Cómo limpiar llantas de aleación (rines de aleación)

Опубликовал Admin
Mantener limpias las llantas de aleación puede prevenir la corrosión. Mientras que limpiarlas con agua y jabón es más que suficiente, las llantas brillarán cuando utilices soluciones de limpieza y métodos creados específicamente para los productos de aleación. Sigue estos consejos para limpiar tus llantas de aleación y asegurarte de que tengan un mejor aspecto durante años.

Pasos

  1. Lava las llantas para quitar la suciedad y el polvo que van dejando los frenos. Rocíalos con una manguera de tal manera que puedas suministrar una fina corriente de agua.
  2. Frota las ruedas con una esponja húmeda. Si empiezas el proceso de esta manera se eliminará la mayor parte del polvo y la suciedad restante del freno, previniendo que rayes las ruedas cuando frotes la superficie.
  3. Elimina la suciedad y los residuos de las llantas de aleación con un limpiador el cual puedes comprar en cualquier tienda. Evita los limpiadores a base de ácido porque te arrancarán la laca de la rueda.
    • Mezcla una cantidad adecuada de agua y limpiador en una cubeta. Lee las instrucciones del producto para averiguar la proporción correcta de agua y solución para limpieza de llantas de aleación.
    • Empapa una esponja en la cubeta con la mezcla. Aprieta la esponja en el balde para quitar el exceso de solución y evitar que se desperdicie.
    • Limpie las llantas con la esponja. Debido a que ya lavaste y frotaste la mayor parte de la suciedad, si restriegas fuerte no se deben dañar tus llantas de aleación.
    • Utiliza un cepillo de dientes viejo para limpiar las hendiduras en las ruedas.
  4. Enjuaga la solución. Rocía las ruedas con una manguera para eliminar el limpiador.
  5. Seca las ruedas con un paño de microfibra o gamuza.
  6. Elimina las manchas difíciles de tus ruedas de aleación con alguno de tus productos de limpieza para el hogar.
  7. Utiliza papel aluminio y refresco de cola para eliminar el óxido. Lija las ruedas con un pedazo de papel de aluminio empapado en refresco de cola.
    • Limpia la grasa de las llantas con vinagre. Puedes utilizar cidra o vinagre blanco, ya que cualquiera de los dos remueve la grasa.
    • Aplica jugo de limón a las ruedas para hacerlas brillar. Deja que el jugo de limón se siente en las ruedas durante 10 minutos y luego enjuaga con agua.
  8. Añade cera para llantas para proteger la superficie de la aleación. Aplícala a las ruedas por lo menos cada 3 meses.

Consejos

  • Limpia las ruedas con una esponja húmeda una vez a la semana. Esto evitará que el polvo de frenos se pegue a la rueda, reduciendo la cantidad de trabajo necesaria para cuando vayas a limpiar las llantas.
  • Para obtener los mejores resultados, retira las ruedas del coche antes de limpiarlas para que pueda acceder a todos los rincones de las llantas.

Advertencias

  • Evita lavar las llantas cuando estén calientes. El jabón puede dejar manchas en la superficie porque el agua se seca rápidamente.
  • No utilices una esponjilla de acero. Ese tipo de material puede rayar la superficie.

Cosas que necesitarás

  • Manguera con pistola atomizadora.
  • Esponja
  • Paño de microfibra o gamuza.
  • Cubeta.
  • Limpiador de ruedas de aleación.
  • Cepillo de dientes.
  • Cera para llantas.
  • Sidra o vinagre blanco.
  • Jugo de limón.
  • Refresco de Cola.
  • Papel aluminio.
Теги: