Cómo cocinar fideos ramen

Опубликовал Admin
222
0
Los fideos ramen son un platillo fácil y rápido, perfecto para quienes no tienen tiempo o universitarios que están ocupados con el estudio. Si bien son económicos, no son muy nutritivos, y a algunos hasta les sabe soso, mientras que a otros les parecen demasiado blandos. Por suerte, hay varios secretos para que te salgan perfectos. También puedes agregarles muchísimos sabores e ingredientes más, aparte del sobre de condimento que incluye. Con un poco de creatividad, ¡tendrás un platillo más nutritivo y sabroso en un santiamén!

Hacer fideos ramen

  1. Pon agua a hervir. Vierte 2½ tazas (600 ml) de agua en una olla. Ponla en la estufa a hervir a fuego alto.
  2. Añade la sopa base. Abre el sobre de condimento que vino con los fideos ramen. Vierte el contenido en el agua hirviendo y revuelve.
  3. Cocina el caldo por 1 minuto. Así te asegurarás de que el polvo se disuelva por completo y de que el agua esté lo suficientemente caliente para el siguiente paso.
  4. Añade los fideos. Presiona suavemente los fideos con un palito chino o una cuchara de palo para que se hundan en el agua. Te recomendamos tenerlos sumergidos un rato. No los rompas a la mitad ni los revuelvas. Los fideos se separan solos.
    • También puedes cocinar los fideos por separado en una olla con agua hirviendo.
  5. Cocina los fideos unos 2 minutos. Una vez que empiecen a separarse, sácalos del caldo con un par de palitos chinos o tenazas. También puedes verter el caldo en un tazón a través de un colador.
  6. Dale aire a los fideos. Esto ayudará a detener el proceso de cocción y evitar que se ablanden demasiado. Puedes usar un ventilador de mano, un ventilador eléctrico pequeño o incluso una hoja gruesa de papel o una carpeta.
    • Otra alternativa es enjuagarlos con agua fría.
  7. Pon los fideos de vuelta en el caldo. En este paso, puedes agregar más ingredientes sabrosos, por ejemplo, un huevo, carne o verduras.
    • Pero recuerda que algunos tienen que echarse al final, después de servir los fideos en un tazón.
  8. Sirve los fideos ramen. Viértelos en un tazón grande y hondo. Si has echado un huevo frito o escalfado en la olla, te recomendamos sacarlo con un cucharón y luego ponerlo encima de los fideos ya servidos en el tazón. Ahora puedes agregar otros ingredientes adicionales, por ejemplo, carne cocida.

Ir más allá

  1. Dale más sabor con salsas y condimentos. Si la salsa o el condimento es muy salado, te recomendamos usar menos condimento del sobre. Así evitarás que quede demasiado salado. A continuación te presentaremos alguna ricas opciones que puedes probar:
    • salsa de pescado
    • curry japonés en polvo
    • ponzu
    • pasta de miso
    • pasta de curry tailandés
  2. Dale más sabor con especias, aceites y otros condimentos. Esta es una gran opción si la salsa de pescado y el curry en pasta o en polvo no son lo tuyo. A continuación te daremos algunas ideas para empezar:
    • Jugos cítricos, tales como el jugo de limón o lima. Añádelos justo antes de servir.
    • Aceites: grasa animal, aceite picante o aceite de sésamo.
    • Especias: chile en hojuelas, semillas de cilantro o pimienta blanca. Pero tienes que sacar las especias antes de servir la sopa.
  3. Agrega verduras para tener un platillo más sano. Puedes agregar verduras delicadas y de rápida cocción justo antes de servir la sopa. También puedes agregar verduras más sólidas y de mayor tiempo de cocción mientras cocinas los fideos. A continuación, algunas ricas opciones:
    • Si quieres verduras de rápida cocción, prueba: la espinaca bebé, los brotes de soja, la cebolleta o el berro.
    • Si quieres verduras de mayor tiempo de cocción, prueba: el brócoli, los guisantes o la zanahoria rallada.
    • ¿No tienes verduras frescas? ¡Prueba las congeladas! Solo asegúrate de descongelarlas primero con agua caliente del grifo unos 30 segundos.
  4. Ponle proteínas extra con un huevo. Los fideos ramen están llenos de sodio, almidón y grasa, una combinación no muy saludable. Para que el platillo sea un poco más nutritivo, puedes agregarle un huevo, que está lleno de proteínas. Los huevos duros o a medio cocer cortados a la mitad son lo más popular, pero puedes usar otros tipos también. A continuación, te daremos más opciones para que pruebes:
    • Pon un huevo a sancochar con agua fría hasta que esté bien duro. Pélalo, córtalo a la mitad y luego ponlo encima de los fideos, justo antes de servir.
    • Pon un huevo a sancochar después de que el agua ha empezado a hervir. Sancóchalo de 3 a 7 minutos, luego pélalo, córtalo a la mitad y luego échalo a los fideos ramen justo antes de servir.
    • Prueba echar un huevo directamente al caldo. Después de que los fideos y el caldo estén cocidos, revuélvelos. Vierte un huevo apenas batido en la olla mientras el caldo y los fideos todavía se mueven.
    • Escalfa un huevo justo encima de los fideos. Deja que el huevo se cocine unos 30 segundos. Apaga el fuego, tapa la olla y espera 30 segundos más.
    • Pon un huevo frito encima. Tendrás que freír el huevo y cocinar los fideos ramen por separado. Echa el huevo frito justo encima de los fideos antes de servir.
  5. Añade más proteínas aún con carne. Lo más popular es agregar lonchas finas de carne, pero también puedes optar por pechuga de pollo, matambre o solomillo de cerdo. Cocínalos en el caldo mientras haces los fideos en otra olla. Saca la carne del caldo, echa los fideos y luego vuelve a servir la carne encima de ellos al final.
    • La carne tiene que ser lo mínimo. Lo principal tienen que ser los fideos ramen y el caldo.
    • Las lonchas finas de panza o paleta de cerdo son lo más popular y auténtico.
  6. Prueba otros ingredientes auténticos. Para la mayoría de las siguientes opciones, tendrás que ir a un supermercado asiático. Quizá también las encuentres en la sección de comida asiática del supermercado local. Puedes probar lo siguiente:
    • tartas de pecado
    • daikon, raíz de loto u hongos shitake en rodajas
    • algas nori en tiras
    • brotes de bambú fermentados en menma
  7. Listo.

Ingredientes

  • 2½ tazas (600 ml) de agua
  • 1 paquete de ramen, incluida la sopa base
  • ingredientes para agregar, tales como huevos, carne o cebolletas (opcional)

Consejos

  • Añade cualquier ingrediente que creas que sabrá bien con los fideos ramen. Atrévete, pero solo asegúrate de que se cocine bien.
  • ¿No eres un fanático de la sopa? Cocina los fideos y luego saltéalos con tu salsa favorita de salteados y vegetales.
  • Echa algún condimento al caldo, por ejemplo, ajo y sal triturados, miso o salsa de soja.
  • Si quieres un tazón de fideos ramen marino, puedes añadir lo siguiente: calamar, camarón, cangrejo o salmón.
  • Pruébalos con limoncillo picado. El limoncillo sabe excelente combinado con mariscos.
  • Sostén los ingredientes cerca del tazón antes de echarlos, para evitar que salpiquen.
  • ¿No tienes estufa? ¡No hay problema! Puedes hacerlos con una cafetera o incluso con un horno microondas.
  • Toma la sopa rápido. Estos fideos no saben muy bien después de un rato. Si sabes que no vas a tomarla toda, haz la mitad de una porción.
  • La cantidad que ingredientes adicionales y condimentos que quieras echar depende de ti. Solo recuerda que los fideos y la sopa son lo principal del platillo.

Cosas que necesitarás

  • olla
  • palitos chinos o cuchara de palo
  • tazón hondo
Теги: