Cómo pedir lo que deseas

Опубликовал Admin
275
0
La parte más importante cuando se trata de conseguir lo que deseas es “pedir” lo que deseas. A la larga, armarte de valor y confianza para pedir un aumento, respeto en una relación o una mejor calificación, dará buenos resultados. El aprender a reconocer lo que deseas y pedir con destreza lo que quieres es una habilidad importante.

Identifica lo que quieres

  1. Decídete por lo que quieres. Si no sabes lo que quieres, no puedes pedirlo. Piensa en cuales son tus deseos hasta que ya no te sientas ambivalente o confundido acerca de lo que quieres.
  2. Asegúrate de que te puedan dar lo que deseas. Si lo que deseas es algo subjetivo, como por ejemplo: “una vida gratificante”; esto no se lo puedes pedir a otra persona. Toma la responsabilidad de aquellas cosas que tu pareja o hijos no tienen la capacidad de proveerse por si mismos.
  3. Establece objetivos para tus deseos subjetivos. Por ejemplo: piensa en las cosas que harían que tu vida sea más gratificante. Si piensas que unas vacaciones te ayudarían a sentirte más realizado, puedes pedir que te den vacaciones en el trabajo y pedirle a tu pareja que junten sus ahorros para tener unas vacaciones juntos.
  4. Anota lo que deseas. Expresar verbalmente a otros tus pensamientos, es mucho más difícil que anotar tus metas en un papel. Imagínate que estás escribiendo una carta a la persona a quien quieres pedirle lo que deseas.
  5. Sé creativo. Si has pasado por este proceso y aun no sabes como hacer lo que deseas en algo cuantificable, habla con alguien que te ayude a conectarte con tu lado creativo. Toma clases de arte o haz una caminata en un lugar rodeado de naturaleza. Esto te puede ayudar a pensar más creativamente sobre un problema.
  6. Sé razonable. Si vas a pedir un aumento de sueldo, asegúrate de que sea algo que la empresa pueda darte. Si anhelas pasar más tiempo con tu familia, has un pedido para tener un tiempo de actividades en familia semanalmente, en lugar de que sean diariamente.

Tramando un “Gran Pedido”

  1. Habla acerca del problema. Si estás tratando de resolver algo, entonces empieza con una clara introducción al tema y un solo motivo que sea importante.
    • Intenta decir esto: “He estado pensando como encarar los próximos 5 años en la compañía”; si vas a pedir un aumento.
    • Si hablas con tu pareja “Es frustrante cuando no pasamos suficiente tiempo juntos. Me gustaría que eso cambie”; si tu deseo es pasar unas vacaciones juntos o tener una salida de noche.
  2. Pide lo que deseas tan pronto empiezas la conversación. No le des tiempo a la otra persona a que se distraiga. Has hecho la transición con el paso interior, así que trata el tema de inmediato.
    • Dilo así “Por tal motivo me gustaría postular para un ascenso el día de hoy” o “Me gustaría que pasemos más tiempo juntos semana a semana”.
  3. Sé claro. Asume que nadie está enterado de lo que deseas y porque lo deseas. No caigas en la tentación de pensar que la gente puede leerte la mente.
  4. Sé honesto. No inventes razones para explicar porque es que debes tener lo que deseas. Si necesitas mencionar razones, escoge entre 1 o 3 razones para explicar porque esto te afecta y exponlas con precisión.
    • Evita usar demasiados argumentos si tienes una conversación con respecto a una relación. Puedes hacer que la otra persona lo interprete como si tuvieras una larga lista de quejas. Ellos pueden ponerse a la defensiva.
    • Trata de citar ejemplos, si vas a pedir algo en el trabajo; puedes decir esto: “He incrementado mi producción trimestral desde que empecé a trabajar en esta compañía”.
  5. Usa afirmaciones como “Siento que”; si estás hablando de cosas que te ponen emotivo.
    • Dí “A veces siento que ya no doy más después del trabajo, y es muy agotador lavar los platos. ¿Podrías hacerlo en los días que salgo tarde de trabajar?”
    • Dí “Siento que” cuando tengas que hablar de algún problema laboral. Por ejemplo: “Siento que estoy totalmente comprometido y he usado toda mi creatividad en este proyecto, y quisiera tener la oportunidad de probar que puedo realizar proyectos más grandes”.
  6. Escucha la reacción. Tal vez tengas que conversar de algunos asuntos antes de que la otra persona diga “sí”. Tal vez te sientas nervioso(a) pero trata de estar atento y listo para conversar del tema.
    • Asienta ligeramente con la cabeza para dejarles saber que estás prestando atención.

Evita problemas potenciales

  1. Escoge un momento para hacer el pedido. Ponlo en tu agenda y recompénsate si es que lo llevas a cabo.
  2. Pregúntale a la persona indicada. Si tienes que hacer tu pedido a más de una persona, tal vez tengas que realizar una reunión improvisada con la familia o los gerentes, para que puedas conseguir una respuesta.
  3. No hagas pedidos importantes a nadie si estás molesto o emotivo. No vas a poder expresarte con precisión y la gente va a estar más reacia a darte lo que deseas. Recuerda el refrán: “Puedes coger más moscas con miel que con vinagre” y se amable.
  4. Asegúrate de ser justo con la persona a quien le haces tu pedido. Puede ser incomodo cuando alguien te pide algo grande. Escoge un momento cuando no estén obviamente estresados o demasiados atareados. Te vas a hacer un favor y a la otra persona también.
  5. No te quejes constantemente. No siempre obtendrás un “sí”. No bajes la cabeza y entiende que requirió coraje pedir lo que querías.
    • Sé agradecido. Dí “Aprecio que hayas tomado el tiempo para hablar de esto conmigo”.
  6. Vuelve a preguntar. Investigadores en la Universidad de Stanford descubrieron que la gente está más dispuesta a decir sí la segunda vez que se les pregunta. A la gente le incomoda que se les pida favores dos veces y por ende cambian su respuesta.
    • Empieza así: “Pienso que es muy importante conversar acerca de mi ascenso/un evento de caridad/nuestras metas, ya que desde la última vez que hablamos he investigado algunas cosas que te pueden interesar”. Luego reafirma que tu pedido es una buena idea para ambos.
Теги: