Cómo preparar un chai latte

Опубликовал Admin
188
0
El chai latte es una versión deliciosa del té chai tradicional. Al igual que el latte que se hace con expreso, el chai latte combina la leche espumosa con una preparación concentrada de té con especias. Preparar tu propio chai en casa es más fácil de lo que te imaginas y te permite personalizar a tu gusto las especias y las decoraciones que le pongas encima. El chai latte es perfecto para los días fríos de invierno o como un bocadillo delicioso para después de la cena.

Tostar las especias y cargar el té

  1. Combina todas las especias en una olla pequeña. Agrega 1 vara de canela desmenuzada, 1 cucharadita de granos enteros de pimienta negra, 5 clavos de olor y 3 vainas verdes de cardamomo partidas a la olla. Revuelve los ingredientes con una cuchara de madera.
    • Puedes mezclar y combinar las especias para que se amolden a tus gustos. Otras especias populares que se usan para hacer chai son las semillas de fenogreco, de cilantro y el anís en estrella.
  2. Tuesta las especias a fuego medio por 3 a 4 minutos. Sigue revolviéndolas conforme vayan cocinando. Esto evitará que se quemen, lo que puede arruinar el sabor de tu chai. Las especias habrán terminado de tostarse cuando estén aromáticas.
  3. Agrega un pedazo de jengibre de 3 cm (1 pulgada) finamente picado y 480 ml (2 tazas) de agua. Revuelve los ingredientes con las otras especias que están en la olla con una cuchara de madera.
    • Usar el jengibre fresco agrega notas de dulzura a las especias que están en el chai. En el masala tradicional de chai de la India, el jengibre es la única especie que se usa.
  4. Disminuye el fuego a un hervor ligero y carga la mezcla por 5 minutos. Deja que las especies se integren en el agua y mézclalos. Puedes contribuir a acelerar el proceso si continúas revolviendo mientras cocina a fuego lento.
  5. Saca la olla del calor y agrega 1 cucharada de hojas de té sueltas. Revuelve bien el té en la mezcla con una cuchara de madera para que se mezcle con todas las especias.
    • Los tés que se usan con mayor frecuencia para el chai latte son el assam y el de Ceilán. Sin embargo, puedes usar también el desayuno inglés o algún otro té negro.
    • Si no tienes hojas sueltas de té a la mano, puedes usar 3 bolsas de té como sustituto.
  6. Cubre la olla y carga el té por 10 minutos. Trata de no levantar la tapa mientras carga, pues así se evita que el vapor y el calor se escapen.
    • Si quieres un chai más fuerte y más sabroso, puedes dejar que el té cargue por más tiempo.
  7. Cuela el té en una tetera y cúbrela con un cobertor para que se mantenga caliente. Vuelve a colocar la tapa de la tetera y cúbrela con el cobertor lo más rápido posible después de colar el té para tenerlo caliente mientras emulsionas la leche.
    • Si no tienes disponible una tetera, puedes usar un termo o algún otro recipiente aislado.
    • Reemplaza un cobertor de té por un par de secadores si no tuvieras uno.

Emulsionar la leche

  1. Vierte 380 ml (1,5 taza) de leche entera en un frasco apto para el microondas. Déjalo destapado y asegúrate de que no tenga nada de metal en él antes de ponerlo dentro del microondas.
    • La leche entera es tradicional, pero puedes usar también leche baja en grasas, de almendras, de soya o cualquier otro tipo de leche que te guste.
    • Si no tienes un frasco adecuado a la mano, puedes usar un bol u otro recipiente apto para el microondas.
  2. Calienta la leche en el microondas a alta potencia durante 30 segundos o más si fuera necesario. Es posible que solo tengas una configuración de potencia, lo que dependerá del microondas. Si la leche no está caliente cuando la saques del microondas, métela nuevamente por 15 segundos.
    • Siempre toma precauciones cuando estés manipulando líquidos calientes. Cuida de no derramar la leche cuando la quites del microondas y usa un guante para horno o un secador si el recipiente está muy caliente como para agarrarlo.
  3. Vierte le leche en un termo o algún otro recipiente aislado. Enrosca la tapa y asegúrate de que esté bien asegurada. El termo conservará la leche caliente mientras la emulsionas.
  4. Agita la leche entre 30 y 60 segundos para emulsionarla. Mientras la agites con más fuerza o por más tiempo, más emulsionada estará. Cuando esté lista, la leche se verá espumosa y batida.

Combinar los ingredientes y agregar decoraciones

  1. Vierte 180 ml (3/4 de taza) de té en cada taza de la tetera. No las llenes mucho, pues vas a tener que dejar espacio para la leche y la decoración. Ten cuidado cuando estés vertiendo el té, pues estará muy caliente aún.
  2. Agrega 120 ml (1/2 taza) de leche emulsionada al té. Llena lo que queda de la taza con la leche emulsionada desde el recipiente aislado. Recuerda dejar un poco más de espacio si tienes planeado agregar crema batida.
    • Si tienes una taza muy grande o pequeña, quizás tengas que modificar la cantidad de té y leche que viertas. Sin embargo, trata de que la proporción sea casi la misma.
  3. Agrega miel, jarabe de arce o crema batida para conseguir un sabor más dulce. Quizás quieras endulzar el latte, lo que dependerá de cómo te gusta el chai. Usa una pequeña cantidad de endulzante para comenzar, pues el chai ya estará sabroso debido a las especias. Siempre podrás agregar más si decides que lo quieres más dulce.
    • También puedes agregar una rociada de azúcar rubio para agregar endulzante y textura.
  4. Rocía canela molida o nuez moscada al gusto. Esto le agregará un poco más de sabor y especias a tu latte como toque final. Cuando termines de agregar los ingredientes de decoración, ¡lo único que queda es disfrutar de tu delicioso chia latte!

Ingredientes

  • 1 varilla de canela desmenuzada
  • 1 cucharadita de granos de pimienta negra enteros
  • 5 clavos de olor
  • 3 vainas enteras de cardamomo verde partidas
  • 3 cm de jengibre picado finamente
  • 480 ml (2 tazas) de agua
  • 1 cucharadita de hojas sueltas de té negro
  • 350 ml (1 taza y media) de leche entera
  • miel, jarabe de arce o crema batida (opcional)
  • canela molida o nuez moscada (opcional)

Consejos

  • Si tuvieras, puedes usar la vaporera o el tubo de vapor de la máquina de expreso para emulsionar la leche en lugar del microondas.
  • Para preparar un chai latte más fácil y rápido, simplemente compra un concentrado de chai, mézclalo con agua caliente y échale leche emulsionada.

Advertencias

  • El agua caliente y la leche emulsionada o calentada tendrán una temperatura muy alta, así que toma precauciones cuando estés manipulando estos ingredientes.

Cosas que necesitarás

  • una olla pequeña
  • una cuchara de madera
  • tazas y cucharas medidoras
  • un colador de té
  • una tetera para té
  • un cobertor para tetera
  • un frasco apto para el microondas
  • un recipiente aislado
  • tazas
Теги: