Cómo cuidar tus riñones

Опубликовал Admin
Los riñones son órganos vitales de nuestro cuerpo. Se encargan de limpiar la sangre, expulsar los desechos del cuerpo y regular la presión arterial, entre otras funciones. De la salud de los riñones, depende el manejo adecuado de los residuos del organismo e incluso, nuestra vida. Pero, ¿cómo podemos cuidarlos? Sigue leyendo para descubrirlo.

Mantén una alimentación saludable

  1. Come muchas frutas y verduras. Ya sabes que las frutas y verduras contienen antioxidantes, fibra, vitaminas y minerales, todos ellos son elementos esenciales para el funcionamiento correcto de tu organismo. También es sabido que debes consumirlas en abundancia. Pero además, las frutas y verduras son naturalmente bajas en sodio (presente en la sal común).
    • El consumo excesivo de sal entorpece el funcionamiento correcto de los riñones y puede provocar cálculos renales.
    • Un buen truco para la preparación de tus comidas es reemplazar la mitad de la sal que utilizas por especias.
  2. Di NO a las frituras, SÍ a las grasas saludables. La comida chatarra y los alimentos procesados contienen altas concentraciones de sodio y grasas “malas” (saturadas y trans), por lo que debes evitar su consumo.
    • Elige alimentos frescos, o en su defecto, productos congelados.
    • El pescado azul, el aceite de oliva, los frutos secos y la palta o aguacate son excelentes fuentes de grasas saludables, muy necesarias porque rodean y protegen los órganos vitales.
  3. Vigila tus porciones. Sírvete en porciones pequeñas y come lentamente. Cuando los alimentos que ingieres tienen alto valor nutricional, una porción moderada te dejará satisfecho. Te sentirás más activo el resto de la jornada y mantendrás tu peso bajo control.
    • El sobrepeso está asociado con enfermedades como la diabetes y la hipertensión, factores de riesgo de diversas enfermedades renales y cardiovasculares.
    • Los riñones funcionan mucho mejor si te mantienes con un peso adecuado a tu contextura física y a tu edad.

Realiza ejercicio regularmente

  1. Camina, camina, camina. Haz de tus piernas, tu principal medio de transporte. Caminar es un ejercicio muy efectivo y natural para el ser humano. La actividad física retrasa el proceso de envejecimiento y mantiene todos tus órganos saludables, por lo que resulta vital para el buen funcionamiento de los riñones. Prueba lo siguiente:
    • En tu edificio, trabajo o incluso, el centro comercial; toma siempre las escaleras, nunca los ascensores.
    • Camina hasta tu trabajo. Si no, estaciona tu auto al otro lado del estacionamiento y camina hasta la entrada.
  2. Elige ejercicios completos. La mejor forma de mantener la salud general es practicar deportes integrales. La natación, el ciclismo, el montañismo, la danza y el remo son solo algunos ejemplos. Además de ayudarte a fortalecer los músculos de todo el cuerpo, estos ejercicios te ayudan a mantener un peso saludable y reducen el riesgo de padecer enfermedades crónicas.
  3. Participa en actividades físicas placenteras. Si estás decidido a hacer ejercicio de forma regular, asegúrate de elegir una actividad que disfrutes; de lo contrario, tu resolución estará destinada al fracaso.
    • Únete al equipo de fútbol de tu barrio, aprende a patinar, toma clases de baile, juega en exteriores con tus hijos o amigos, toma parte activa en el sexo.
    • Todas estas actividades mejoran tu salud general y liberan endorfinas, las hormonas asociadas al bienestar y la felicidad.
    • Quedarte sentado o parado por muchas horas resulta muy nocivo para tus riñones. La situación se agrava cuando no bebes suficiente agua durante esos lapsos largos de tiempo.

Hidrátate

  1. Mantente hidratado todo el día. Adopta el hábito de llevar una botella de agua a donde quiera que vayas y toma pequeños sorbos durante todo el día. En el trabajo o el gimnasio, aprovecha para llenarla de nuevo. Una hidratación adecuada facilita el trabajo de los riñones.
  2. Evita las bebidas azucaradas. Las bebidas cargadas de azúcar pueden provocar un aumento de peso y deshidratación, dos cosas que quieres evitar cuando tratas de cuidar la salud de tus riñones.
    • Evita también las bebidas artificiales y los cafés especiales (con crema, sabores artificiales, malvaviscos, etc.).
    • Se recomienda beber 8 vasos de agua al día, como mínimo.
  3. Toma jugos naturales e infusiones. Algunas bebidas son diuréticos naturales que contribuyen a un mejor funcionamiento de los riñones.
    • El jugo de piña, manzana y diferentes bayas, especialmente los arándanos rojos se les recomiendan a las personas que sufren enfermedad renal crónica (ERC) y otras enfermedades relacionadas.
    • El té verde, así como las infusiones de flor de Jamaica y diente de león también favorecen la salud de los riñones.

Consejos

  • Hazte un examen médico al menos una vez por año. Tu doctor te tomará la presión y te ordenará exámenes de rutina (niveles de colesterol, glucosa, etc.) que le ayudarán a determinar si tienes o estás en riesgo de desarrollar o sufres de problemas renales.
  • El cigarrillo y el exceso de alcohol aumentan la probabilidad de desarrollar hipertensión y diabetes, enfermedades que causan o empeoran los problemas renales. Evítalos.

Advertencias

  • Si planeas adoptar un cambio drástico en tu estilo de vida, asegúrate de consultarlo con tu doctor primero. Incluso el exceso de alimentos y bebidas naturales puede ser nocivo para tu salud o interferir con medicamentos que estés tomando actualmente.
Теги: