Cómo dejar de comer carne

Опубликовал Admin
64
0
¿Alguna vez has intentado dejar de comer carne, pero la seguiste deseando? Para la mayoría de la gente no es una de las transiciones más fáciles, pero si estás decidido a hacer este cambio por el resto de tu vida hay algunos consejos que pueden ayudarte a lograrlo.

Transición gradual

  1. Haz el cambio gradualmente. Son pocos los que pueden cambiar de una dieta carnívora a una vegetariana de la noche a la mañana; considera que resulta mucho más difícil cuando la dieta habitual contiene mucha carne. Si realmente estás muy acostumbrado a incluir carne en casi todas tus comidas, reducirla gradualmente te ayudará a tomarte el tiempo necesario para encontrar recetas alternativas y opciones de comida que funcionen bien para ti y para tu estilo de vida.
    • Hay algunos que pueden dejar de comer carne repentinamente. Sin embargo, en la mayoría de los casos es difícil de lograr, así que no tengas miedo de dar pequeños pasos hacia el objetivo principal.
  2. Encuentra a otros que piensen como tú. Tener apoyo cuando haces cambios ayuda mucho y esto también es válido en el caso de las dietas. Encuentra a personas que ya sean vegetarianas, o veganas, y aprende de ellas. Haz preguntas, observa cómo preparan sus comidas y comparte sus alimentos, pero asegúrate de devolverles el favor.
  3. Agrega más verduras, ensaladas y frutas a tu dieta regular mientras todavía comas carne. Después consume sólo mariscos y pescado, junto una mayor cantidad de verduras, leguminosas, granos, etcétera.
    • Considera que en esta etapa podrías sentirte satisfecho pero no pesado.
  4. Lee literatura sobre la producción industrial de productos elaborados con los animales de granja. Saber cómo son tratados y hasta qué punto son insalubres algunos de los productos elaborados con carne te puede ayudar a comprender la importancia de cambiar tu dieta. Este podría ser un gran cambio de percepción que tal vez te ayude a transformar totalmente tu vida. Sin embargo, no todos quieren ser vegetarianos solo por esta razón, es tu derecho elegir comer carne o no con base en una variedad de razones, así que lee lo que sea que te inspire.
    • Hay algunos libros buenos sobre "especieísmo", que hablan de cómo tenemos a algunos animales como mascotas, matamos a otros indeseados porque entran en nuestros hogares, los usamos para hacer experimentos científicos (ratones, víboras, chimpacés) y sentimos que podemos matar y comer a otros, y que a su vez analizan la hipocresía inherente que apoya a esa teoría. Una vez que comiences a cuestionarte las cosas, el vegetarianismo y el veganismo comenzarán a cobrar sentido para ti y verás que dejar de comer carne no es un cambio de dieta, sino un cambio total en tu estilo de vida.
    • Al menos compra tus productos sólo en instalaciones sin jaulas, donde los animales puedan pastar y alimentarse libremente antes de producir tu leche o tus huevos.

Una dieta sin carne

  1. Asegúrate de obtener suficientes proteínas. Es muy probable que al principio sientas más hambre que de costumbre, porque tu cuerpo no estará acostumbrado a los alimentos que sustituyen a la carne. Usa las mejores fuentes de proteínas vegetales que puedas conseguir, ya que estas te ayudarán a que la transición sea más fácil.
    • Ten presente que los frijoles, los granos y las verduras tienen un alto contenido de proteínas. Los productos equivalentes a la carne son buenos, igual que los que se producen con frijol de soya fermentado. Utiliza las tablas que hay en Internet para ayudarte a decidir cuáles son los que más te gustan.
  2. Sustituye la carne. Cada vez que sientas que quieres comer carne, come una hamburguesa o un bistec vegetariano, productos sustitutos de la carne o tofu. Por su textura dura, el tempeh es un magnífico sustituto de la carne, pruébalo con salsa para barbacoa. El seitan es muy carnoso y es un gran sustituto del bistec y sabe muy bien en los guisos, aunque está elaborado con trigo,.
    • Consume sustitutos de la carne, no solo cuando tengas antojo de esta, sino siempre. Realmente son muy sabrosos.
    • Solo come las alternativas que te gusten. Si no te gusta el tofu, no tienes que comerlo.
  3. Si en alguna ocasión sientes deseos de comer carne, piensa en el vídeo, artículo o imágenes que hayas visto del animal que te quieres comer, tal vez ya no se te antoje tanto después de recordarlo.
  4. Recompénsate y siéntete orgulloso. Realmente estás ayudando a salvar a los animales y al medio ambiente.

Consejos

  • Si recordar el vídeo no te ayuda a acabar con tu antojo, vuelve a verlo.
  • Sé creativo con tus comidas. Pueden tener un gran sabor y las puedes preparar de muchas maneras distintas y condimentarlas con salsas diferentes.
  • Hay muchas marcas comerciales que ofrecen sustitutos de carne, nuggets de pollo, hamburguesas de pollo, chorizo, hamburguesas, tocino, etcétera.
  • Busca recetas de comidas vegetarianas para encontrar las que te gusten.
  • Considera que no solo la industria de la carne sino también la de los huevos perjudican a los animales.

Advertencias

  • No te acostumbres a ceder a tus antojos.
  • Obtén las proteínas suficientes.
Теги: