Cómo enderezar una dentadura torcida

Опубликовал Admin
1 193
0
Las dentaduras torcidas pueden ser vergonzosas, pero también pueden ser un problema. Por ejemplo, pueden hacer que sea difícil masticar de forma apropiada y pueden provocar lesiones debido a que no brindan un soporte adecuado para tu mandíbula. Enderezar una dentadura torcida puede ser costoso, pero cuentas con muchas opciones disponibles.

Acudir a un ortodoncista

  1. Ve al ortodoncista. El ortodoncista podrá evaluar qué problemas tienes y sugerirte las medidas que debes adoptar.
  2. Pregunta sobre todas las opciones disponibles. Es probable que necesites una opción más barata o quizás quieras brackets que nadie pueda ver. Dile al ortodoncista qué es lo que quieres.
  3. Pregunta si es necesario que uses brackets. El ortodoncista puede evaluar si tus dientes son la causa de tus problemas o si podrían serlo en el futuro.
  4. Evalúa tus opciones. Si no necesitas usar brackets, puedes decidir no hacerlo, en especial porque son muy costosos.

Usar un retenedor

  1. Usa retenedores para tratar los problemas menores. Puedes usar retenedores para corregir problemas como espacios pequeños entre los dientes o un solo diente torcido. Estos son menos costosos que las otras opciones, en especial porque de todos modos se suele usar un retenedor después de retirar los brackets.
  2. Haz que el ortodoncista elabore un retenedor justo a tu medida. Tu retenedor está diseñado específicamente para ti, ya que tiene que acomodarse a tu problema en particular.
    • Durante el proceso, el ortodoncista creará un molde de tu boca con una substancia espesa llamada alginato. Él usará el molde para elaborar tu retenedor.
  3. Adáptate al retenedor. Adaptarte al retenedor puede tomarte un par de días, así que no te alarmes. Este puede afectar tu pronunciación y hacer que produzcas más saliva. Trata de leer en voz alta para ti para acostumbrarte a hablar usando el retenedor.
    • Si experimentas un dolor moderado a severo o si el retenedor corta tus encías, comunícate con el ortodoncista.
  4. Sácate tu retenedor cuando comas y te cepilles los dientes, ya que así ambos procesos serán más fáciles. También debes quitártelo si practicas deportes de contacto, ya que puede causar lesiones.
  5. Mantenlo en su caja. Asegúrate de proteger tu retenedor manteniéndolo en su caja cuando no lo uses.
    • También debes mantenerlo húmedo cuando no esté en tu boca o se quebrará. El dentista debe indicarte cómo mojarlo.
    • Evita mantenerlo cerca de una fuente de calor, ya que esto también puede quebrarlo.
  6. Limpia tu retenedor a diario. Tu retenedor debe incluir instrucciones para su limpieza, pero generalmente puedes usar un enjuague bucal o un limpiador de dentaduras para eliminar toda acumulación que tenga.
  7. No dejes de usar tu retenedor. Usa tu retenedor por el tiempo que el dentista te recomiende. Es probable que necesites usarlo por años, dependiendo de tus dientes.

Usar carillas de porcelana

  1. Usa carillas de porcelana para corregir los problemas menores. Básicamente, las carillas cubren los problemas con una capa de porcelana o resina, en lugar de corregirlos.
    • Las carillas son resistentes a las manchas (si son de porcelana) y lucen mucho más similares a los dientes naturales.
  2. Pregúntale al ortodoncista si las carillas son adecuadas para ti. Estas son una opción más simple que los brackets o los retenedores, ya que el ortodoncista te las colocará y las dejará allí, no es necesario que te las retiren. Estas también pueden cubrir las manchas, las fisuras y los espacios.
    • Las carillas son permanentes y no pueden repararse. También son más costosas que las coronas.
  3. Haz que el ortodoncista te coloque las carillas. Primero retirará parte de tu esmalte dental, básicamente para hacer más espacio para la carilla. El dentista ya contará con la carilla. Él examinará cómo luce la carilla y luego la unirá al diente.
    • Es probable que tengas que acudir a una visita de control para revisar la posición de la carilla, pero si notas un problema, como una grieta o una desalineación, comunícate con el dentista.
  4. Cepíllate los dientes de forma habitual. Las carillas no necesitan un cuidado especial, pero sí tienes que usar hilo dental y cepillarte como lo harías normalmente.
  5. Protege tus dientes si los rechinas. Las carillas de porcelana pueden romperse, así que si rechinas tus dientes, es probable que tengas que usar un protector durante la noche.
  6. Reemplázalas dentro de 5 a 10 años. Las carillas no duran para siempre y tendrás que reemplazarlas dentro de una década.

Enderezar los dientes con brackets

  1. Usa brackets para corregir los problemas graves. Por ejemplo, los brackets pueden corregir los dientes torcidos, el retrognatismo, el prognatismo y la mordida cruzada.
  2. Habla con el ortodoncista sobre tus opciones. Él puede indicarte cuál es el mejor tipo de brackets para tu problema en particular.
  3. Elige los brackets que desees. Puedes elegir brackets visibles, invisibles o casi invisibles.
    • Los brackets visibles son el tipo de brackets en los que probablemente piensas cuando escuchas la palabra “brackets”. Estos se adhieren a la parte frontal de los dientes y están conectados por alambres de metal. Estos brackets pueden ser de metal, plástico o cerámica, y suelen ser más baratos que los otros tipos. Los brackets visibles son los mejores para tratar los problemas severos.
    • Los brackets casi invisibles son bandejas de plástico que se colocan sobre tus dientes. En los Estados Unidos, la principal marca de este tipo de brackets es Invisalign. Al igual que los retenedores, puedes quitártelos para comer y tampoco son tan dolorosos como otros brackets. Sin embargo, no funcionan tan bien para corregir los problemas severos y debes usarlos al menos 22 horas al día. Estos brackets pueden ser un poco más costosos que los tradicionales.
    • Los brackets invisibles se adhieren detrás de los dientes, así como los visibles se adhieren a la parte frontal de los dientes. Cada bracket se elabora justo a la medida de tus dientes para que funcionen más rápido. Sin embargo, puede ser difícil adaptarse a estos brackets, estos pueden dificultar el habla. Además, estos pueden ser más costosos.
  4. Haz que el ortodoncista te brinde facilidades de pago. Recuerda que la mayoría de los ortodoncistas brindan financiamiento, así que si no puedes pagar el procedimiento en una sola suma, puedes hacerlo en varios pagos. También puedes conseguir un seguro dental, el cual puede cubrir parte del procedimiento, pero usualmente no cubre todo.
  5. Cepíllate los dientes y los brackets. Si tienes elásticos de ortodoncia, sácatelos antes de cepillarte. En el caso de los brackets tradicionales, tienes que cepillarte los dientes y los brackets para eliminar la placa y la comida. Cuando estén limpios, vuelve a colocarte los elásticos.
  6. Evita ciertos alimentos. En el caso especial de los brackets tradicionales, tienes que evitar alimentos como los sólidos (nueces, golosinas duras, etc.) y los pegajosos (caramelos, gomas de mascar, etc.). También tienes que cortar en pedazos pequeños las frutas y los vegetales duros. Estos alimentos pueden dañar o romper tus brackets. También debes evitar los alimentos crujientes (como las papas fritas) y los ácidos (como las gaseosas o los vinagres).
    • Puedes sacarte los brackets invisibles para comer; por ello, estos alimentos no representan un gran problema, pero aun así los ácidos en tus dientes pueden afectarlos.
  7. Acude al ortodoncista de forma periódica. El ortodoncista ajustará los brackets a medida que mejores y verificará si hay algún problema.
  8. Haz que te los quiten. El tiempo que debes usar tus brackets depende de la gravedad del problema. Se te colocará un retenedor después de que te retiren tus brackets.
  9. Usa tu retenedor. Después de que retiren tus brackets, debes usar un retenedor para ayudar a mantener tus dientes alineados.
    • En el pasado, se aconsejaba usar un retenedor por un año después de usar brackets; sin embargo, ahora puede recomendarse usar un retenedor por mucho más tiempo, pero puedes usarlo solo en la noche.

Prevenir una dentadura torcida

  1. Cepíllate con frecuencia. La gingivitis puede provocar una dentadura torcida, lo cual suele surgir por no cuidar apropiadamente tus dientes. Debes cepillarte al menos dos veces al día.
    • Por lo general, las dentaduras torcidas suelen surgir por problemas genéticos y no pueden prevenirse.
  2. Usa hilo dental una vez al día. Usar hilo dental puede ayudar a prevenir la gingivitis.
  3. Acude al dentista con frecuencia. Acudir al dentista no solo es de ayuda para prevenir la gingivitis, el dentista también reconocerá si tienes problemas que podrían provocarte una dentadura torcida.
  4. Haz que los niños se chupen menos el pulgar. Chuparse el pulgar puede hacer que con el tiempo la dentadura se tuerza.
    • También limita el uso de chupones y biberones después de los tres años de edad.

Consejos

  • Muchos adultos eligen los brackets invisibles o casi invisibles para que sean menos notorios.
  • Cuando elijas un tipo de brackets, no solo optes por los invisibles. Elige lo que se adapte a tus necesidades.

Advertencias

  • No te quites tu retenedor por largos periodos de tiempo; podrías necesitar brackets de nuevo debido al movimiento de tus dientes.
Теги: