Cómo rebanar el queso

Опубликовал Admin
90
0
Puedes rebanar fácilmente quesos en forma de cuña o bloque. Si vas a cortar quesos en forma de cuña, debes retirarles la corteza de cera, cortar los quesos suaves a lo largo, rebanar los quesos duros a lo ancho y picar los quesos azules en ángulo. En caso de que vayas a rebanar quesos en forma de bloque, cortarlos en triángulos pequeños, rebana troncos de queso en monedas o pícalos en tajadas transversales uniformes. ¡Toma un cuchillo apropiado, corta el queso y al ataque!

Rebanar quesos en forma de cuña

  1. Usa un cuchillo filoso para cortar cuñas más pequeñas si el queso viene en ruedas o pirámides. Si el queso tiene esa forma, puedes cortarlo fácilmente en cuñas más pequeñas para servirlo y comerlo. Usa un cuchillo filoso y coloca la punta en el centro del queso. Corta el queso en cuñas uniformes de aproximadamente 3 a 5 cm de ancho (1 a 2 pulgadas). Haz rebanadas uniformes alrededor de toda la rueda o la pirámide. Luego, puedes cortar las cuñas en rebanadas más pequeñas dependiendo del tipo de queso que tengas.
    • Puedes realizar ese procedimiento con quesos de textura suave, media o dura.
    • Cuando termines, tendrás aproximadamente de 8 a 16 rebanadas dependiendo del tamaño del queso y el grosor de las secciones.
  2. Retira la corteza de cera de la cuña semisuave antes de comer el queso. Si tiene esa corteza protectora, retírala antes de cortar la cuña en rebanadas. Toma el cuchillo y colócalo inmediatamente cerca de la capa externa de cera. Luego, insértalo en el queso con una presión media y haz una rebanada a lo largo del borde más largo de la cuña. Luego, gira el cuchillo y haz otra rebanada para retirar la cera del borde más corto.
    • Retirarás la cera fácilmente haciendo de una a tres rebanadas.
    • Por ejemplo, quita la cera del queso gouda y las cuñas de queso edam.
  3. Haz los cortes a lo largo del borde largo si vas a rebanar cuñas suaves. En caso de que hayas escogido una cuña de queso suave del supermercado, puedes cortarla fácilmente con un cuchillo filoso. Corta las rebanadas a lo largo del lado más largo de la cuña colocando el cuchillo en ángulo desde la punta mientras lo hagas. De ese modo, cortarás la cuña en pedazos de queso delgados y uniformes.
    • Puedes rebanar el queso en pedazos gruesos o delgados según prefieras. Ten como objetivo cortar rebanadas anchas de 6 mm a 1 cm (1/4 a 1/2 pulgada).
  4. Corta el queso a lo ancho si el queso en forma de cuña es semifirme o duro. Para hacer cortes, extiende la cuña de queso de lado y coloca el cuchillo en el lado más corto y delgado. Córtala hacia lo ancho y haz una rebanada cada 6 mm a 2 cm (1/4 a 3/4 de pulgada) dependiendo de cuán grandes sean los pedazos que quieras. Cuando llegues al último pedazo en el lado más grueso de la cuña, córtalo por la mitad a lo largo en lugar de a lo ancho. Cuando llegues al último pedazo del lado más grueso de la cuña, córtala por la mitad a lo largo en lugar de a lo ancho.
    • Si la cuña está en el lado más grande, puedes cortarla primero por la mitad.
    • Puedes rebanar de ese modo los quesos cheddar, asiago, goya y romano.
  5. Corta al sesgo desde el centro si vas a rebanar queso azul en forma de cuña. Extiende la cuña de lado y coloca la cuchilla filosa en el centro del extremo angosto. Coloca el cuchillo con dirección al lado externo y haz el corte en un patrón radial. Continúa haciendo rebanadas hasta que alcances el otro lado de la cuña. Cada una de ellas debe medir entre 6 mm a 2 cm (1/4 a 2/3 de pulgada) de ancho.
    • Eso funciona mejor con queso azul firme en forma de cuñas.

Cortar quesos en forma de bloques

  1. Pica bloques de queso semifirmes en triángulos. Si quieres cortar las barras de queso en tajadas triangulares, primero corta el bloque por la mitad para obtener dos rectángulos. Luego, corta cada mitad en pedazos rectangulares de aproximadamente 3 mm (1/8 de pulgada) de ancho. Finalmente, corta cada tajada en forma diagonal para obtener dos triángulos por tajada.
    • Esa es una forma excelente de cortar diferentes quesos cheddar en tajadas.
  2. Rebana el queso en rodajas con espacio uniforme en caso de que vayas a cortar queso en forma de troncos. Retira el plástico del queso en forma de tronco y coloca el cuchillo aproximadamente de 3 a 6 mm (1/8 a 1/4 de pulgada) del borde. Haz una rebanada presionando el cuchillo en el queso con una presión media hacia abajo. Levántalo y repite el procedimiento en otros 3 a 6 mm (1/8 a 1/4 de pulgada) hacia abajo del tronco. Hazlo hasta que hayas cortado todo el tronco.
    • Obtendrás aproximadamente entre 10 a 18 rodajas de queso dependiendo del tamaño de las rebanadas.
    • Hazlo en el caso de los quesos frescos, los quesos de cabra curados y los quesos mozzarella.
  3. Corta rebanadas uniformes y transversales en caso de que cortes bloques rectangulares de queso. Usa un cuchillo grande y comienza a hacer tajadas en trozos rectangulares de queso de aproximadamente 3 a 6 mm (1/8 a 1/4 de pulgada) de ancho. Hazlo insertando el cuchillo en el queso comenzando por un extremo y haciendo cortes espaciados uniformemente a lo largo del queso.
    • Todas las tajadas deben tener aproximadamente el mismo grosor, aunque puedes simplemente ajustar el grosor de las tajadas según tu preferencia.
    • Puedes rebanar los quesos en bloque, como los quesos suizos, cheddar, colby jack y pepper jack.

Usar el cuchillo adecuado

  1. Usa un cuchillo para queso suave para cortar de quesos suaves a semisuaves. Los cuchillos para queso suave tienen hojas largas y filosas con un extremo puntiagudo. Además, tienen agujeros en ellas que evitan que el queso se pegue a ellos. Para hacer las tajadas, coloca el cuchillo en ángulo en el borde largo del queso y presiona en el bloque con una presión firme y uniforme.
    • Por ejemplo, el cuchillo funciona de manera excelente cuando cortes el queso havarti.
    • Puedes usar los puntos del extremo del cuchillo para recoger el queso después de cortarlo.
  2. Toma un cuchillo cabana para cortar de manera decisiva pedazos de queso quebradizo. Un cuchillo cabana es un cuchillo ancho y en forma de campana que se usar para cortar queso en trozos. Para ese propósito, introdúcelo en la rueda de queso y retíralo para separar la tajada del resto. Levanta el queso con un movimiento de pala.
    • Por ejemplo, úsalo para cortar pedazos de queso azul y de cabra.
  3. Corta quesos medio suaves o medio duros con un rebanador de queso de alambre. Los quesos de alambre son herramientas útiles para atravesar bloques de quesos de textura media. Para usarlo, levanta el mango del rebanador de alambre y coloca el queso sobre la guía de corte en la parte en la que quieras cortar. Luego, simplemente presiona el mango para bajar el alambre en el queso y hacer los cortes. Regresa al bloque para separar la rebanada.
    • Puedes hacer rebanadas tan gruesas como prefieras. Una rebanada típica puede medir aproximadamente de 3 a 6 mm (1/8 a 1/4 de pulgada) de grosor.
  4. Usa un laminador de queso para extraer rodajas muy delgadas de quesos gruesos. Un laminador de queso es un rallador ancho manual. Coloca el bloque de queso sobre su lado más delgado y pon un laminador de queso en el borde de la cara superior. Desliza el laminador de queso de manera lenta y firme sobre todo el queso. A medida que lo hagas, la ranura del laminador rebanará el queso.
    • Úsalo para quesos de tipo suizo y emmental si quieres rebanadas muy delgadas.
  5. Corta quesos duros con un cuchillo core. La palabra "core" significa corazón en italiano. Ese tipo de cuchillo para queso tiene una punta filosa y puntiaguda. Toma un trozo de queso y coloca el borde del cuchillo en ángulo de la parte central del queso. Presiona el cuchillo hacia abajo para cortar pedazos del trozo.
    • Úsalo para cortar pedazos de queso parmesano y queso cheddar.
  6. Corta los quesos duros en rebanadas o cubos usando un cuchillo de carnicero. Ese tipo de cuchillo es una herramienta de hoja ancha y borde filoso que sirve para hacer cortes decisivos. Es lo suficientemente ancho para atravesar todo un bloque de queso con un solo movimiento. Tan solo coloca el cuchillo de carnicero sobre el bloque de queso y haz presión hacia abajo con un solo movimiento. Para hacer cubos, desliza el queso y luego haz cortes adicionales para crear figuras en forma de cuadrado.
    • Por ejemplo, puedes usar un cuchillo de carnicero para cortar quesos suizos y cheddar.

Consejos

  • Siempre usa hojas afiladas y cuchillos para asegurarte de que los cortes sean prolijos y tan precisos como sea posible.
Теги: