Cómo distinguir entre el trastorno de personalidad esquizoide y el autismo

Опубликовал Admin
El trastorno de personalidad esquizoide y el autismo causan aislamiento social, por lo que parecen similares en la superficie y hacen que las personas confundan a alguien con una de estas afecciones por alguien que padece la otra. Este artículo te enseñará a diferenciar y determinar cuál describe mejor tu situación o la de un ser querido.

Comprender las afecciones

  1. Reconoce las similitudes entre ambas afecciones. Tanto el autismo como el trastorno de personalidad esquizoide pueden implicar rasgos sociales similares y lucir muy parecidos en la superficie.
    • aislamiento social
    • mundos internos profundos
    • dificultad con las habilidades sociales
    • dificultad para relacionarse con los demás
    • vistos por los demás como "fríos"
    • dificultad con la expresión emocional
    • bajas probabilidades de tener muchos amigos
    • disfrute de la soledad
  2. Evalúa a la persona y su historial familiar. Se cree que la genética juega un rol tanto en el autismo como en el trastorno de personalidad esquizoide. Por lo tanto, si hay un caso en la familia, la persona tiene más probabilidades de tenerlo. Los padres fríos, indiferentes o negligentes incrementan el riesgo del trastorno de personalidad esquizoide. El autismo comienza en el útero y jamás es producto de una mala crianza.
    • No supongas automáticamente que el trauma significa que una persona tiene el trastorno de personalidad esquizoide. Los niños autistas tienen un mayor riesgo de abuso y trastorno por estrés postraumático (TEPT), en especial cuando se someten a terapias violentas o basadas en el cumplimiento.
    • Los padres no deben sentirse mal si sus hijos desarrollan el trastorno de personalidad esquizoide. Si bien una mala crianza incrementa el riesgo, los padres buenos pueden tener un hijo con este trastorno.
  3. Evalúa el nivel de interés de la persona en las interacciones sociales. Las personas esquizoides son distantes y no se preocupan mucho por los demás. Las personas autistas a menudo se preocupan mucho, pero lo demuestran distinto, y pueden aislarse porque les resulta abrumador.
    • Algunas personas autistas desean tener relaciones cercanas, pero no saben cómo lograrlo.
    • Las personas con trastorno esquizoide tienen un deseo bajo o nulo por encontrar el amor y casarse. Muchas personas autistas disfrutan las relaciones románticas y casarse.
  4. Analiza cómo reacciona la persona al recibir críticas o elogios. Si bien las personas autistas pueden tener un lenguaje corporal único, casi siempre reaccionan. Las personas con el trastorno de personalidad esquizoide lucen indiferentes.
    • Algunas personas autistas a menudo parecen estar "perdidas en sus mundos" ante la mirada de los demás. Ven y oyen todo, pero pueden no tener una respuesta visible. Ten en cuenta el nivel de reacción de la persona ante el mundo en general.
  5. Evalúa si la persona disfruta las relaciones cercanas. Las personas autistas generalmente tienen o desean tener relaciones cercanas con algunos pocos seres queridos, como amigos o familiares. Las personas con el trastorno de personalidad esquizoide son indiferentes.
    • Una persona autista podría no comprender las pistas sociales sutiles, como el lenguaje corporal. Una persona con el trastorno de personalidad esquizoide podría interpretar estas cosas de manera exagerada, a menudo de forma sospechosa.
  6. Piensa si la persona aprende y crece de las experiencias sociales. Las diferencias sociales en el trastorno de personalidad esquizoide son causadas principalmente por la falta de interés. Por otro lado, en el autismo, son causadas por la confusión y la falta de habilidades. Una persona autista aprende de las experiencias nuevas (en especial, con orientación), por lo que mejora sus habilidades sociales. Una persona con trastorno de personalidad esquizoide no tiene interés por aprender más habilidades sociales.
    • No todo el aprendizaje es constructivo. Por ejemplo, una persona autista podría aprender a suprimir su autoestimulación natural, lo que puede causar problemas emocionales.
  7. Evalúa el plazo de desarrollo de la persona. Los niños autistas se desarrollan a su propio ritmo, alcanzando hitos de forma más lenta, rápida o fuera de orden. A menos que haya otra discapacidad, las personas con rasgos esquizoides seguirán el plazo esperado.
    • Evalúa los últimos hitos al igual que la infancia temprana. ¿Cuándo la persona ha aprendido a nadar, andar en bicicleta, cocinar, lavar la ropa o conducir?
  8. Examina los intereses de la persona. Una persona con trastorno de personalidad esquizoide demuestra poco interés en los pasatiempos y otras actividades, y no tiene o tiene pocas actividades que disfrute. Las personas autistas generalmente tienen pocos "intereses sociales", que son limitados, intensos y muy pasionales.
    • Inicia una conversación sobre su tema favorito. Si se siente cómoda contigo, una persona autista adorará hablar de sus pasiones. Una persona con trastorno de personalidad esquizoide no se entusiasmará tanto.
    • Las circunstancias pueden afectar los intereses especiales de una persona autista. Las enfermedades como la depresión, o simplemente estar entre los intereses, pueden quitarle la pasión. Las terapias basadas en cumplimiento, el acoso o las críticas negativas pueden hacer que una persona autista tenga miedo de compartir sus intereses con los demás. Esto puede dificultar la identificación.
  9. Nota las diferencias del comportamiento. El autismo es una discapacidad generalizada que afecta muchas áreas de la vida. El trastorno de personalidad esquizoide es más limitado. Una persona autista experimentará todos o la mayoría de estos rasgos:
    • autoestimulación
    • intereses especiales limitados y profundos
    • problemas sensoriales (sensibilidad insuficiente o excesiva)
    • dependencia de la rutina
    • rabietas o bloqueos bajo estrés
  10. Nota el inicio. El autismo se vuelve más visible en la infancia, mientras que el trastorno de personalidad esquizoide generalmente comienza cerca del inicio de la adultez (aunque algunas características se pueden notar en la infancia).
    • Algunas personas autistas no obtienen un diagnóstico hasta la adolescencia o la adultez. Sin embargo, en retrospectiva, pueden identificar rasgos autistas en su infancia.
    • El autismo es genético, mientras que el trastorno de personalidad esquizoide a menudo se genera en las experiencias de la infancia.

Seguir adelante

  1. Ten en cuenta las afecciones relacionadas. Es posible que la persona tenga otra cosa que no sea el trastorno de personalidad esquizoide o el autismo, o que tenga algo más además de uno o ambos. Evalúa si los rasgos de la persona se pueden explicar por lo siguiente:
    • depresión
    • trastorno por estrés postraumático
    • alexitimia
    • ansiedad social
    • trastorno reactivo del apego
    • trastorno de la personalidad por evitación
    • agorafobia
    • introversión (rasgo de personalidad, no trastorno)
    • asexualidad (orientación sexual, no trastorno)
  2. Evalúa la posibilidad de ambas afecciones. Es posible que una persona sea autista y tenga el trastorno de personalidad esquizoide.
  3. Visita a tu médico general. El profesional posiblemente te derive a un especialista para obtener un diagnóstico preciso.
    • Escribir una lista de las señales que hayas notado puede ser útil.
    • Siéntete libre de imprimir cualquier artículo que te haya ayudado, incluido este.
    • Habla con un especialista si tienes preocupaciones con respecto a un mal diagnóstico.

Consejos

  • Las diferencias sociales en el trastorno de la personalidad esquizoide a menudo son causadas por la falta de interés. En el autismo, a menudo son causadas por la confusión o la falta de habilidades.
Теги: