Cómo hacer trampas para avispas

Опубликовал Admin
Cuando las avispas construyen sus nidos demasiado cerca de una casa, esto puede presentar un peligro para las personas y las mascotas. Es posible comprar trampas para avispas, pero estas suelen ser pegajosas y difíciles de disponer por lo que, en su lugar, puedes hacer el intento de elaborar tú mismo una trampa reutilizable para avispas empleando una botella de plástico y un poco de carnada tentadora (por ejemplo, carne, azúcar o detergente lavavajillas). Esta es una trampa casera para avispas que surtirá efecto para atraparlas, además de que podrás disponerla y mantenerla con facilidad.

Elaborar la trampa para avispas

  1. Retira la etiqueta de una botella de refresco de plástico de 2 litros (0,5 galones). Debes poder ver con facilidad a través de la botella o, de lo contrario, no podrás saber si es que atrapaste o no alguna avispa. En caso de que hayas elegido una botella cuya etiqueta no pueda quitarse, de todas formas podrás usarla, aunque ten en cuenta que se te dificultará revisarla.
    • No es necesario que la botella de plástico que utilices para elaborar esta trampa para avispas sea una de 2 litros. Es posible elaborar esta trampa usando una botella de plástico o un cartón de otro tipo, aunque debes tener cuidado de que el cartón o la botella tengan una abertura lo suficientemente grande para que las avispas puedan pasar a través de ella.
  2. Usa un marcador para trazar una línea alrededor del cuello de la botella de plástico. La línea debe quedar apenas por debajo del cuello de la botella, en el punto en el que la parte del medio se convierte en un cilindro recto. No es necesario que la línea quede perfectamente recta, ya que tan solo servirá para guiarte al momento de cortar la botella.
    • En el caso de un cartón, debes trazar la línea alrededor de la parte superior, justo por debajo del pliegue natural que conforma la parte superior triangular.
  3. Corta el cuello de la botella de plástico siguiendo la línea marcada. Puedes hacerlo con una navaja de afeitar, un par de tijeras o cualquier cosa con la que te sientas más cómodo. Tan solo es necesario que el implemento esté lo suficientemente afilado como para cortar la botella.
    • Al realizar el primer corte, es posible que la botella de plástico esté resbalosa. Por tanto, debes tomarte tu tiempo y tener cuidado de no cortarte. Si quieres reducir los resbalones, puedes colocar la botella sobre un paño o una toalla que estén ligeramente húmedos de forma que se genere la tracción necesaria para sujetar la botella con firmeza.
    • Para elaborar esta trampa, necesitarás la parte de la base y del cuello de la botella. Por lo tanto, debes cortar siguiendo la línea.
  4. Engrasa el interior de la botella y el embudo con aceite de oliva usando un papel toalla. De este modo, se creará una barrera resbaladiza adicional por la cual las avispas no podrán trepar. Si bien esto no es necesario debido a que el aceite podría tornarse pegajoso con el tiempo en caso de que no le des mantenimiento ni limpies la botella con regularidad, puede hacer que la trampa sea temporalmente más eficaz. Asimismo, puedes usar vaselina en lugar de aceite de oliva.
  5. Coloca el cuello boca abajo e introdúcelo en la botella. El cuello de la botella funcionará como un embudo a través del cual las avispas ingresarán a la trampa, pero no podrán salir. Debes tener cuidado de quitarle la tapa a la botella antes de colocar el cuello dentro de ella, ya que esta constituye la abertura a través de la cual ingresarán las avispas.
  6. Usa cinta adhesiva para pegar ambos trozos a lo largo de los bordes cortados. La cinta adhesiva hará que el embudo se mantenga en su lugar. Para ello, lo mejor es usar cinta transparente para embalar de forma que puedas observar con facilidad si es que hay avispas dentro de la trampa.
    • En el caso de la cinta que no sea transparente (por ejemplo, la cinta americana), debes cortar la tira por la mitad de forma que la banda de cinta quede lo más angosta posible.
  7. Haz dos agujeros en lados opuestos del borde del embudo. Puedes usar un perforador, unas tijeras u otro implemento puntiagudo para hacer los dos agujeros, solo teniendo cuidado al hacerlo de forma que no te lastimes.
  8. Ata los extremos de una cuerda de 30 cm (12 pulgadas) de largo a cada agujero que hayas perforado. De este modo, obtendrás un asa que te permitirá colgar la trampa. La cuerda que utilices puede ser de cualquier tipo que tengas a la mano, aunque debes tratar de que la que elijas sea lo suficientemente resistente como para soportar el peso de la trampa, así como también el viento que podría moverla.
    • Un cordel resistente o incluso un cordón antiguo de zapatos funcionarán bien como asa para la trampa para avispas.

Colocar la carnada y disponer la trampa

  1. Usa grasa o trozos de carne como carnada en la primavera y principios del verano. Usa un poco de agua para diluir la mezcla de forma que obtengas una solución que te ayudará a ahogar a las avispas. Durante los meses de primavera y principios del verano, las avispas estarán enfocadas en construir el nido y poner huevos, por lo que estarán buscando proteína.
    • Al utilizar carne durante esta época, quizás incluso atrapes a la avispa reina. Esto obligará al resto del nido a cambiar de ubicación.
  2. Utiliza algo dulce como carnada para la trampa a finales del verano y principios del otoño. Mezcla la sustancia dulce con agua y detergente lavavajillas. Durante los meses de finales del verano y principios del otoño, las avispas querrán una mayor cantidad de energía y, por tanto, buscarán algo dulce. Mediante el detergente lavavajillas, se rompe la tensión superficial del agua, por lo que las avispas se ahogarán. Entre las opciones dulces se encuentran el azúcar, el jugo de limón o el vinagre. Quizás sea necesario que experimentes en cuanto al tipo de opción dulce y la cantidad para atraer a las avispas.
    • Si bien es posible incrementar la cantidad de agua y detergente según sea necesario para llenar la trampa, debes hacer el esfuerzo de que la proporción se mantenga a 1 cucharadita de detergente lavavajillas líquido por cada taza (240 ml) de agua.
    • En caso de que no quieras ahogar a las avispas, sino liberarlas, no debes incorporar detergente lavavajillas a la solución de carnada, ya que, si lo haces, las avispas que escapen quedarán cubiertas con él y, a la larga, se sofocarán.
  3. Vierte la solución que hayas mezclado como carnada a través del embudo de la trampa para avispas. La solución de carnada no debe cubrir la abertura de la botella. Esto evitará que las avispas ingresen a la trampa. Debe haber entre 2,5 y 5 cm (1 a 2 pulgadas) de la solución en el interior de la botella, aproximadamente. De este modo, obligarás a las avispas a ingresar por completo en la trampa para poder acceder a la carnada.
    • En caso de que no vayas a usar una botella de plástico de 2 litros (0,5 galones) y, en cambio, hayas optado por una botella pequeña, debes utilizar una menor cantidad de la solución. Dentro de una trampa más pequeña, deben quedar 5 cm (2 pulgadas) de espacio como mínimo entre la solución de carnada y la abertura del embudo.
    • Si tienes la intención de liberar a las avispas, debes incorporar a la botella únicamente entre 1 y 3 cucharadas de la solución, ya que esto será suficiente para atraer a las avispas, pero no bastará para ahogarlas.
  4. Dispón la trampa al aire libre, ya sea en el suelo o colgada. Puedes colocar la trampa sobre una mesa o un taburete pequeños de forma que quede un poco por encima del suelo, así como también puedes colgarla del poste de una cerca o de la rama baja de un árbol. Por lo general, las trampas que se cuelgan a 1,2 m (4 pies) del suelo, aproximadamente, atrapan a una mayor cantidad de avispas que las que se dejan en el suelo.
    • La trampa atraerá avispas, por lo que no debes colocarla en un lugar que esté cerca de donde suelas pasar el tiempo o trabajar. Una buena distancia sería a alrededor de 8 m (27 pies) de tu área principal de reunión al aire libre.

Retirar las avispas y volver a llenar la carnada

  1. Revisa la trampa para avispas todos los días. Debes tener cuidado de utilizar la carnada adecuada y de colocar la trampa en el lugar apropiado para atraer a las avispas. Durante los primeros días, por lo menos, o bien hasta que sepas que la trampa funciona, debes revisarla una vez al día, como mínimo.
    • En caso de que parezca que no atrapas ninguna avispa, podrías trasladar la trampa a otro lugar en donde te conste que hayas visto avispas. Como otra opción, puedes probar con una combinación distinta para la solución de carnada.
  2. Retira la cinta adhesiva de la trampa y límpiala cada 3 días. Si descuidas la trampa, las avispas muertas flotarán hacia la superficie de la solución de carnada, formando una plataforma sobre la cual otras avispas podrán posarse. Antes de retirar la cinta adhesiva, debes tener cuidado de que todas las avispas que haya en la trampa estén muertas, ya que, si quedan avispas vivas, lo más probable es que estén muy agresivas.
    • Libera con mucho cuidado a las avispas que estén vivas. Las avispas, a diferencia de las abejas, son agresivas por naturaleza. Si bien es posible liberar a las avispas si así lo deseas, debes hacerlo lejos de tu propiedad y no en un lugar en donde otras personas pasen el tiempo. Debido a que las avispas alertarán al resto de la colonia si tienen la oportunidad de hacerlo, no debes liberarlas cerca de su nido. Puedes tratar de liberarlas en bosques o campos deshabitados cerca de donde vivas si es que los hay.
    • En caso de que vayas a liberar avispas vivas, debes tener cuidado de usar guantes y ropa que te cubra los brazos y las piernas.
  3. Entierra las avispas muertas o viértelas por el desagüe de forma que no atraigan a otras. Las avispas son conocidas por atacar en grupo cuando tienen la sensación de que otra avispa está en peligro de ser lastimada. El cadáver de una avispa libera un químico que atrae al resto de la colonia de avispas, por lo que, si simplemente desechas los cadáveres o los tiras a la basura, esto solo atraerá a más avispas que estén cerca.
  4. Vuelve a pegar la trampa para avispas con cinta adhesiva y rellénala con la solución de carnada. A diferencia de lo que ocurre con las trampas pegajosas tradicionales para avispas, puedes usar esta trampa casera más de una vez. Para ello, simplemente debes preparar más de la solución de carnada y rellenar la trampa.
    • Asimismo, debes aplicar más del aceite de oliva o la vaselina que hayas usado para cubrir el interior de la trampa.
    • En caso de que la trampa adquiera un olor podrido o agrio, debes usar agua caliente para enjuagarla antes de llenarla con más de la solución de carnada. Si es que el olor persiste, podrías considerar la posibilidad de elaborar otra trampa para avispas o bien combatir el olor usando vinagre en la trampa.

Consejos

  • Esta constituye una medida para reducir al mínimo la presencia de avispas, pero no para eliminarlas (a menos que atrapes a una reina). Para mantener a raya por completo a las avispas, lo único que puedes hacer es deshacerte del nido. Si lo que quieres es deshacerte de él, debes llamar a un profesional para hacerlo de forma segura.

Advertencias

  • Evita incorporar miel a la trampa, ya que esto atraerá a más abejas que avispas.
  • No debes colocar la trampa en un lugar cerca de donde vayan a pasar tiempo los niños y las mascotas. Esto se debe a que las avispas se sentirán atraídas hacia la trampa, por lo que no querrás que esta se encuentre en una zona en tu propiedad que sea popular para pasar el tiempo.
  • Debes tener cuidado al manipular a las avispas. Su aguijón permanecerá activo, aunque estén muertas, por lo que podría picarte. En caso de que seas alérgico a las avispas y te piquen una o más veces, debes buscar asistencia médica de inmediato. Las picaduras múltiples de avispa pueden requerir atención médica aunque no seas alérgico.

Cosas que necesitarás

  • botella de refresco de 2 litros (0,5 galones)
  • cuchilla afilada de afeitar o tijeras para cortar la botella
  • perforador
  • cinta para embalar o cinta americana
  • trozo largo de cuerda de 30 cm (12 pulgadas)
  • agua
  • detergente lavavajillas líquido
  • azúcar, jugo de limón, vinagre, grasa de carne o trozos de carne
  • aceite de oliva o vaselina (opcional)
Теги: