Cómo cocinar pizza en un horno a gas

Опубликовал Admin
70
0
Los hornos de gas tienden a volverse imprecisos a medida que envejecen, lo que puede dificultar una cocción precisa. Sin embargo, las reglas de la pizza son fáciles de aprender, incluso si se te dificultan en un horno casero. Comienza con el fuego a la temperatura más alta posible y hornea la pizza en una superficie que pueda retener mucho calor. Incluso si el primer intento no resulta perfecto, por lo general, podrás ajustarte para conseguir mejores resultados con algunas tácticas simples.

Cocinar la pizza

  1. Usa una piedra de horno para pizzas si tienes una. Este cambio puede hacer una gran diferencia. Los hornos de gas a suelen tener menos calor y más humedad que los hornos eléctricos. Una piedra para pizzas precalentada calentará los alimentos más rápido y de manera más uniforme y extraerá la humedad para evitar una corteza humedecida. Colócala en la rejilla más baja, en la segunda más baja o donde quieras hornear las pizzas.
    • Las baldosas de terracota sin esmaltar son un sustituto eficaz y mucho más barato. Sin embargo, algunas arcillas contienen plomo u otras sustancias no seguras para los alimentos. El riesgo es menor para las baldosas fabricadas en los Estados Unidos u otros países que regulan el plomo.
    • Una sartén de hierro fundido es la siguiente mejor opción.
  2. Precalienta el horno a su temperatura máxima. Los hornos de pizza profesionales son mucho más calientes que cualquier cosa en la cocina. Enciende el horno hasta el ajuste más alto, al menos a 260 ºC (500 ºF). Una piedra para pizzas o una sartén pesada de hierro fundido tardará más en calentarse que el horno, así que espera al menos unos 30 minutos.
    • Una piedra para pizzas grande puede necesitar de 40 a 60 minutos. Si quieres estar seguro, revísalo con un termómetro infrarrojo.
  3. Arma la pizza. Coloca la masa de pizza casera sobre una bandeja de pizza espolvoreada con harina de trigo o de maíz para evitar que se pegue. Aplana la masa en como un disco y forma el borde de la corteza con la mano. Lanza la masa al aire o estírala hasta que alcance el grosor y el tamaño deseado. Aplica aceite de oliva en el borde de la corteza y agrégale todos los ingredientes.
    • Si no tienes una bandeja de pizza, usa una bandeja para hornear sin borde o una con borde al revés, con papel pergamino enharinado sobre ella.
  4. Desliza la pizza sobre la superficie de cocción. Agita la bandeja de pizza o la bandeja para hornear suavemente para despegar la masa. Coloca el extremo de la bandeja en la superficie de cocción y agítala para que la pizza comience a deslizarse. Una vez que el borde de la pizza esté plano sobre la piedra, levanta la bandeja hacia atrás rápidamente para dejar caer el resto.
    • La piedra o sartén precalentada estará extremadamente caliente, así que deberás tener mucho cuidado.
    • Si usas una bandeja para hornear forrada de papel pergamino, lograrás una mejor cocción si deslizas la pizza sin el papel y cocinas directamente sobre la piedra o el metal. Sin embargo, si la pizza tiene muchos ingredientes, recogerla con el papel pergamino y dejarla caer sobre la superficie de cocción será una opción más fácil.
  5. Comienza a revisar la pizza después de cinco minutos. Si normalmente horneas las pizzas a una temperatura más baja, no confíes en el tiempo estimado de tu receta. La mayoría de las pizzas caseras solo tomarán entre 8 y 12 minutos a una temperatura de 260 a 285 ºC (500 a 550 ºF). Sácala cuando la parte superior esté burbujeando y la corteza se haya dorado.
  6. Gira la pizza si el horno cocina de manera desigual. Si el horno tiene problemas con los puntos calientes, gira la pizza 90 grados a la mitad del horneado para que se dore uniformemente. Por lo general, esto no será necesario si usas una piedra para pizzas (y le das el suficiente tiempo para que se precaliente), ya que el calor radiante de la piedra debería compensar las fallas del horno.
    • Hazlo rápidamente para minimizar la pérdida de calor.
  7. Saca la pizza del horno. Desliza la pizza fuera de la piedra o del sartén y colócala en un plato o una rejilla para enfriar. Déjala enfriar unos minutos antes de cortarla.
    • Revisa la parte inferior de la corteza antes de quitarla. La corteza ideal está bien dorada, con algunas manchas de carbón. Si la corteza todavía está pálida, déjala hornear un par de minutos más.

Solucionar los problemas de horneado

  1. Cambia a una rejilla diferente si la parte superior e inferior se cocinan a ritmos diferentes. En un horno de base, la corteza se cocinará más rápido cuanto más baja sea. La parte superior de la pizza se cocinará más rápido cerca del techo, debido principalmente a corrientes de aire más rápidas. Usa una rejilla más baja la próxima vez si el queso ha estado quedando dorado y burbujeante sobre una corteza pastosa y pálida. Mueve la pizza a un estante más alto si la corteza terminó más crujiente o más carbonizada de lo que prefieres.
    • Todos los hornos difieren un poco, por lo que pudieses conseguir resultados diferentes, especialmente si el horno se calienta desde la parte trasera o desde el techo.
    • Algunas personas incluso colocan la piedra de pizza directamente en la base del horno, en lugar de en una rejilla. Esto logará una corteza extra crujiente, pero algunas piedras para pizza se pudiesen agrietar bajo tanto calor.
  2. Hornea dos veces la corteza si no la puedes hacer crujiente. Si el horno se enfría o si prefieres una corteza gruesa, puede ser difícil hornearla completamente sin quemar los ingredientes. Intenta hornear la pizza por unos minutos sólo con la salsa para luego agregarle los otros ingredientes y terminar el trabajo.
  3. Reduce el consumo de ingredientes húmedos. Si la masa sigue quedando cruda, usa menos salsa o cambia a un queso más seco. Si el horno está particularmente frío o desparejo, es posible que necesites usar menos humedad en la masa.
  4. Haz agujeros para prevenir la formación de burbujas gigantescas. La masa delgada y con corteza de galleta puede burbujear excesivamente. Punza el centro de la masa varias veces con un tenedor para hacerle unos agujeros para que el aire escape a través de estos.
  5. Protege con queso los ingredientes que se queman fácilmente. Si las hojas verdes delicadas, el ajo o las finas rebanadas de carne se vuelven negras y amargas, no es necesariamente culpa del horno. Estos ingredientes se queman fácilmente. Colócalos debajo del queso u otros ingredientes para evitarlo.
  6. Distribuye los ingredientes si el centro no está bien hecho. Si la corteza es perfecta pero los aderezos necesitan más tiempo, asegúrate de esparcirlos en una capa fina y uniforme.
  7. ¡Terminado!

Consejos

  • También puedes usar una piedra de horno para pizza para obtener resultados más uniformes con otros productos horneados. Colócala en la rejilla debajo de los alimentos, no en contacto directo con ellos.

Advertencias

  • Verifica la pizza solamente cuando sea necesario. La apertura constante de la puerta del horno hará que se escape mucho el calor.
  • Usa el ajuste principal del horno (fuente de calor de la base), no la parrilla (fuente de calor del techo). La parrilla cocinará en exceso los ingredientes de la pizza y dejará la corteza sin cocer. Si el horno no tiene una fuente de calor en el techo, entonces el ajuste de la parrilla mantendrá el horno encendido constantemente en lugar de mantener una temperatura específica, este es un buen ajuste para la pizza.
  • Algunas bandejas de hornear de silicona pueden no ser seguras para usar a altas temperaturas. Comprueba la información del producto o cambia a una superficie metálica o de piedra.
  • Un cambio rápido de temperatura puede romper una piedra para pizzas. Pon siempre la piedra en el horno antes de precalentarlo y déjala después para que se enfríe. Descongela la masa de pizza antes de ponerla en la piedra caliente.

Cosas que necesitarás

  • piedra de horno para pizzas, baldosa de terracota segura para alimentos o un sartén de hierro fundido
  • bandeja para pizzas o bandeja para hornear forrada de papel pergamino
  • harina de trigo o de maíz
  • masa para pizza e ingredientes
Теги: