Cómo superar un aborto espontáneo

Опубликовал Admin
162
0
Aproximadamente el 50% de las mujeres entre los 18-25 años experimentarán al menos un aborto espontáneo en su vida. Alguien que nunca haya experimentado un aborto espontáneo puede parecer poco sensible o usar frases como “no estaba para nacer”. En alguna parte de nuestro subconsciente, sabemos que seguir adelante con nuestras vidas es lo mejor que podemos hacer después de un aborto espontáneo, pero nadie realmente sabe CÓMO hacerlo. Aquí te damos algunos pasos que pueden ayudarte a superar un aborto espontáneo.

Pasos

  1. No te culpes. Tener un aborto espontáneo es a menudo un problema cromosómico y generalmente no tiene nada que ver con una falta de cuidado de parte de la madre. Pero aún así, algunas mujeres buscan una forma de culparse a sí mismas por el aborto, y ya sea que tengas una razón para hacerlo o no, debes perdonarte a ti misma. Perdónate si te han dicho (algún doctor) que tus acciones o negligencia ha causado el aborto y/o si este no es el caso, perdónate a ti misma por haberlo pensado.
  2. Trata en la medida de lo posible de averiguar las razones del aborto. La mejor forma de encontrar respuesta a estas preguntas es a través de los doctores que te han dado la noticia y/o te han tratado a causa del aborto. Muchos doctores te dirán que a pesar de que habían detectado un problema, no había nada que podría haberse hecho al respecto. Pero algunas veces, hay una causa específica (matriz invertida, quistes en los ovarios, tabaquismo, demasiado estrés, etc.) que es mejor conocer porque te dará tranquilidad y una mayor capacidad para entender porque tu embarazo no salió adelante, además te ofrece la posibilidad de buscar cualquier tratamiento que pueda prevenir futuros abortos espontáneos. Si tu doctor no puede identificar la causa que ocasionaron el aborto o te tienen en riesgo de aborto, considera esto como algo bueno, porque las posibilidades de que el aborto se debiera a problemas de salud de la madre o del feto, o por acciones de la madre como fumar, beber, no comer saludablemente son altamente improbables. Siempre hay una posibilidad de que tu doctor pueda arreglar o tratar cualquier problema específico que podría haber causado o estar causando que tu organismo rechace el embarazo.
  3. ¡Deja de estresarte! Tu cuerpo no sólo estará experimentando algunos cambios físico y/o molestias, también tu estado mental estará desequilibrado. Si te han sometido a algún tratamiento como un legrado, lo mejor que puedes hacer en estos momentos es descansar. No te concentres mucho en el dolor físico. Si el doctor te lo permite puedes tomar algún analgésico o antiinflamatorio para aliviar el malestar. Recuerda que a causa del embarazo las hormonas ya no estaban muy equilibradas, así que debes tener en cuenta que después del embarazo estos niveles de hormonas no volverán a la normalidad inmediatamente. Es normal experimentar incluso cambios de ánimo más bruscos o mayor irritabilidad. Si aceptas los cambios y el reajuste que se está llevando a cabo dentro de tu cuerpo, las cosas serán más fáciles para ti, tanto emocional como físicamente.
  4. Identifica las razones por las que te sientes tan decepcionada ante este aborto. ¿Quieres desesperadamente tener un niño? ¿Has tenido ya otros abortos y has rogado para que este embarazo no tuviese el mismo final? ¿Tienes más de 35 años y tienes miedo que se estén acabando tus posibilidades de quedar embarazada? ¿Qué futuras consecuencias o luchas se generarán a partir del aborto? ¿Simplemente estás asustada de que el embarazo no haya salido adelante (ya sea que el embarazo haya sido planeado o no)? De cualquier forma, es importante de que seas HONESTA contigo misma sobre lo que te está molestando en mayor grado acerca de tu fallido embarazo. Recuerda, un rompecabezas no puede resolverse si no se tienen todas las piezas.
  5. Recuerda que “todo sucede por alguna razón”. Todos te dirán esto y la mayoría de veces escuchamos a la gente diciéndonos esto cuando NO queremos oírlo. Pero ¿te has preguntado porque la gente usa esta frase tan a menudo cuando se refieren a un aborto? Simplemente se dice porque se trata de una frase literalmente cierta. Los abortos espontáneos no son siempre algo que arruine la vida de quienes los padecen, de hecho en algunos casos abren los ojos de algunas mujeres: su oportunidad para empezar de nuevo y protegerse a sí mismas, específicamente si el embarazo fue no planeado o no deseado en primer lugar; su oportunidad de evaluar si estaban en una relación o situación con el padre correcto de su futuro hijo; su oportunidad de conocer problemas médicos o enfermedades de las que podría no haber estado consciente si no hubiese tenido el aborto; su habilidad de aprender acerca de sí misma y ver sus planes sobre su futuro a través de tiempos difíciles; etc. Es mejor pensar que las cosas que están por suceder en tu vida serán aquellas que tengan que suceder. Considera que si el embarazo hubiese seguido adelante, hay un 87% de probabilidades de que el niño hubiese nacido con alguna deformidad o algún problema o minusvalía.
  6. Habla con otras mujeres que hayan experimentado abortos espontáneos. A veces otras personas presentes en tu vida pero que no hayan pasado por esto no entenderán todo el dolor y estrés que estás sufriendo a causa de la pérdida. Un aborto espontáneo afecta a cada mujer de forma diferente y generalmente tiene efectos más fuertes y traumáticos en mujeres que estaban deprimidas o infelices con sus vidas antes de que supieran del embarazo. Es fácil cerrarse y sentirse aún más lastimado después de escuchar a otros decir frases como “supéralo” muy fácilmente. Hablar con otras mujeres que han experimentado abortos espontáneos te ayudará a ver que no estás sola. Te sorprendería saber cuántas mujeres han experimentado el mismo dolor que estás pasando tú y cuán parecidas son sus historias de dolor y/o de superación a la tuya. Como con cualquier cosa, es mejor siempre interactuar y/o conectar con otros que hayan pasado el mismo calvario que tú estás pasando. También, aquellos que han pasado por esto antes pueden darte consejos útiles sobre cómo llevar la situación, perdonarte a ti misma si es que te estás culpando y cómo seguir adelante.
  7. Piensa en lo que has ganado en lugar de lo que has perdido. Como todo en la vida, si sigues recordándote que has tenido una gran pérdida, esos pensamientos, tarde o temprano, te consumirán y tomarán control sobre tus emociones. Nadie te puede decir que ya has sufrido mucho ante una pérdida, cada quien sufre las pérdidas a su forma, pero debes entender que para que otros puedan apoyarte como mereces, lo primero es que sean capaces de acercarse a ti con brazos abiertos para ayudarte. Y esto significa que debes ser racional y mantener suficientemente la calma para expresar tus emociones y hacer posible que otras personas puedan intervenir y ayudarte. En cualquier pérdida, siempre hay algo que ganas, incluso con abortos espontáneos. Haz una lista de todas las cosas positivas que saldrán o que puedes obtener como resultado del proceso de aborto. Después de todo, podría ser que si no hubieses tenido el aborto no sabrías que tienes un problema médico o enfermedad, también como resultado del aborto podrías haber ganado la posibilidad de liberar algunas emociones que tenías ahí, además la experiencia de superar un aborto también te puede dar una visión más objetiva de la relación que tienes con quien era el padre del bebé (después de todo, es muy probable para casi cualquier hombre que haya mostrado su verdadera cara cuando la prueba de embarazo resultó positiva; y aún más, podrías ser que ahora después del aborto le des más importancia a la vida, incluso a la tuya.
  8. Descansa. Sé paciente con tu cuerpo después del aborto, ya que tu cuerpo debe estar preparándose para curarse del daño/rechazo del embarazo, pero tarde o temprano volverá a la normalidad. Pasa tiempo con personas que sean positivas (especialmente con quienes hayan compartido tu experiencia), sigue con tus rutinas normales y practica algún hobbie que te permita mantener tu mente alejada de tu situación. No tienes que hacer demasiado ejercicio, pero al menos debes mantener tu cuerpo en buena forma, ya que esto será muy importante e indispensable la próxima vez que quedes embarazada. Haz algún viaje, ya sea con amigos o tú sola. Aprovecha para meditar. Disfruta escuchando tu música favorita. Averigua cómo ponerte en buena forma. Hay un millón de cosas que puedes hacer para ayudar a que tus hormonas vuelvan a niveles normales. En lugar de evitar tus emociones, toma control de ellas.

Consejos

  • Habla con otras mujeres que hayan sufrido abortos espontáneos. El mejor sentimiento en el mundo es saber que no estás sola que no todos entienden tan poco tu situación como piensas.
  • Sigue las indicaciones de tu doctor. Si te dice que no hagas algo (por ejemplo, sexo), ESCÚCHALE. Si no sigues el consejo de tu doctor podrías estar ralentizando el proceso de curación de tu organismo de cara a prepararlo para que esté en buenas condiciones para un futuro embarazo.
  • Descansa. Podrías estar adolorida o con molestias, pero entre más le tome a tu cuerpo volver a estar en forma, más tiempo sentirás dolor físico, pero aún más se acentuará tu dolor emocional.
  • Investiga las causas más comunes para los abortos y estadísticas sobre abortos espontáneos. Una de las soluciones más rápidas para poder superar la situación es asumir que no estás sola y que lo que estás pasando es más común de lo que piensas.
  • Toma los medicamentos que tu doctor te prescriba para aliviar cualquier dolor físico por el que pases. No te sientes a quejarte, sintiendo lástima por ti misma. La curación toma el doble de tiempo si tu mente no coopera con lo que tu cuerpo realmente quiere hacer.

Advertencias

  • No tengas sexo hasta que tus heridas físicas y emocionales se hayan curado. Tu pareja/amigo debe entender que aunque pueda no parecerlo, tu cuerpo necesita tiempo suficiente para recuperarse de un aborto. Lo peor que puedes hacer es quedar embarazada nuevamente antes de que tu cuerpo se haya recuperado de un aborto.
  • NO fumes ni te ejercites en exceso. Por supuesto, el ejercicio es siempre bueno, pero sin pasarse. Tampoco cometas excesos con las comidas. No hables todo el tiempo de tus sentimientos (esto puede ser una trampa, y quedarte atorada, impidiéndote superar emocionalmente el aborto), no intentes eliminar tus sentimientos y no ignores cualquier señal de tu cuerpo que te indique algo no está bien.
  • No hables de abortos con personas que se han mostrado insensibles o poco comprensivas. Si sientes que estás empezando a culparte o volviéndote más negativa cuando hablas con alguien sobre tu aborto, debes terminar esa conversación y pensar en compartir tus sentimientos con alguien más. No todo el mundo va a vivir el aborto de la misma forma. Algunas personas pasan verdaderos episodios depresivos después de un aborto, mientras que otras simplemente eliminan sus emociones y siguen como si nada hubiese pasado. Si buscas la ayuda apropiada, tus emociones y tu organismo buscarán la recuperación apropiada.
Теги: