Cómo cantar a capela

Опубликовал Admin
46
0
Cantar a capela es un poco diferente a otras experiencias de canto, ya que requiere un mayor nivel de destreza vocal y a menudo es más exigente en términos de registro y técnica. No existe un sustituto para las lecciones de canto y la práctica, pero existen muchas medidas que puedes tomar para facilitarte el camino.

Aprender a cantar

  1. Aprende técnicas básicas de canto. Si quieres convertirte en cantante, es esencial que aprendas a articular y proyectar tu voz. A menudo, los cantantes inexpertos respiran desde una ubicación muy elevada en su pecho, comprimen la garganta mientras cantan y adoptan una mala postura que afecta su voz. Siempre que cantes, debes pararte erguido, separar los pies a la altura de los hombros y mantener los brazos hacia atrás. Mantén el mentón derecho y respira por el diafragma (debajo del torso).
  2. Practica el canto a capela. Puedes comenzar con una canción sencilla que te sepas de memoria. Escucha la melodía con atención para que la cantes correctamente. La mayoría de las personas realiza pequeños cambios sin darse cuenta. Debes identificar la primera nota de la canción y el tono en el que se encuentra. Continúa practicando hasta que logres cantar la canción hasta el final sin cambiar el tono.
    • Si no consigues el tono perfecto, puedes utilizar un diapasón para empezar en la primera nota.
  3. Toma clases de canto. Los cantantes pueden clasificarse ampliamente en dos grupos: los profesionales capacitados y los aficionados con talento. Casi todos los cantantes capacitados pueden identificar de inmediato a una persona que ha recibo formación musical, guiándose simplemente del tono, la fonación y la proyección de la voz. Para cantar a capela, se requiere flexibilidad vocal, durabilidad y un buen oído. Si recibes formación profesional en canto, lograrás mejorar estas habilidades.
  4. Únete a un coro. Al formar parte de un buen coro, tienes la posibilidad de mejorar rápidamente la voz, el tono, el oído y la improvisación. Además, te ayuda a alcanzar la madurez y el profesionalismo necesarios para cantar como parte de un grupo. Si no tienes experiencia cantando en coros, debes prestar especial atención a las siguientes habilidades:
    • Aprende a improvisar con rapidez o acompañar al solista o a la melodía. Si utilizas tu propia memoria o el tono perfecto, puedes interrumpir al grupo.
    • Apoya al grupo mezclándote con otros cantantes. Si cantas a todo volumen, haciendo trinos, con una laringe inclinada o con pliegues vocales muy gruesos (mientras que los demás lo hacen en pliegues finos), puedes ocasionar problemas si ahogas al resto del coro.
  5. Obtén experiencia sobre el escenario. Muchos cantantes pasan por alto este detalle. Sin embargo, es muy importante obtener experiencia sobre el escenario cantando como solista y como parte de un conjunto. Además, es imprescindible que aprendas a superar el pánico escénico y el estrés cada vez que tengas una interpretación.
    • El pánico escénico puede hacer que tus cuerdas vocales falsas se constriñan. Si no abordas este problema, tu voz puede volverse turbia, granulada, susurrante o tensa, lo que te podría ocasionar daños y cansancio.
    • Debes marcar el ritmo en tus interpretaciones. Si tu voz se fatiga con facilidad, debes ejecutar el canto gutural. Si tienes que bailar durante tu presentación, trata de evitar quedarte sin aire.
    • Es mucho más sencillo superar los nervios cuando te presentas en grupo, por lo que es otra buena razón para formar parte de un coro.

Perfeccionar el canto a capela

  1. Comprende la dinámica de grupo. Un error común al cantar a capela es hacerlo a todo volumen. Debes recordar tu papel en el grupo. En cualquier momento, solo una o dos voces arman la melodía. Estas deben ser lo suficientemente altas y claras como para que tengan cierta flexibilidad al reducir el volumen para el efecto. Los demás cantantes deben hacer las veces de la percusión y los instrumentos de fondo, además de armonizar y mantener el ritmo.
    • Por supuesto, un cantante con un registro vocal bajo puede dejar la parte de percusión para ejecutar un breve solo o un puente. Debes aprender cuándo es apropiado realizar una proyección y cuándo es mejor mantenerte en silencio.
    • Muchos grupos de canto a capela establecen partes. A menudo una parte para sopranos o mezzosopranos, otra para altos, otra para tenores, otra para bajos y tal vez una fusión rítmica con el beatbox. Aunque las partes para barítonos son hermosas, son bastante raras, ya que los tenores y los bajos a menudo pueden cantar las partes de los barítonos. En función de tu registro, puedes escoger una parte para cada canción, en lugar de siempre cantar una sola parte.
  2. Practica un tono constante. Necesitas tener un buen oído y proyectar un tono definido, dos atributos que solo se consiguen con mucha práctica. Debes evitar bajar o subir el tono de golpe, ya que es un hábito particularmente peligroso cuando se canta a capela. Además, debes asegurarte de no hacerlo a medida que progresa la canción, ya que este también es otro error común.
    • También es importante mantener un ritmo constante. Debes evitar cambiar el compás sin respetar los silencios.
  3. Prepárate para que obtengas una mayor durabilidad y flexibilidad. Debido a que para cantar a capela solo utilizas la voz, necesitas cantar más que en una interpretación normal. Necesitas durabilidad vocal para mantener el tono a lo largo de la interpretación. Además, debes estar preparado para realizar ajustes inmediatos, ya que muchos grupos de canto a capela tienden a cambiar el ritmo, la dinámica y las partes en medio de la presentación.
    • Tu voz será mucho más duradera si aprendes las técnicas de canto adecuadas.
  4. Practica las armonías. Muchos grupos de canto a capela adaptan sus propias armonías, ya que requieren hacerlo para algunos conciertos y competencias. Debes aprender a armar armonías agradables al oído.
    • Si aún no tienes la capacidad de reconocer y cantar una 3ra o una 5ta más arriba (entre otros intervalos), debes practicar escalas que cuenten con estos intervalos. Por ejemplo, cuando utilizas cualquier escala, debes cantar el intervalo 1,3,1,3,1. Luego, debes cantar en un semitono más arriba y repetir.
  5. Amplía tu registro vocal. Muchas adaptaciones a capela requieren que los cantantes canten con registros ampliados, en especial los tenores, los sopranos y los altos. Incluso si tienes la capacidad de cantar todas las notas en el tono de una canción, es probable que necesites algo de práctica adicional para mantener el sonido fluido y suave. Es probable que los tenores en particular necesiten practicar para cambiar de un registro modal a un falsete.
  6. Compórtate de manera profesional. Debes respetar a los otros cantantes involucrados, además de valorar el esfuerzo que realizan para dedicar su tiempo al coro. Cuando llegas tarde a un ensayo, defraudas a los demás y los haces perder el tiempo. Debes mantener una actitud profesional y madura, y no esperar ser siempre el centro de la atención.
  7. Perfecciona tu desempeño. Las presentaciones como solista y el canto a capela son muy diferentes. Si incorporas una rutina de baile o haces gestos durante la presentación, debes asegurarte de que todos se encuentren en la misma sintonía. La presentación no funcionará si solo uno de los miembros baila animadamente al estilo de los años 70, mientras que los demás parecen cantar una balada de Whitney Houston.

Unirte a un grupo de canto a capela

  1. Considera la posibilidad de cantar como solista. Puedes presentarte como solista y grabarte cantando cada parte. A la mayoría de los cantantes le interesa más el canto a capela en grupo. Esta podría ser una manera de familiarizarte con el estilo mientras buscas una oportunidad como solista.
  2. Busca una audición para formar parte de grupos conocidos. Debes explorar en Internet, formar vínculos con otros cantantes y ojear periódicos locales para encontrar audiciones. Recuerda que debes ser prudente en cuanto al lugar de la audición y evitar aquellas ofertas que parecen demasiado buenas como para ser ciertas.
  3. Redacta una “hoja de vida musical”. En este documento, debes describir tu experiencia anterior, los estilos, las escuelas en las que te formaste, los programas especiales o talleres de salud vocal a los que hayas asistido y los grupos o coros de los que has formado parte. Además, puedes incluir todos los estudios musicales que has llevado a cabo, la cantidad de minutos de repertorio con los que cuentas, etc.
  4. Prepárate bien para asistir a la audición. Asegúrate de aprenderte tu parte lo mejor posible. Si tienes la opción de escoger tu parte para la audición, debes llevar las partituras contigo para que los jueces puedan seguir tu interpretación y verificar si cantas con exactitud. Si en la audición te piden que cantes en una adaptación determinada, debes ceñirte a la parte que te corresponde incluso si cantas en grupo, ya que este detalle puede ser parte de tu evaluación.
    • Debes descansar mucho y beber suficiente agua durante los días previos a la audición.
    • Asegúrate de acudir bien vestido y arreglado. Debes vestirte de acuerdo con tu parte y el estilo general del grupo, no debes basar tu vestimenta solo en lo que te hace lucir bien de manera personal.
    • La confianza es la clave. Debes sonreír, establecer contacto visual con los miembros del jurado y pronunciar en voz alta y con claridad tu nombre, lo que vas a cantar y el autor de la canción. Entrégales la música y tu "hoja de vida musical", párate derecho y canta con confianza.

Formar tu propio grupo

  1. Publica que vas a formar un grupo. Si no existen grupos adecuados de canto a capela en tu localidad, debes considerar la posibilidad de formar tu propio conjunto. A continuación, te presentamos los primeros pasos que debes seguir:
    • Elabora audios de demostración sobre ti mismo. Puedes incluir partes de solista con un coro, una grabación sobre una pista de acompañamiento o un fragmento de un recital de canto. Trata de hacer que los cantantes sientan que sería genial trabajar contigo.
    • Promociónate todo lo que puedas. Avísales a tus amigos cantantes y pídeles que pasen la voz a sus amigos. Si formas parte de un coro, debes invitar y brindar tu información de contacto a cualquier persona que consideres que sería una buena opción.
    • Cierra las inscripciones en una fecha determinada. Debes ser estricto en cuanto a la fecha de cierre.
  2. Organiza las audiciones. Una vez que tengas las inscripciones, debes reducir el número de personas que consideras que merecen una audición. No cometas el error de dejar pasar a las personas con mucha facilidad solo por temor a no encontrar suficientes miembros. Es mejor realizar una segunda convocatoria antes de obstruir las audiciones con personas a las que no puedes aceptar.
    • Asegúrate de conocer con anticipación el registro vocal de cada persona que va a realizar la audición.
  3. Lleva a cabo la audición. A continuación, te presentamos un ejemplo de cómo llevar a cabo una audición:
    • Debes presionar unas cuantas teclas en el piano dentro del registro del cantante o cantar algunas notas por tu cuenta y pedirle que las cante en armonía contigo. Un buen cantante debe tener la capacidad de alcanzar las notas sin dificultad.
    • Pídele al candidato que cante un pequeño fragmento de una canción para ti.
    • Pregúntale si cuenta con un tono perfecto. Un candidato con el tono perfecto puede ser excelente para iniciar los conciertos en vivo. Sin embargo, esta persona debe tener la capacidad de ignorar este hecho y ceñirse al tono del grupo si desafina un poco.
  4. Escoge el grupo. La diversidad es la clave. Así como existen muchos instrumentos diferentes en una orquesta, de la misma manera necesitas diferentes registros vocales para el coro. Una difusión de voces que varían entre bajo y soprano desbloquean muchas más adaptaciones que unas cuantas voces que tienen caso el mismo registro. El tamaño del grupo depende de ti. Un grupo talentoso puede alcanzar el éxito con solo cinco miembros, pero puedes formar un gran coro de canto a capela si eso es lo que te interesa conseguir.
    • Una fusión rítmica con el beatbox puede resultarte muy útil para mantener el compás.
    • Es probable que necesites publicar anuncios adicionales o correr la voz para ocupar una o dos posiciones finales. Debes ser lo más específico que puedas al redactar estos anuncios. Por ejemplo, "Se busca un tenor ligero con un registro de al menos Si bemol 1 a Si7".

Realizar conciertos y presentaciones

  1. Busca conciertos. Si seguiste todos los pasos anteriores y tu grupo se dedica de lleno a esta actividad, los ensayos deben funcionar sin problemas. El verdadero reto es perfeccionar tu desempeño y encontrar oportunidades para probarlo. Realizar conciertos a capela es un poco diferente a presentarse en un bar o un restaurante, ya que estos son lugares comunes en los que debutan muchos músicos. Además, no suele solicitarse música ligera de inspiración coral en ese tipo de lugares. Puedes comenzar cantando de manera gratuita durante un tiempo para construirte una reputación. A continuación, te presentamos algunos lugares que puedes considerar para presentarte de manera voluntaria (u obtener una remuneración):
    • el coro de la iglesia, hospitales y hogares de ancianos
    • bodas y otros eventos
    • las calles y eventos para recaudar fondos
    • el concierto de otro intérprete (como corista)
  2. Agrega un toque especial. Si quieres triunfar, debes lograr que tus canciones se queden grabadas en las mentes de las personas. El objetivo es que la audiencia recuerde tu rostro, aprecie tu voz y tenga tus canciones atascadas en la cabeza. Debes diferenciarte en las rutinas de baile, la vestimenta o el estilo en el que cantas. Puedes llevar tu presentación casi al nivel de la pantomima (no tanto como el grupo "Sockapellas" de la película “Notas Perfectas”, pero sí bastante cerca).
  3. Perfecciona tu desempeño. El sonido debe ser tu principal prioridad, pero además debes dedicarte a otros aspectos visuales como las expresiones faciales y la coreografía. Si sonríes ampliamente durante una canción de blues, puedes hacer que la presentación quede fuera de lugar. Debes practicar bien la rutina de baile para que encaje con el tema de la canción. Evita ejecutar un baile de moda durante una canción tranquila que trate sobre el desamor.

Consejos

  • El canto a capela se ha vuelto muy famoso debido a su uso en canciones modernas, pero tiene sus orígenes en los coros y los cuartetos de barbería. La mayoría de los cancioneros diseñados para canto a capela solo contienen canciones antiguas. La mayoría de estos grupos esperan que entiendas sobre teoría de la música y ejecutes tus propias adaptaciones.
  • No debes desanimarte si no quedas seleccionado luego de una audición. La mayoría de los músicos invierten años de práctica y pasan por muchas audiciones antes de encontrar su tan anhelada oportunidad de brillar.
  • Si te concentras demasiado en las armonías, puedes olvidarte de practicar la lírica. La entonación, el ritmo y la articulación de calidad son excelentes habilidades con las que debes contar.
Теги: