Cómo hornear cupcakes sin una bandeja para cupcakes

Опубликовал Admin
18
0
Si tienes que hacer cupcakes, pero no tienes una bandeja especial para estos pastelitos, aún es posible hornearlos. Si tienes pirotines (capacillos), lo único que hay que hacer es elaborar unos más fuertes apilando uno sobre otro antes de ponerlos en una bandeja convencional para hornear. Si no tienes pirotines, podrías hacerlos tú mismo con pedazos cuadrados de papel sulfurizado y una taza.

Colocar pirotines para cupcakes en una bandeja

  1. Crea una estructura estable con pirotines para cupcakes. Si vas a usarlos, tendrás que poner al menos uno o dos pirotines juntos para que puedan sostenerse por sí solos. Los pirotines de aluminio son la mejor opción porque son bastante resistentes de por sí.
    • Lo más probable es que no vayas a tener la necesidad de usar dos o tres pirotines de aluminio.
  2. Pon los pirotines en una bandeja para hornear. Al momento de colocarlos, acomódalos en una bandeja para que estén muy cerca, incluso tocándose. Así tendrán más apoyo.
    • Es mejor si la bandeja tiene algún tipo de borde para que si los cupcakes se derraman, no termines con un gran desastre que limpiar.
  3. Coloca los pirotines sobre tapas de tarros para que tengan más soporte. Si quieres tomar más precauciones, saca las partes planas de unas tapas de tarro y usa los aros de metal. Colócalos en toda la bandeja para hornear y luego pon un pirotín en el centro de cada uno.
  4. Llena los pirotines con mezcla para cupcakes. Una vez que estén todos puestos, prepara la mezcla para cupcake de acuerdo a las instrucciones. Llena cada uno hasta unos 2/3 o ¾ de camino hacia el borde, como lo harías en una bandeja convencional para cupcakes.
  5. Pon una bandeja en el horno y hornea por el tiempo sugerido. Coloca la bandeja en el horno precalentado después de haber llenado todos los pirotines. Avanza lentamente y con cuidado al momento de poner la bandeja en el horno para no derramar la mezcla para cupcake. Sigue la receta para saber cuánto tiempo debes hornear los pastelitos.
    • Configura un temporizador para ayudarte a no recocinar los cupcakes.

Crear tus propios pirotines para cupcakes

  1. Haz tus propios pirotines para cupcakes con un material duro apto para el horno. Si no tienes pirotines o una bandeja para cupcakes y quieres prepararlos de todas maneras, puedes elaborar los tuyos en casa. Igualmente tendrás que poner dos o tres pirotines para que puedan quedar erguidos en la bandeja.
    • El papel sulfurizado es el material recomendado, pero también podrías utilizar papel encerado o aluminio.
    • Mientras más duro sea el papel, más estables quedarán los pirotines para cupcakes.
  2. Corta el papel sulfurizado en cuadrados de 15 x 15 cm (6 x 6 pulgadas). Saca un poco de papel sulfurizado y usa una regla para medir cuadrados. Usa una tijera para cortar cuidadosamente alrededor de cada cuadrado que hayas medido. Vas a tener que usar dos a tres pirotines para cada cupcake, así que corta los que fueran necesarios para ello.
    • La mayoría de las bandeja para cupcakes de tamaño normal tienen capacidad para 12 unidades.
  3. Consigue una taza que tenga una base del mismo tamaño que un pirotín para cupcake. El tamaño no tiene que ser exacto, pero trata de encontrar un vaso o una taza con el fondo parecido al de un pirotín. La mayoría de los pirotines para cupcake de tamaño regular tienen un diámetro de más o menos 5 cm (2 pulgadas).
  4. Centra el papel sulfurizado en el fondo de la taza. Dale la vuelta a la taza y pon el pedazo cuadrado de papel sulfurizado sobre el fondo circular. Trata de alinear el papel de modo que todas las esquinas queden a una misma distancia.
  5. Presiona el papel sobre la taza para crear 4 pliegues. Crea un doblez entre cada esquina del pedazo de papel de modo que crees un molde a partir de la taza. Debes tener 4 dobleces para cuando termines.
    • Al momento de doblar, prueba presionar los dobleces lo más cerca de la taza que puedas.
  6. Pasa tus dedos por todo el borde del revestimiento. Cuando hayas terminado los dobleces, pon los pirotines encima de la taza. Presiona los dedos por el borde circular que hayas creado de modo que formes una base sólida. ¡El pirotín está terminado!
  7. Saca los pirotines de la taza y empieza a ponerlos en la bandeja. Colócalos en la bandeja para hornear como lo harías si fueran de la tienda. Asegúrate de ponerlos cerca uno del otro para que tengan más soporte.
  8. Coloca dos o tres pirotines caseros para hacerlos más resistentes. La mayoría de los materiales que se usan van a requerir más ayuda para soportar el peso de la mezcla. Duplica o triplica los pirotines para cupcake sobre la bandeja de modo que no se derramen.

Consejos

  • Trata de no utilizar cinta adhesiva para unir tus pirotines caseros para cupcakes, pues la cinta no reacciona bien en el horno y no será bueno que esté cerca de tu comida.

Cosas que necesitarás

  • pirotines (o capacillos) para cupcakes
  • una bandeja para horno
  • ingredientes para hacer mezcla para cupcakes
  • tapas de tarro (opcional)
  • papel sulfurizado o aluminio (opcional)
  • una taza (opcional)
  • un bolígrafo (opcional)
  • una regla (opcional)
  • tijeras (opcional)
Теги: