Cómo ver una película de miedo

Опубликовал Admin
Aunque las películas de terror dan miedo, al mismo tiempo, eso es precisamente lo que hace que valga la pena verlas. Ver una película de miedo puede ser una experiencia terrorífica. Sin embargo, hay bastantes cosas que puedes hacer para prepararte y disfrutar de la experiencia. ¿Quién sabe? Quizá el género de terror se acabe convirtiendo en uno de tus favoritos.

Prepárate para ver una película de miedo

  1. Lee información sobre la película antes de verla. Así sabrás de qué se trata y qué les ha parecido a otros. Lee opiniones para ver qué piensan otras personas de la película y con cuántas estrellas la valoran. Además, si no te molestan los spoilers, puedes leer un resumen de la película. Para algunas personas, saber lo que va a pasar hace que tengan menos miedo, pero sin quitarle emoción a la experiencia.
    • Consulta la trama de antemano en Wikipedia o IMDB (Internet Movie Database), siempre y cuando no te moleste saber el desenlace. Quizá te ayude saber lo que va a pasar, así si crees que una parte te va a asustar especialmente, puedes aprovechar para ir al baño o para preparar unas palomitas.
  2. Puedes utilizar lo que has leído sobre la película para decidir si quieres verla o no. A lo mejor, no te interesa el tema o quizá las valoraciones de la película son tan malas que parece una pérdida de tiempo. También puede ser que las valoraciones sean tan buenas que estés deseando verla.
  3. Hay diferentes niveles dentro de las películas de miedo. Una manera de no asustarte es ver películas que no sean tan sangrientas, es decir, las que son más bien de suspense, e ir avanzando hacia las más terroríficas y sangrientas. No te olvides que más sangre no equivale a más miedo y que las películas no asustan necesariamente más si son más cruentas. Algunas películas en las que ni siquiera hay sangre pueden dar mucho más miedo que las realmente sangrientas.
  4. Ve al baño antes de empezar a ver la película, especialmente si es de noche. Si está oscuro, quizá no quieras ir solo por los pasillos.
  5. Prepara almohadas y mantas para estar cómodo y poder taparte. Puedes esconderte detrás de la manta o taparte la cara con la almohada si te da mucho miedo alguna parte.
  6. Queda con alguien para ver la película. No hace falta que lo hagas solo.
    • No veas una película solo si crees que va a ser particularmente terrorífica. Queda con amigos o con alguien de la familia para verla. Seguro que te ayuda.

Mientras ves la película

  1. Mira a hurtadillas en vez de mirar directamente. Si te da mucho miedo, puedes ponerte las manos en la cara y mirar entre los dedos.
  2. Tápate los ojos en las partes que más miedo den. O, directamente, no mires.
  3. Mira a hurtadillas a través de tus dedos y luego tápate los ojos otra vez.
  4. Repítete: "Esto no es real". Ser consciente de que solo es una película con efectos especiales (y a veces un guión malo) puede ayudarte a recordar que solo es una película sangrienta y no la realidad.
    • Tómate las partes poco realistas con humor. Por ejemplo, si los efectos especiales son muy malos, si los cadáveres no parecen de verdad o si los monstruos son absurdos.
  5. Puedes ver el "cómo se hizo". Ver cómo se crean las escenas te hará darte cuenta de lo poco real que es la película en realidad. Esto te ayudará a prepararte también para otras películas de miedo.
  6. Cuando suene música de suspense, prepárate. Están a punto de darte un susto.

Consejos

  • Estar asustado es totalmente normal.
  • No mires cuando estén matando a alguien.
  • Lo mejor para no asustarse es no ver películas de miedo. De hecho, ni le gustan a todo el mundo ni hay por qué tener interés en ese género. Si no es tu tema, no veas esas películas. La vida es demasiado corta para "entretenerse" con algo que no soportas.
  • Las imágenes dan menos miedo que el sonido. En lugar de taparte los ojos, es más efectivo taparse las orejas (o una oreja).

Advertencias

  • Los ataques epilépticos pueden darse en personas que tienen reacciones muy rápidas a aquello que les da miedo. Tenlo en cuenta antes de ver thrillers especialmente terroríficos (como la serie Saw ).
  • Si no consigues dormirte o tienes que dormir con la luz encendida después de ver una película de miedo, quizá simplemente no deberías ver más.
  • No se recomienda ver una película de miedo con las luces encendidas, porque quizá luego te dé demasiado miedo apagarlas.
Теги: