Cómo desarrollar un cuestionario para realizar una investigación

Опубликовал Admin
Un cuestionario puede ser una herramienta útil para recopilar información. Se puede utilizar para una investigación de mercado, para recopilar datos o para probar una hipótesis. Para que un cuestionario sea efectivo y te proporcione la información que buscas, tendrás que diseñar una encuesta que sea fácil de entender y fácil de completar. Aquí encontrarás algunos consejos para seguir cuando quieras saber cómo desarrollar un cuestionario para realizar una investigación

Pasos

  1. Resuelve qué información tratas de recopilar de esta encuesta. ¿Cuál es tu objetivo principal para hacer este cuestionario? ¿Qué información necesitas de los encuestados para lograr tus objetivos? Piensa en preguntas que se dirijan a tus objetivos y de las que obtengas respuestas. También deberías asegurarte de que tus preguntas no sean redundantes o que no sean específicas para tu tema. No deberías incluir preguntas que no recopilen información que sea directamente útil en tu investigación.
  2. Escribe una introducción para tu cuestionario. Esto debería explicar un poco sobre tu cuestionario: por qué lo haces y cuál es tu meta. La introducción debería ser breve pero también tendría que atraer el interés de tu audiencia meta. Piensa cuánto tiempo probablemente dura su capacidad de concentración, y trata de coordinar el cuestionario basándote en esa estimación.
  3. Usa preguntas cerradas para los cuestionarios. Una pregunta cerrada se puede responder con una palabra o frase. Esto hará que sea fácil para el encuestado dar su respuesta sin tener que pensar en una manera elocuente de ponerla en palabras. Las preguntas cerradas también te benefician a ti porque hacen que resulte más fácil clasificar y agrupar las respuestas.
  4. Ordena tu preguntas de manera que sea significativa y fácil de seguir. Comienza con preguntas que sean fáciles de entender y fáciles de responder. Abrir con preguntas más difíciles es desalentador y podría asustar a tus encuestados antes de completar toda tu encuesta. Las preguntas fáciles ayudan a alentar a tus participantes a querer terminar de responder el resto de las preguntas. El resto de las preguntas deberían fluir en algún tipo de orden que suene natural y que no se saltee demasiado. Agrupa los temas similares en vez de saltar de tema en tema.
  5. Coloca las preguntas más importantes al principio de tu cuestionario. A menudo, los participantes pueden perder interés al final, especialmente si la encuesta es algo larga. Si hay preguntas que tienen más importancia y en las que quieres que tus encuestados se concentren, colócalas al principio de tu cuestionario.
  6. Agrégale un poco de variedad a tus preguntas. Mientras que las preguntas cerradas son mejores para facilitar los propósitos de respuesta y análisis, agregar un par de preguntas de interpretación abierta ayuda a evitar que los encuestados se aburran. Las preguntas abiertas requieren que los encuestados escriban sus respuestas e incluyan algún detalle.
  7. Decide qué métodos vas a utilizar para llegar a tu audiencia meta. Si no buscas una audiencia en particular, puedes recopilar información usando tu cuestionario a través de entrevistas, grupos de enfoque, enviando por correo tus cuestionarios o haciendo entrevista telefónicas. Si tu audiencia meta es un grupo específico, vas a querer usar métodos para llegar a esas personas específicas. Por ejemplo, si buscas información de estudiantes universitarios, deberías realizar tu encuesta en universidades locales.
Теги: