Cómo ser inteligente en matemáticas

Опубликовал Admin
Si las matemáticas no son de tus habilidades fuertes, y se te dificultan, sigue leyendo para aprender cómo puedes mejorar tu comprensión y sobresalir en el tema.

Pasos

  1. Pregunta en clase, para aclarar cualquier concepto en particular. Si la respuesta en realidad no arroja ninguna luz sobre el tema, habla con el profesor después de clase. Ellos pueden tener algunas sugerencias, para explicarte personalmente, que no podrían entrar durante la clase regular.
  2. Asegúrate de que sabes lo que significan las palabras. Las matemáticas, más allá de la simple suma y resta, es generalmente una colección de operaciones separadas. Por ejemplo, la multiplicación también implica la adición, y la división también implica la resta. Antes de que puedas entender un concepto completo, es necesario entender el significado de todas las operaciones involucradas. Por cada palabra utilizada en un problema de matemáticas (por ejemplo, "variable") prueba esto:
    • Memoriza la definición del libro. "Un símbolo de un número que desconocemos aún. Normalmente es la letra x ó y."
    • Practica ejemplos del concepto. Por ejemplo "4x - 7 = 5," donde x es la variable, mientras 4, 7, y 5 son "constantes" (otra definición para investigar).
  3. Presta especial atención al aprendizaje de las reglas. Las propiedades, fórmulas, ecuaciones y métodos son las herramientas de las matemáticas, y hará que estas y la computación sean mucho más fáciles cuando entiendes como funcionan todas las herramientas. Aprende a confiar en ellas como un buen carpintero lo haría con su sierra, cinta métrica, martillo, etc.
  4. Participa en clase. Si no conoces la respuesta a la incógnita, aclara tus dudas. Explica los que "sí" entiendes, para que el maestro pueda enfocarse en las partes que te son confusas.
    • Por ejemplo, utilizando la variable del problema de anterior, di "Yo entiendo que 4 veces la incógnita (x), menos 7, es igual a 5. ¿Qué es lo primero que tengo que hacer?" Ahora el maestro sabe cómo ayudar con la discusión. Si hubieras dicho: "No lo entiendo", el profesor podría pensar que necesita explicar las constantes y las variables primero.
    • Nunca tengas miedo de preguntar. Incluso Einstein hacía preguntas (¡y después las respondía!) No vas a entender de repente al inicio del problema. Si no quieres preguntarle al profesor, pregunta a algún estudiante, o amigo.
  5. Busca ayuda exterior. Si aún necesitas ayuda, y el maestro es incapaz de explicar las cosas de una manera que entiendas, pregunta quien te recomendaría para una asistencia más profunda. Averigua si hay una sala de estudio o programas de tutoría, o pregunta si un profesor podría darte ayuda extra antes o después de clase.
    • Así como existen diferentes estilos de aprendizaje (auditivo, visual, etc.), existen muchos estilos de enseñanza. Si eres un estudiante visual, y tienes el mejor maestro en el mundo - para estudiantes auditivos - aún tendrás problemas para aprender de ellos. No es imposible, pero tener ayuda complementaria de alguien que enseñe de la misma manera en la que tu aprendes será de gran ayuda.
  6. Escribe tu trabajo. Por ejemplo, cuando trabajas con ecuaciones, divide tu solución en pasos, escribe tu resultado para la siguiente etapa.
    • Escribir tu trabajo te ayuda a dar un seguimiento del ejercicio a medida que lo haces, y puede ayudarte a obtener un crédito parcial si cometes un error en alguna parte.
    • Escribir tus pasos te enseñará en qué parte de equivocaste.
    • Escribir tus pasos también te ayudará a reforzar y fortalecer lo que ya sabes.
  7. Intenta resolver todos los problemas que te dan. Después de intentar algunos ejemplos, puedes entenderlos. Si no, tendrás una mejor idea de dónde te atoraste.
  8. Revisa tu tarea calificada cuando te la regresan. Lee las notas del profesor, y aprende en donde te equivocaste. Pide ayuda a tu maestro para revisar cualquier problema que aún no entiendas.

Consejos

  • Si no entiendes algo, pregunta a tu maestro. Es su trabajo.
  • Trata de entender lo que haces. No respondas automáticamente sin pensar primero. Por ejemplo, si estás aprendiendo a agregar números más grandes, piensa porque llevas el exceso al siguiente paso, y si aún no entiendes - pregunta.
  • No te des por vencido solamente porque tienes miedo de cometer errores. Inténtalo, aún si no estás seguro aún.
  • Practica matemáticas por lo menos 30 minutos al día. Resuelve 5 preguntas al día y aumenta a 10. ¡Sábado y Domingo estás libre! Utiliza ese tiempo para hacer algo divertido, te sentirás recompensado y fresco cuando continúes el Lunes. Si te sientes torturado esa semana, toma un calendario y tacha las fechas en las que has practicado. Será mejor si tomas solamente 4 días... 3 días... 2 días... un día... ¡fines de semana!
  • Practica lo más que puedas, pero toma descansos regulares. Aprender matemáticas toma practica.
  • Incluso si las matemáticas son un reto para ti, no tengas miedo. Los nervios solamente lo harán peor. En su lugar, sé paciente y toma tiempo para aprender paso a paso.
  • Nos guste o no, la capacidad para hacer cálculos aritméticos rápidos y precisos juega un papel fundamental, tanto en nuestros negocios y en nuestras vidas personales. Curiosamente, la aritmética estimula la actividad cerebral, tanto en el hemisferio derecho e izquierdo del lóbulo frontal más que participar en la lectura o escuchar música. En la medida en que los lóbulos frontales controlan nuestra función motora, la resolución de problemas, la memoria, el lenguaje, el juicio, el control de impulsos y el comportamiento socio-sexual, la estimulación del lóbulo frontal adecuada puede tener largo alcance de efectos beneficiosos en nuestras actividades diarias.
  • Si muestras tu trabajo será más fácil.
  • Asegúrate de hacer tu tarea. Incluso puedes escribir tus propios problemas para practicar.
  • A medida que avanzas más allá de la aritmética en el estudio de las matemáticas, en álgebra, geometría, y más allá, las nuevas cosas que aprendes empezarán a construir sobre lo que ya has aprendido. Por lo tanto, asegúrate de que tienes una buena comprensión de cada lección antes de continuar.
  • Diviértete. Aunque no lo parezca, las matemáticas pueden ser muy hermosas por su orden y elegancia.
  • Haz preguntas y si no entiendes, pregunta al profesor en clase o después de clase. No dejes que el miedo te gane. No dejes que la gente diga que eres menos.

Advertencias

  • No es posible que te "metas" las matemáticas. ¡Se trata de entender el ejercicio y practicar!
  • No memorices ejemplos de matemáticas. En lugar de eso, insiste a tu maestro de matemáticas que te explique y asegúrate de que entiendes el ejemplo. Cada uno es diferente, y es la clave para entender porqué funcionan de esa manera.
Теги: