojoba o de vitamina E. Estos aceites ayudarán a reparar el tejido cicatrizal producto de la expansión y acelerará el proceso de curación.
  3. Humecta tus orejas después de la ducha. Hacerlo permitirá que la piel se suavice y estimulará el flujo sanguíneo en el área. La humectación después de la ducha también ayuda a deshacerte de la piel muerta, lo que permite que los agujeros sanen sin que se produzca una irritación o infección.

Utilizar una crema restauradora

  1. Quítate las joyas de las orejas. Remoja un hisopo en agua y limpia suavemente los agujeros.
  2. Unta un poco de crema para hemorroides en un hisopo distinto. Las cremas para hemorroides funciona bien, ya que ayudan a reducir el tejido cicatrizal que se acumula debido al daño producto de la expansión.
    • También puedes utilizar una crema especial para orejas dilatadas en lugar de una para hemorroides.
  3. Frota la crema alrededor de los agujeros. También puedes aplicar la crema con tu dedo o, si gustas, con un paño.
  4. Masajea tu oreja utilizando una crema. Repite este proceso a diario. Deberás notar una diferencia en tamaño al cabo de un par de semanas.

Consejos

  • Recuerda que las orejas de todas las personas son diferentes; las tuyas pueden tardar más o menos tiempo en sanar que otros.
  • Puedes comprar tapones de color piel en caso de que haya algún evento al que quieras asistir y te gustaría ocultar tus expansiones sin deshacerte de los agujeros.
  • Remoja en sal marina: 1/8 de sal marina no yodada por cada 230 ml (8 oz) de agua.
  • Si tus orejas se encojen, generalmente será fácil expandirlas nuevamente. Si decides que quieres hacerlo nuevamente, deberá ser más fácil que la primera vez.
  • Si tienes el dinero y el tiempo, la cirugía es otra alternativa mucho más costosa de deshacerte de los agujeros. Consulta con un cirujano acerca de las alternativas que tienes. Pero recuerda que provocará cicatrices y no podrás volver a expandirlas después, ya que la cirugía cose literalmente los agujeros para cerrarlos, y si decides realizarte nuevamente las perforaciones, la aguja atravesará el tejido cicatrizal provocando mucho dolor.
  • Piensa en el tipo de material que usas. El vidrio, el acero o el titanio son las mejores alternativas, ya que el acrílico, la silicona y los materiales orgánicos absorberán las células cutáneas muertas y posiblemente se fusionen con tu oreja.

Advertencias

  • Las orejas no siempre podrían volver a su tamaño original. Algunas, cuando se las extiende demasiado, no se encogerán hasta llegar al tamaño de un pendiente normal (generalmente de calibre 20 o 18). Universalmente se acepta que un expansor de calibre 2 es el punto sin retorno
  • No te quites la joya si acabas de realizarte la expansión, ya que eso retardará la curación.
  • Las joyas que usas no se llaman dilatadoras y el proceso se conoce como expansión, no como dilatación. El expansor tiene el mismo grosor del pendiente. Sí, las personas sabrán de lo que hablas si lo llamas dilatación, pero aquellos que en verdad quieren modificar su cuerpo se reirán de ti si usas ese término. Hay muchos estilos diferentes y algunos populares son los expansores, las espirales, los tapones y los túneles.
  • Nunca tuerzas tus joyas. Esto provocará micro desgarros, ¡lo que retardará el proceso de curación y además dolerá!
Теги:
ТОП