Cómo aprender a bailar

Опубликовал Admin
¿Odias ser la persona en la esquina mientras todos los demás se divierten en la pista de baile? ¿Tienes un evento próximo que requiere que salgas a moverte al ritmo? Si una pequeña crisis de confianza o un poco de incertitud sobre cómo hay que moverse te impide unirte a la diversión, no te preocupes. Si te tomas el tiempo para aprender bien algunos movimientos básicos, podrás bailar el estilo libre, hacer un baile lento y romántico, o impresionar a los invitados en la pista de baile en la siguiente boda familiar.

Bailar el estilo libre

  1. Mueve tu cabeza siguiendo el ritmo. Para empezar, entiende el ritmo de la música. Si te es de utilidad, cuenta o aplaude siguiendo el ritmo. Cuando ya sepas cuál es, empieza a moverte con él subiendo y bajando la cabeza.
    • Cuando comiences a mover la cabeza, se te hará más fácil mover el resto del cuerpo.
    • Para encontrar el ritmo, escucha la batería o el bajo. Estos instrumentos, por lo general, llevan el ritmo de la canción.
  2. Cambia el peso de un pie a otro. Cuando tengas una buena idea del ritmo, puedes comenzar a incorporar un juego simple de pies. Para comenzar, cambia todo el peso a un pie. Puedes levantar un poco del suelo el otro pie para asegurarte de que no esté sosteniendo peso. Pasa de un lado a otro al ritmo de la música.
    • Dejando un conteo (de preferencia del 1 al 3), cambia el peso por completo al otro pie. También puedes cambiar el peso en cada conteo, pero empezar lentamente te ayudará a sentirte cómodo antes de empezar a bailar rápido.
    • Mantén las piernas sueltas y dobla las rodillas un poco. Debe haber solo un poco de "rebote" en los cambios del peso y uno sutil (en tu lugar) en los conteos cuando no estés pasando tu peso de un lado a otro.
  3. Mueve los pies de acuerdo al ritmo. Cuando te sientas cómodo trasladando tu peso de acuerdo al ritmo, empieza a mover tus pies. Justo antes de pasar tu peso a uno de los pies, muévelo un poco, incluso si fuera entre 1 y 3 cm (1 y 2 pulgadas) de su posición inicial. Cuando muevas el pie, mantenlo muy cerca del suelo.
    • Sostente en los metatarsos del pie para que puedas moverte y rebotar con mayor facilidad.
    • Si vas a bailar con alguien más, asegúrate de moverte de una forma que se adapte a tu pareja sin pisarla.
  4. Agrega un poco de acción en las caderas. Cuando pongas un poco de peso en un pie, mueve un poco las caderas (y el cuerpo) en dirección al pie. Si trasladas tu peso hacia el pie derecho, por ejemplo, mueve las caderas hacia la derecha. Puedes retorcer un poco el cuerpo para agregarle un poco más de movimiento.
    • Por ejemplo, cuando te muevas hacia la derecha, lleva el hombro derecho un poco hacia adelante y el izquierdo hacia atrás. Haz lo contrario cuando te muevas hacia la izquierda.
  5. Incorpora algunos movimientos con el brazo. Si te sientes incómodo, la tendencia es mantener los brazos cerca o dejarlos caer sueltos. Más bien, muévelos de un lado a otro. Ten las manos abiertas o en puños muy sueltos. Puedes llevar los brazos al aire o doblarlos a la altura de los codos y tenerlos a los costados, como cuando corres. Sin importar lo que hagas, ¡no te quedes estancado en un solo movimiento, cámbialos constantemente! También puedes probar los siguientes movimientos:
    • Tira los dados. Haz un puño suelto, y agita el brazo y la mano como si estuvieras moviendo un par de dados para tirarlos. Después de unos cuantos movimientos "tira" los dados. No exageres el uso de este movimiento hasta el punto que se vuelva cómico.
    • Poda el césped. Inclínate hacia adelante y agarra el iniciador de una podadora de césped imaginaria con una mano, luego tírala hacia atrás como si estuvieras tirando del motor. Cuando la hagas funcionar, puedes tomar unos cuantos pasos mientras podas el césped.
    • Haz girar un lazo en el aire. Toma un lazo imaginario y muévelo sobre tu cabeza como si fueras a atrapar una vaca. Traslada tu peso al pie contrario al de la "mano del lazo" y lleva las caderas en esa dirección.
    • Agita los puños. Haz puños y haz movimientos de bombeo sobre tu cabeza de modo festivo.
  6. Encuentra tu propio estilo. Sigue tus impulsos naturales cuando estés bailando al estilo libre. Es fácil sentirse que eres bueno en solo un movimiento, pero mientras más sientas el ritmo, tus movimientos te saldrán más naturales. ¡Lo más importantes es ser creativo! Crear tus propios movimientos de baile es fácil con confianza y si comprendes tu cuerpo.
    • Experimenta con diferentes movimientos, posiciones y velocidades cuando estés bailando.
    • No tengas miedo de hacer tus propios movimientos. El estilo libre se trata de improvisar y de expresarse de manera individual.

Bailar lento con una pareja

  1. Ponte en posición con tu pareja. Párate frente a tu pareja y pónganse en una posición básica de pareja. Si tú eres el guía, pon la mano derecha en el omóplato de tu pareja y entrelaza tu mano izquierda con su mano derecha. Tengan las manos en forma de un par de letras “C”. Tu pareja pondrá su mano izquierda en el hombro derecho.
    • Puedes tener las manos agarradas tan alto como el nivel de tus ojos o tan bajo como el de la cintura, lo que dependerá de tu preferencia. Solo tenlas relajadas, con una flexión cómoda en el codo y no levantes el hombro de tu pareja.
    • Deja un espacio de 8 a 15 cm (3 a 6 pulgadas) entre tu pareja y tú.
    • ¡Asegúrate de que tu pareja y tú estén de acuerdo en quién guiará antes de empezar!
  2. Da un paso hacia la izquierda con el pie izquierdo. Cuando estés listo para empezar a bailar, mueve el pie izquierdo a un lado con un movimiento uniforme y deslizado. Tu pareja hará lo mismo que tú con el pie derecho. Esta es la primera parte del movimiento del baile lento que se llama “paso y toque”.
    • Si tu pareja es el guía, deja que dé el primer paso, pero trata de moverte con ella lo más uniformemente posible.
    • Trata de sincronizar tus pasos con el ritmo de la música. Quizás te sea útil contar junto con la música en tu cabeza.
  3. Lleva el pie derecho junto al izquierdo. Después de tomar el primer paso con el pie izquierdo, desliza tu pie derecho al costado de modo que toque el izquierdo. Tu pareja debe imitar este movimiento.
    • Evita rebotar o caer cuando juntes los pies. Trata de realizar un movimiento uniforme y deslizante.
  4. Repite los movimientos del pie en la dirección contraria. Cuando hayas juntado lo pies, da un paso hacia la derecha con el pie derecho. Luego, lleva el pie izquierdo para que se junte con el derecho. Sigue este patrón durante todo el baile.
    • Otra alternativa es dar 2 pasos a la izquierda y luego 2 pasos a la derecha.
  5. Usa las manos para mover a tu pareja si quieres moverte. Si quieres moverte en la pista de baile, usa las manos para empujar o tirar de tu pareja suavemente en la dirección que quieres ir. Después de hacer que tus pies se toquen, empuja con una mano y tira con la otra al mismo tiempo que sales con un paso en el siguiente compás.
    • Por ejemplo, si vas a dar un paso a la izquierda, pero quieres balancearte hacia la derecha, empieza llevando el pie derecho a que se encuentre con el izquierdo. Luego, presiona la mano derecha de tu pareja con tu mano izquierda, y tira suavemente de su hombro con tu mano derecha. Al mismo tiempo, da un paso hacia la izquierda.

Bailar en una boda

  1. Aprende el baile del pollo para situaciones desenfadadas. El baile del pollo es un clásico en muchas recepciones de bodas. Es fácil de hacer porque se trata solo de 3 movimientos básicos y pasas de uno a otro al ritmo de la música. Este baile también implica poca presión, a nadie le importa si lo arruinas. Para hacer el baile del pollo, haz lo siguiente:
    • Levanta los brazos al nivel de los hombros y alinea los dedos pulgares hacia arriba con los índices para crear una forma que se parezca al pico de un pollo. Mueve los dedos pulgares hacia arriba y abajo para imitar a un pollo cacareando.
    • Luego, haz puños con las manos y mételos debajo de los brazos como si tuvieras alas. Mueve las alas de arriba abajo al ritmo de la música.
    • Con las alas aún en su lugar, sigue moviendo las alas, pero ahora saca hacia afuera la parte trasera, flexiona las rodillas y menea tu trasero hacia el suelo.
    • Repite estos movimientos una y otra vez hasta que la canción termine.
  2. Aprende el Hora para una boda judía. Este se baila en muchas recepciones de bodas tradicionales judías con la canción “Hava Nagila” o alguna otra canción tradicional judía. El Hora simplemente consiste en bailar en un patrón de “vid”:
    • Cruza el pie izquierdo adelante del derecho. Haz que el derecho lo siga. Cruza el pie izquierdo detrás del derecho. Nuevamente, haz que el derecho siga.
    • Este baile se realiza en un círculo con bailarines que se toman de las manos o levantan los brazos sobre los hombros de los demás.
    • El compás de este baile normalmente es rápido. A veces la música empieza lentamente y la banda aumenta la velocidad del compás conforme la canción va avanzando.
  3. Si quieres hacer el baile del dólar, realiza movimientos básicos del baile lento. En algunas bodas, los invitados hacen cola y pagan un dólar (o más) para bailar con la pareja que se está casando. Puedes usar movimientos básicos del baile lento, pero no se trata de los movimientos en realidad, sino de unos momentos con la novia o el novio para expresarles tu felicidad a la pareja y elogiar la ceremonia y la recepción de la boda.
    • En algunos casos, los hombres bailan con la novia y las mujeres con el novio. En otras ocasiones, tanto hombres como mujeres bailan con la novia.
    • Sostenerla y simplemente balancearte en tu lugar es totalmente aceptable si se te hace más fácil tener una conversación personal.

Hacer los movimientos correctos

  1. Toma una clase de baile para aprender algunos movimientos básicos. Hay clases de baile de todos los estilos, como hip-hop, ballet, break dance y salsa. Busca clases en tu zona por Internet. Sin importar el estilo de baile que te interesa, probablemente te harían bien unas clases de baile de salón pues los pasos de muchos estilos diferentes tienen sus raíces en los pasos básicos del baile de salón.
    • Cuando te enseñen una rutina, fíjate en lo que hace el profesor. Trata de copiarlo exactamente. Si no funciona, míralo nuevamente y busca los pequeños detalles que lleva a cabo que lo hacen más fácil.
    • Procede y pídele consejos al instructor. Los instructores experimentados han trabajado con cientos de alumnos y tienen ideas que podrían ayudarte a superar lo que te parece difícil.
    • Incluso unas cuantas horas de clase te ayudarán a aprender los principios básicos y a mejorar tu confianza.
  2. Únete a un flash mob para mejorar tu confianza. Un flash mob es un acto público espontáneo, por lo general, un baile, que, aparentemente, surge de la nada y luego desaparece igual de rápido. Aunque estos actos parecen espontáneos, la verdad es que normalmente se ensayan con mucha anticipación. Puedes encontrar flash mobs en Internet, únete a ellos por un periodo de ensayos de varias semanas cuando el grupo esté aprendiendo un baile y luego actúa con ellos en público.
    • Algunos flash mobs suben videos a Internet con instrucciones para aprender y ensayar el baile planificado.
    • Los flash mobs reciben a las personas de todos los niveles de habilidad, su objetivo es divertirse y crear una escena festiva, así que mientras más personas participen, mejor.
    • También aprenderás movimientos de baile excelentes y te conectarás con otras personas que disfrutan de este arte.
  3. Mira bailes en la televisión e inspírate. Bailar es una actividad muy popular y puedes conseguir mucha exposición a ella si tan solo miras la televisión. Trata de ver los programas de televisión de realidad sobre competencias de baile. Enfocarte en los pasos podría ser un poco desafiante. Más bien, presta atención a lo relajados que están los bailarines, a la confianza que muestran y a la diversión que parece que sienten en la pista de baile.
    • Algunos programas populares actualmente son Bailando con las estrellas y Crees que puedes bailar.
  4. Alquila una película clásica de baile para tener ideas nuevas. Hay muchas películas de baile entre las que puedes escoger. Mira la mayor cantidad que puedas o escoge las que resuenan más con tus propios intereses. Por ejemplo:
    • Mira Baile caliente o ¿Bailamos? para ver cómo 2 novatos en el baile desarrollan su confianza y gracia, y aprende a bailar con impulso.
    • Mira Footloose o Flashdance para ver cómo el poder del baile puede ser una forma de desafiar a las autoridades estrictas y a las circunstancias personales.
    • Arrienda cualquier película que tenga como protagonistas a Fred Astaire y Ginger Rogers para que te inspire la gracia y la elegancia de esta famosa pareja de baile.
    • Mira Tiempo de tormenta para ver cómo los hermanos Nicholas van hasta el límite del tap.
  5. Participa en una competencia de baile para mejorar tus habilidades. En todo el mundo, hay competencias de baile de salón que oficialmente se conocen como eventos de “DanceSport”. Busca en Internet si hay una competencia cerca de ti. Unirte a una competencia de baile puede ayudarte a fijarte objetivos específicos y alentarte a mejorar tus habilidades.
    • Revisa sitios web como “International Grand Ball”, “United States Dance Championships” y el “Access Dance Network” por mencionar algunos.

Vestirte adecuadamente para bailar

  1. Ponte zapatos de baile cómodos. Escoge un zapato que te quede bien con una suela flexible y delgada para la pista de baile. No uses zapatos con plataforma, pues la suela gruesa y el tacón harán que sea difícil sentir el suelo. Por otro lado, asegúrate de que tus pies se sientan seguros en los zapatos. Es mejor dejar en casa las sandalias sin talón. No uses zapatillas u otros zapatos con suelas de goma o pegajosas para el estilo de baile de salón, pues harán que sea difícil para ti mover los pies por el suelo de manera uniforme.
    • Los diferentes estilos de baile exigen diferentes tipos de zapatos, así que investiga un poco sobre lo que se necesita para tu estilo preferido. Por ejemplo, las zapatillas son excelentes para el estilo hip-hop o el estilo libre, mientras que los zapatos de tacón son ideales para los estilos de baile latino.
  2. Usa ropa que te permita moverte. El satén ajustado podría verse y sentirse excelente cuando no te estás moviendo mucho, pero podría inhibir tus movimientos en la pista de baile. Aún peor, un movimiento equivocado podría resultar en una rotura vergonzosa. Escoge ropa que te quede lo suficientemente suelta como para que te muevas o elástica como para que se mueva junto con tu cuerpo. Elige un top con mangas que no restrinja el movimiento de tus brazos, tienes que ser capaz de levantarlos sobre tu cabeza.
    • Pruébate el atuendo en casa para cerciorarte de que puedas bailar con facilidad.
    • A fin de evitar que el guardarropa funcione mal, ¡asegúrate de que la ropa te quede segura y que no se vaya a mover de su lugar si te mueves vigorosamente!
  3. Mantente preparado para el calor. Si sueles sudar, escoge ropa que esté hecha con fibras naturales. Los tops sin mangas y tipo halter se ven bien, pero la piel sudorosa o viscosa podría ser un elemento disuasorio si una pareja te saca a bailar. Pon un paquete de toallitas húmedas y una botella de talco de viaje en tu bolsillo para que puedas refrescarte cuando fuera necesario.
    • Si vas a bailar con una pareja, no uses materiales resbalosos como la seda. Se le podría hacer difícil sostenerte si sus manos se ponen sudorosas.

Consejos

  • Sonríe y trata de que parezca que te estás divirtiendo, incluso si te sientes nervioso y no estás seguro de lo que estás haciendo. Actuar con confianza puede ayudarte a sentirte más seguro.
  • Es útil aprender a bailar con tu música favorita, en especial si memorizas y cantas las letras. Sabrás cómo anticipar los cambios en la canción y cambiarás tu movimiento de baile de acuerdo a ellos, así te divertirás con la música que disfrutas.
  • Mira a otros bailarines. Si no estás seguro cómo bailar una canción, sigue a otros bailarines. No los copies exactamente (a menos que sea un baile estandarizado), pero te darán algunas ideas.
  • Si te sientes tímido o no logras realizar algunos pasos, no te rindas, sigue practicando.

Advertencias

  • No te ejercites demasiado ni intentes ningún movimiento de baile con el que no te sientas cómodo y que no hayas practicado bastante. Los buenos bailarines hacen que los movimientos difíciles se vean fáciles, no te dejes engañar. En realidad podrías estirarte un músculo o tropezarte y caer (en especial si estás usando zapatos de tacón). Puedes verte bien bailando sin hacer nada genial.
Теги: