Cómo conversar acerca de temas importantes con tus padres

Опубликовал Admin
Si necesitas tener una conversación importante con tus padres, es muy posible que tengas miedo o te sientas abrumado. No te preocupes; ¡es normal! Sin importar el tipo de relación que tengas con ellos, es importante que puedas hablarles acerca de las cosas importantes que suceden en tu vida. Con la planificación apropiada y al abordar la conversación de la manera correcta, podrás reducir el miedo y la ansiedad que puedas tener con respecto a contarles un tema o problema importante que tengas.

Planear la conversación

  1. Planifica lo que quieres decir antes de hablar con tus padres. El primer paso antes de abordar cualquier tema importante con tus padres es determinar qué es lo que quieres lograr a partir de la conversación. Definir el objetivo que quieres alcanzar te permitirá guiar la forma en que lo abordas con tus padres.
    • Por ejemplo, la forma en que abordes una conversación importante será diferente si quieres pedir permiso para hacer algo que si necesitas un consejo o ayuda con algo.
    • Escribe lo que quieres decir antes de hablar con tus padres. Puedes llevar las notas contigo para asegurarte de no olvidarte nada durante la conversación.
  2. Practica la conversación con un amigo de confianza. Ensaya el diálogo con un amigo cercano o familiar que puedan hacer el rol de tus padres para proporcionarte sus comentarios. Las opiniones de otra persona podrían ayudarte y calmar tus nervios para tener la seguridad de que te has preparado de la mejor forma posible.
    • Escoge a un amigo, hermano o familiar que sepas que serán honestos y te proporcionen comentarios que te ayuden a hacer que la conversación sea lo más efectiva posible.
  3. Escoge un momento y un lugar para hablar con tu padre y tu madre al mismo tiempo. Quizás sientas que hablar con uno de los dos puede ayudarte a obtener lo que deseas o hacer que la conversación sea más sencilla, pero si el tema es demasiado importante, debes incluirlos a ambos. Tus padres reconocerán y valorarán que quieres conocer la opinión de ambos, lo que facilitará el diálogo.
    • Si tus padres no están juntos, incluye a uno de ellos por teléfono o videollamada.
    • Escoge un momento en que ambos estén de buen humor o abiertos a tener una conversación, como por la noche después de trabajar o durante la cena.
    • Escoge un lugar apropiado para tener una conversación importante, como la mesa del comedor o la sala de estar. El auto o la escuela no son los lugares ideales por las distracciones que podrían frustrar la conversación.

Hablar con tus padres

  1. Respira profundo y calma tu mente antes de hablar con tus padres. Iniciar la conversación con estrés o conmoción puede hacer que tus padres no tomen tus pensamientos en serio. Tener un diálogo acerca de un tema importante con tus padres implica abordar la conversación con calma y madurez. Controla tu respiración para enfocar tus pensamientos.
  2. Comienza por presentar el tema con claridad y de forma directa. Demuéstrales a tus padres que quieres tener una conversación seria al ir al grano y abordar el tema directamente. Si quieres hablar de cosas sin importancia o acerca de otro asunto antes de abordar el tema en cuestión, una afirmación directa como: “Oigan, necesito hablarles de mi horario de llegada” te permitirá dirigir la conversación hacia el tema que quieres abordar.
    • Está bien hacer una broma o tener una pequeña charla antes de abordar el tema importante o el problema que tienes, pero, cuando llegue el momento de mencionarlo, es crucial que les demuestres a tus padres la importancia de lo que quieres decir.
  3. Sé honesto, claro y directo al hablar. Si quieres abordar un tema importante, no debes andar con rodeos. Una vez que inicies la conversación, debes adoptar un tono claro y profesional al abordar el problema. Por más que el tema no sea agradable o sea totalmente negativo, tus padres te prestarán más atención y podrán ayudarte si eres honesto y directo.
    • Por ejemplo, puedes decirles: “No siento que sea justo o apropiado que no me dejen tener una cita”. Procura mantener un tono maduro y profesional.
    • Diles si te sientes preocupado o asustado. Si quieres que te ayuden, es necesario que sepan todo lo que sientes y piensas.
    • No te quejes o discutas con tus padres si se molestan o están indecisos. Asegúrate de poder decir todo lo que quieres que sepan y no te pongas demasiado sensible.
    • Si has escrito lo que quieres decirles, usa tus notas cuando te pierdas o no sepas bien cómo seguir.
  4. Pregúntales qué opinan y cuál es su consejo. Cuando termines de decir todo lo que quieres decir, pregúntales qué creen que deberías hacer. Tus padres valorarán que recurras a ellos para obtener su ayuda y podrían proporcionarte consejos útiles. También es una buena oportunidad para aclarar cualquier confusión que puedan tener, dado que podrás responder sus preguntas, si lo desean.
    • Por ejemplo, puedes preguntarles: “Sé que tienen sentimientos muy intensos con respecto a qué universidad debo ir, pero yo siento lo mismo, y esta es una excelente oportunidad para mí. ¿Tienen algún consejo? ¿Qué es lo que debería hacer?”.
    • La comunicación es recíproca, por lo que es importante que adoptes una postura abierta para recibir sus comentarios o consejos con agradecimiento.
    • Puedes pedirles un consejo por más que les hayas contado que has hecho algo mal.
    • Demostrar humildad y pedir ayuda es una señal de madurez que tus padres notarán.
  5. Comprende la perspectiva de tus padres. Sin importar la decisión de tus padres durante la conversación, es importante que comprendas sus motivos. Si se enojan o rechazan tu pedido, no te enfurezcas. En cambio, pregúntales por qué han tomado esa decisión y respétala, por más que no estés de acuerdo.
    • Demostrarles que comprendes su perspectiva podría ayudarte a que estén más predispuestos a entender la tuya.
    • Tus padres respetarán más tus opiniones y te verán como un adulto si actúas con madurez y conservas la calma incluso cuando no obtienes lo que deseas.
Теги: