Cómo volver a enhebrar un collar

Опубликовал Admin
3-10-2016, 07:20
549
0
¡Genial! Se rompió tu collar por alguna razón y hay cuentas por todo el suelo. Si no quieres gastar dinero para que las vuelvan a ensartar profesionalmente, puedes hacerlo tú mismo. A continuación te presentamos dos métodos excelentes para collares rotos o antiguos que necesitan ser renovados con urgencia. Con unos cuantos suministros básicos, tendrás los accesorios en muy poco tiempo.

Utiliza un cable recubierto de nylon para cuentas

  1. Limpia las cuentas de ser necesario. Si el collar que volverás a enhebrar se ha desgastado un poco por el uso (que probablemente fue lo que causó que se rompiera), es probable que las cuentas necesiten algo de cuidado. Los aceites corporales y cosméticos (o tan solo el tiempo) pueden quitarle el brillo a cualquier cuenta y ocasionar que no se vea glamorosa. Compra un limpiador para joyas y utiliza un cepillo para niños para comenzar, mientras más suave sea, mejor.
    • Nunca se sabe que tipo de cuentas no pueden ser limpiadas, así que es mejor que te vayas por lo seguro en un comienzo. No deberías tener problemas con las cuentas de vidrio y de cristal, pero es probable que no suceda lo mismo con las artificiales y de plástico. Siempre empieza con una sola cuenta antes de limpiar todas para asegurarte de que el método que utilices sea seguro.
  2. Reúne todos los suministros. Es mejor hacerlo en una tarde para que las cuentas no desaparezcan mágicamente. Esto es todo lo que necesitarás:
    • Cuerda y broche. Los cables recubiertos de nylon para cuentas son la mejor opción para la mayoría de proyectos. Los puedes encontrar en tiendas de manualidades y vienen en carretes de pesos, resistencia y colores diferentes. No utilices hilo, es probable que se deshile y rompa y tendrás que volver a este artículo en el futuro.
    • Alicates punta de cigüeña y cortadores. Si no tienes un par de alicates adecuados, es mejor conseguir un juego para reparación de joyería. También vendrán con una crimpadora, que es doblemente útil para cerrar las cuerdas.
    • Terminales. Estas son las cuentas que se utilizan al final de la cuerda para conectarlas con un broche en cualquier extremo. Tienen una forma de "almeja" o "copa" en los lados.
    • Chafas. Estas son cuentas suaves de metal que tienen agujeros grandes. Se aprietan contra la cuerda para que se queden en su lugar.
    • Cuentas de vidrio. Estas se pueden utilizar como espaciadores si necesitas un collar más largo. Vienen en muchas variedades, así que podrás combinarlas con las otras cuentas que tengas.
    • Una bandeja para clasificar cuentas, una colchoneta o toalla para utilizar como superficie. Una bandeja para cuentas tiene muchas casillas para mantener las cuentas en posición. Si no tienes una de estas, también te puede servir una toalla para evitar que las cuentas rueden. De ninguna manera trabajes sobre madera o baldosa.
  3. Desarma el collar. No intentes mantener las cuentas en la cuerda original. Es probable que no haya espacio suficiente para ambas cuerdas y será más difícil de trabajar, así que desármalo. Colócalas en la superficie que elegiste y desliza la cuerda para sacarla, de manera que se queden ordenadas.
    • Es probable que tengas terminales en los extremos del collar, los que están conectados a los broches. Puedes tomar el alicate y abrir el aro de esos terminales para retirarlos del broche y liberar las piezas.
    • Si tienes varias fila, trabaja solo con una a la vez. Si las desenhebras todas, simplemente crearás un desastre.
  4. Ensarta las cuentas sin cortar la cuerda del carrete. No necesitas una aguja para una cuerda fuerte. Pásala por los agujeros de las cuentas por sí sola. Simplemente coloca las cuentas en la cuerda una por una, sin cortarla del carrete. De esa manera, si necesitas que sea más largo, no será un problema. Solo ten cuidado de no tensionar la cuerda, porque se puede deformar incluso si es nueva.
    • Cuando termines de colocar nuevamente las cuentas, obsérvalas. ¿Están todas las cuentas en el diseño correcto? ¿Es el collar lo suficientemente largo o corto?
    • Si por alguna razón no puedes trabajar desde el carrete, corta la cuerda a una longitud que sea aproximadamente 15 cm (5 pulgadas) más larga de lo que consideras que necesitarás. Haz un nudo en uno de los extremos y asegúralo con goma para artesanías. Después puedes ensartar las cuentas (solo recuerda comenzar con un terminal).
  5. Coloca el broche. Una vez que hayas colocado todas las cuentas, ensarta una chafa, un terminal y una cuenta de vidrio. Aquí es donde se necesita un poco de conocimientos:
    • Pasa nuevamente la cuerda por el agujero del terminal, deja que la cuenta de vidrio se coloque en el interior y pásala nuevamente por la chafa.
    • Coloca la cuenta de vidrio en el interior del terminal y coloca la chafa contra esta última.
    • Aplasta la chafa contra la cuerda con el alicate.
    • Para asegurarte de que se quede en su lugar, utiliza una gota de goma para artesanías o esmalte dentro del terminal antes de cerrarlo sobre la cuenta de vidrio.
    • Luego, desliza una cuenta sobre la cola libre de la cuerda y córtala cerca de la cuenta para que la cola esté metida en su interior.
  6. De manera alternativa, intenta con el método del nudo. Si todo esto te pareció galimatías, puedes intentar simplemente hacer un nudo en el extremo de la cuerda, lo más cerca que puedas al terminal. Luego, asegúralo con goma para artesanías. Corta el adicional de la cuerda para que el nudo se pueda esconder en el terminal.
    • Luego, puedes colocar el broche en el gancho del terminal. Utiliza el alicate para cerrar el gancho y el broche no se salga.
  7. Completa el otro extremo del collar. Si trabajaste sin cortar la cuerda del carrete, córtala y deja aproximadamente 5 cm adicionales (2 pulgadas). Sujeta cada extremo en las manos para que las cuentas se acomoden y la cuerda se extienda de manera natural.
    • En este extremo. repite el mismo método que utilizaste con el primer broche. Si utilizas terminales tipo tapanudos, asegúrate de que se cierren sobre las cuentas de vidrio y utiliza el alicate para cerrar el gancho.

Utiliza una aguja e hilo

  1. Trabaja sobre una superficie que no sea lisa. Sería excelente si tienes una bandeja para clasificar cuentas, pero si no, trabaja sobre una toalla, un retazo grande de fieltro o incluso sobre espuma. Es muy importante mantener el orden de las cuentas y no querrás que rueden por todas partes.
  2. Reúne los materiales. Esto es todo lo que necesitarás:
    • Las cuentas
    • Broche
    • Una aguja para ensartar (una aguja fina con un agujero grande)
    • Hilo de seda o sintético
    • Un fósforo o encendedor (para quemar los extremos sueltos del hilo sintético)
    • Pegamento instantáneo y mondadientes (si utilizas hilo de seda)
    • Tijeras o cortadoras
  3. Ensarta la aguja. Este no es el paso común de "ensartar la aguja". Para ser exactos, vas a ensartarla para enhebrarla. Todo estará más claro a continuación. Así es como se hace:
    • Toma aproximadamente 25 cm (10”) del hilo y sepáralo en hebras más finas.
    • Toma una de las hebras finas y ensártala en la aguja.
    • Haz un nudo para que la hebra forme un lazo que pase por el agujero de la aguja (este lazo sujeta el hilo que será la cuerda del collar. Esto agranda el agujero de la aguja y hace más sencillo el proceso).
    • Corta una hebra del hilo a aproximadamente el triple de la longitud deseada para el collar.
    • Dóblala y pasa los extremos sueltos por el lazo que ya hiciste. No amarres esta hebra, solo déjala suelta. Sin embargo, asegúrate de que la hayas jalado lo suficientemente como para evitar que se salga. Ahora, la aguja está oficialmente ensartada, aunque de manera algo extraña.
  4. Coloca el broche. Toma el broche del collar original (o uno nuevo) y sujeta el hilo al mismo. Para hacerlo, simplemente pasa la aguja por el aro del broche y luego nuevamente por el lazo en el extremo del hilo.
    • En este punto, es una buena idea que hagas un nudo cerca al broche. Esto evitará que el lazo se resbale de manera incorrecta hacia el aro.
  5. Comienza a ensartar las cuentas. Simplemente ensarta las cuentas en la cuerda con la aguja, empuja las cuentas hacia el borde del broche. Hazlo lentamente para que realices el diseño correcto, no querrás que colocar todas las cuentas para después darte cuenta de que te equivocaste una vez por la mitad.
  6. Una vez que hayas colocado todas las cuentas, retira la aguja. Haz un nudo doble en el extremo donde hayan dos extremos sueltos en la cuerda (lado opuesto del broche). Luego, empuja las cuentas hacia este nuevo extremo anudado.
  7. Haz un nudo después de cada cuenta. Toma una cuenta y luego deslízala hacia el broche. Haz un nudo diminuto al lado de la cuenta que está opuesto al broche para mantenerla en su lugar.
    • Será útil si mantienes presionado el lazo sobre la cuenta y luego lo ajustas. Mantén esta tensión a medida que jalas para realizar el nudo.
    • Después de cada nudo, separa los hilos y desármalos para llevar el nudo más cerca a la perla. No querrás que el nudo sea visible.
    • También puedes pasar una aguja por el nudo y utilizarla para guiarlo hacia las perlas.
  8. Continúa haciendo nudos entre cada cuenta. Toma la cuenta siguiente y llévala al lado del nudo que acabas de hacer. Haz otro nudo y mantén un dedo sobre él mientras lo jalas para mantenerlo ajustado. Continúa haciendo esto hasta que hayas movido y anudado todas las cuentas hacia el lado con el broche.
    • Esto requiere habilidad y mejorarás con la práctica. Es posible que tengas que hacer unos cuantos collares antes de poder hacerlo correctamente. Se volverán más apretados a medida que los hagas.
  9. Corta el adicional del hilo en el otro lado para terminar. Después de que hayas anudado cada cuenta, corta el nudo final que hiciste en el hilo antes. Luego, pasa esos extremos por el otro lado del mismo broche. Jala el hilo fuertemente hasta la última cuenta anudada y haz un nudo doble fuerte.
  10. Séllalo con pegamento instantáneo o quemándolo un poco y rápidamente. Si utilizas hilo de seda, puedes aplicar un punto diminuto de pegamento instantáneo en el extremo con un mondadientes. Después de que se haya secado el pegamento, corta el hilo cerca al nudo.
    • Si utilizas hilo sintético, corta dentro de los 8 cm (1/4”) y derrite los extremos sueltos y cortos con la pasada rápida de una flama pequeña. Nota: ten cuidado. Cabe la posibilidad de que derritas el collar. Quémalo por muy, muy, muy poco tiempo.

Consejos

  • Si hay una tienda de cuentas en tu zona, es posible que te ofrezcan utilizar sus herramientas para volver a enhebrar el collar. También es posible que el personal te ayude.
  • Si una cuenta no quiere pasar por la aguja, no la fuerces porque podrías romperla. Actúa como si hubieras terminado el collar, desarma las cuerdas, desenhebra la aguja e inserta la cuenta más delgada de manera manual. Después continúa.
  • Toma un descanso cuando sientas que esfuerzas los ojos.

Cosas que necesitarás

Utiliza un cable recubierto de nylon para cuentas

  • Cuerda y broche
  • Alicates punta de cigüeña y cortadores
  • Terminales
  • Chafas
  • Cuentas de vidrio
  • Una bandeja para clasificar cuentas, colchoneta o toalla para utilizar como superficie de trabajo

Utiliza una aguja e hilo

  • Las cuentas
  • Broche
  • Una aguja para ensartar (una aguja fina con un agujero grande)
  • Hilo de seda o sintético
  • Un fósforo o encendedor (para quemar los extremos sueltos del hilo sintético)
  • Pegamento instantáneo y mondadientes (si utilizas hilo de seda)
  • Tijeras o cortadoras
  • Una bandeja para clasificar cuentas, colchoneta o toalla para utilizar como superficie de trabajo
Теги:
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página