Cómo cuidar chinchillas

Опубликовал Admin
Las chinchillas son animales adorables y dóciles que necesitan de muchos cuidados. Si las tienes desde su nacimiento, son mansas y dóciles. Son mascotas maravillosas, pero también son delicadas y deben ser manejadas con cuidado.

Pasos

  1. Pon a tu chinchilla en una jaula adecuada. Las chinchillas deben vivir en una jaula. Dado que son extremadamente activas, cuanto más grande sea la jaula, mejor. Las más apropiadas son las altas y amplias, pero si no puedes conseguir una con ambas propiedades, es mejor que sea amplia a que sea alta.
    • A las chinchillas les encanta saltar, así que es recomendable que la jaula tenga niveles múltiples. Los modelos de FerretNation y de CritterNation por lo general tienen varios niveles, si en tu país no se consiguen, investiga cómo son en línea, a fin de conseguir un modelo similar.
    • Asegúrate de que la jaula tenga un piso sólido, ya que las patas de las chinchillas podrían quedar atrapadas en los pisos de enrejado y causarles lesiones serias, tales como ulceraciones en las patas o fracturas en las piernas, al intentar liberarse.
    • Asegúrate de que las rejas de la jaula estén lo suficientemente juntas como para que la chinchilla no pueda sacar la cabeza entre ellas. Si el espacio entre las rejas es suficiente como para que saque la cabeza, todo su cuerpo pasará entre ellas y se escapará. Tal vez te parezca que es demasiado grande, pero no te dejes engañar, porque es mayormente pelo.
    • Si eliges una jaula de alambre, asegúrate de que no sobresalga ninguno, porque la chinchilla podría cortarse con él.
  2. Ponle un lecho saludable. Nunca utilices viruta de cedro o de pino como lecho, ya que los fenoles son muy fuertes y les ocasionan serios problemas respiratorios, de piel, pelo e hígado, además es venenosa para las chinchillas si se la comen. Trata de usar viruta seca de horno, Carefresh o algún otro sustrato de anidación para roedores y pequeñas especies. Observa si las chinchillas consumen el lecho de Carefresh y retíralo de inmediato si notas que lo hacen. Puedes reemplazar el lecho con viruta de álamo.
    • Si lo deseas, coloca un nido en la jaula de tu chinchilla. Este debe medir al menos 50 cm (20 pulgadas) de largo y 25 cm (10 pulgadas) de ancho y de alto. Debes colocar el nido en el piso y no sobre algún estante, porque la chinchilla podría tirarlo.
  3. Levanta a tu chinchilla adecuadamente. Carga a tu mascota como a un gato. Pasa una mano por debajo de su vientre y coloca la otra sobre su lomo. Usa la mano que pusiste debajo de la cabeza para sostener sus patas traseras y la parte inferior de su cuerpo, a fin de que se sienta segura. No sostengas a la chinchilla demasiado fuerte, pero recuerda que puede ser inquieta, así que tendrás que sostenerla con firmeza. Es muy importante que no la aprietes, especialmente alrededor del torso superior, porque tienen lo que se conoce como "caja torácica flotante y podrías causarle lesiones internas severas si lo haces.
  4. Aliméntala adecuadamente.
    • Asegúrate de que tu chinchilla tenga siempre hierba timotea de buena calidad o de hierbas de segundo corte; puedes alimentarla con pequeñas cantidades de alfalfa, pero no le des demasiada porque esto podría ocasionar que se le forme espuma en la boca. Coloca la hierba en un comedero de heno o en una canastilla de alambre colgante para que se mantenga limpia.
    • Si le das alimento seco a la chinchilla, no compres del tipo que tiene pequeños bocadillos, o golosinas, incluidos.
    • Dale golosinas con poca frecuencia, ya que estas le pueden causar problemas digestivos. Nunca alimentes a la chinchilla con fruta o verdura, ni seca ni fresca; tampoco le des frutos secos u otras golosinas que no sean seguras. Las golosinas adecuadas incluyen: hojas secas de zarzamora y pétalos de rosa de plantas que no hayan sido rociadas con veneno de ninguna clase, Cheerios sin azúcar (3 a la semana), Wheaties partidos (solo una pizca), rosas secas (3 a la semana) y palitos de madera para chinchillas.
  5. Cámbiale el agua todos los días. Recuerda esterilizar la botella cuando le cambies el agua. Las algas que se forman pueden causarle problemas de hígado, diarrea severa, o la muerte. Usa agua embotellada o filtrada, nunca de la llave. A diferencia de los seres humanos, los perros, los gatos, etc., las chinchillas no pueden manejar las bacterias naturales del agua, como la giardia. Estas pueden causarles enfermedades fatales.
  6. Retira el heno sucio y el lecho de la jaula todos los días.
  7. Lava la jaula con agua caliente. Por lo general se sugiere no utilizar ni jabón ni productos químicos, pero si mezclas una pequeña cantidad de cloro con el agua caliente, la pasas por la charola de plástico de la jaula, la enjuagas muy bien con agua caliente y la dejas secar, lograrás matar a la mayoría de las bacterias que podrían dañar a tu chinchilla.
  8. Dale un baño de polvo a tu chinchilla. Puedes darle uno de una duración de entre 10 y 15 minutos todos los días o espaciarlos hasta dos veces por semana. Un exceso de baños le causará resequedad, pero muy pocos harán que su pelo acumule aceites, lo que a su vez puede ocasionar que le crezcan hongos desfigurantes y letales en su piel.
  9. Hazla hacer ejercicio. Las chinchillas son animales muy activos y necesitan hacer ejercicio todos los días.
    • Cómprale una rueda de ejercicio. La rueda debe tener una superficie sólida, no puede ser de alambre o de malla, porque la chinchilla se podría atascar las patas entre ellos. Nunca uses las bolas gigantes para hámster (bolas de la muerte) que venden en las tiendas de mascotas.
    • Si sacas a tu mascota de la jaula para darle un tiempo de juego supervisado, hazlo en un cuarto pequeño a prueba de chinchillas. Las chinchillas pueden saltar varios pies y pueden escurrirse por lugares pequeños. También mascarán los cables, los muebles y cualquier otra cosa en la que puedan clavar los dientes.
  10. Dale algo para roer a fin de cuidar su salud dental. Los dientes de las chinchillas pueden crecer hasta 30,5 cm (12 pulgadas) al año. Cómprale a tu mascota un bloque especial de madera o de piedra pómez para que lo roa.
    • Dale a tu chinchilla ramas para trepar y mascar. Asegúrate de que estas ramas no provengan de árboles recientemente rociados con químicos y de que no sean de maderas venenosas, como el tejo, el codeso o el pino fresco. Los árboles recomendados son el sicomoro y la manzanita, ya que tienen madera derecha que es resistente a los filosos dientes de las chinchillas. Las ramas del manzano también son una buena alternativa y son fáciles de conseguir. Los rollos de papel higiénico sin blanquear también son divertidos para roer y además le aportarán más fibra a la dieta de tu mascota.
  11. Mantenlas frescas. Las chinchillas se acaloran con facilidad. No pueden sobrevivir en temperaturas mayores a los 24 grados Celsius (75 grados Fahrenheit) ni menores a los 10 grados Celsius (50 grados Fahrenheit). Acomoda la jaula en una habitación fresca, donde circule bien el aire. Asegúrate de que la jaula no esté en un lugar en el que reciba el sol directo, porque la chinchilla podría acalorarse, tampoco la tengas en un lugar con mucha humedad, esto también les hace daño.
  12. Baña a tu chinchilla con polvo. El agua puede dañarle el pelo, así que dale un baño de polvo en su lugar. El baño de "polvo" está elaborado con una fórmula preparada con ceniza volcánica o arcilla activada. Estos baños ayudan a la chinchilla a liberarse del exceso de grasa en el pelo. Considera que el polvo debe verse y sentirse como tal, no como arena. Los baños de arena que se venden en algunas tiendas son demasiado abrasivos para su piel, así que busca algo como el Blue Cloud o el Blue Sparkle.

Consejos

  • Si colocas un nido, ponlo en el piso, no sobre un estante, ya que la chinchilla podría tirarlo.
  • ¡Asegúrate de no usar plástico! Como tal vez sepas, las chinchillas lo roen todo y cualquier cosa, pero el plástico es muy tóxico para ellas, así que nunca utilices nada hecho con este material, a no ser que no puedas evitarlo.
  • No intentes cargar o acercarte demasiado a tu chinchilla hasta que no te hayas ganado su confianza, porque son animales tímidos y les puede resultar estresante estar en un lugar desconocido.
  • Puedes comprarle un enfriador para la jaula a fin de mantenerla fresca.
  • Compra siempre tus chinchillas en un criadero de buena reputación. La mayoría de los criadores aceptarán que les devuelvas tu mascota si no puedes cuidarla adecuadamente.
  • Asegúrate de no darle demasiadas golosinas.
  • Las chinchillas tienen una psicología diferente a la de los perros y los gatos, que son depredadores; ellas son presas, así que piensan diferente y siempre están atentas a no ser atacadas y comidas.
  • Por lo general, las chinchillas siempre son muy amigables, pero no deben ser manipuladas excesivamente.
  • Asegúrate de que tu chinchilla no ladre, porque si lo hace te está diciendo que te apartes.
  • ¡Sé amable con tu chinchilla y ella te corresponderá con todo su amor!

Advertencias

  • Puedes entrenar a tu chinchilla, pero debes darle menos de dos golosinas pequeñas al día. Entrénala con mucha gentileza.
  • No mojes a las chinchillas. Su piel no se seca como la de un animal normal y se pone mohosa.
  • Es importante mantener la jaula en un área que esté silenciosa durante el día, a fin de que su ciclo de sueño no se interrumpa constantemente.
  • Puedes entrenar a tu chinchilla, pero podrías estresarla si intentas que aprenda un truco nuevo con demasiada rapidez.
  • No pongas objetos de plástico en la jaula de la chinchilla, ingerirlo puede ocasionarle enfermedades serias y la muerte.
  • Jamás alimentes a las chinchillas con comida para humanos.
  • Las chinchillas no son buenas mascotas para los niños, debido a su naturaleza reservada y a su cuerpo delicado.
  • Las chinchillas tienen mecanismos de defensa tales como soltar mechones de pelo, morder y rociar orina; asegúrate de ser gentil con ellas a fin de evitar asustarlas.
  • Si planeas construir la jaula tú mismo, planea cada detalle, no hacerlo podría ser fatal para tu chinchilla.
  • Las chinchillas son silenciosas y de hábitos nocturnos.
  • Las chinchillas son mascotas que requieren de poco mantenimiento.

Cosas que necesitarás

  • Una o dos chinchillas
  • Jaula grande
  • Alimento para chinchillas (que no contenga bocadillos o golosinas)
  • También puedes darle avena seca, cruda y sin sabor (no avena instantánea, sino avena real) para mezclar con la comida seca, puedes añadirlo como golosina o en caso de que tenga problemas estomacales, a las chinchillas les encanta; pero no le des demasiada, solo una pizca
  • Baño de polvo para chinchillas (sin perfume)
  • Hierba timotea
  • Juguetes para roer (de madera)
  • Rueda (de base sólida sobre la cual correr, no de alambre o malla)
  • Botella para el agua y plato para la comida
  • Lecho
  • Casas de madera, cartón o de un material suave (cartón limpio y nuevo y madera sin tratar)
  • Un lugar en el que tu chinchilla pueda hacer ejercicio
Теги: