Cómo reparar una relación emocionalmente agotadora

Опубликовал Admin
Cuando una relación que te importa te agota emocionalmente, es probable que te desesperes por repararla. Tal vez pasas cada momento libre preocupado por tu pareja o por cuándo estallará su próxima pelea. Después de lidiar con tanto estrés, tiene sentido que busques respuestas. En este artículo, se han resumido toneladas de consejos que pueden ayudarte a mejorar los patrones negativos en tu relación. Continúa leyendo para que aprendas a reparar una relación emocionalmente agotadora.

Método 1 de 13:Identifica el problema

  1. Ten en cuenta que las relaciones se definen por patrones, por eso es importante identificarlos. Trata de identificar cuándo comenzaste a sentir el agotamiento para que puedas determinar qué lo causó. Separa un momento para hablar con tu pareja en un lugar que se sienta seguro para ambos. Expresa tus sentimientos, observaciones y preocupaciones con claridad y sin echarle la culpa a nadie. Recuerda que esa persona también tiene sus propias ideas, así que prepárate para escucharlas con paciencia y comprensión.
    • Trata de centrar la discusión en los temas de la relación, en lugar de dar vueltas en una pelea específica.
    • Cuando ambos identifiquen juntos un problema recurrente, asegúrate de que la solución que determinen funcione para ambos.

Método 2 de 13:Cuida de tu persona

  1. Prioriza tus necesidades para sacar lo mejor de ti. Una relación agotadora puede quitarte tiempo y energía, así que cuida de tu persona para que te sientas renovado. Si te aseguras de sentirte lo mejor posible, podrás aportar más paciencia, comprensión y esfuerzo a la relación.
    • Prioriza dormir lo suficiente.
    • Reserva tiempo cada semana para disfrutar de las cosas que te gustan.
    • Trata de tomarte el tiempo para planificar comidas saludables y balanceadas.

Método 3 de 13:Habla acerca de tus necesidades

  1. Ten en cuenta que ambas partes deben recibir lo que invierten en una relación saludable. Sin embargo, en una relación emocionalmente agotadora, lo más probable es que tú seas el que invierte demasiado esfuerzo sin que realmente tus necesidades básicas lleguen a satisfacerse. Antes de que cualquiera de ustedes pueda ocuparse de las necesidades del otro, deben aprender a comunicarse entre sí.
    • Redacta una lista de los requisitos básicos que necesitas para ser feliz en la relación.
    • Algunos pueden ser lealtad, un cierto nivel de afecto físico, independencia mutua y tal vez un poco de tranquilidad.
    • Anima a tu pareja a redactar su propia lista.
    • Compartan las listas entre ustedes. Pueden intercambiar ideas sobre cómo satisfacer las necesidades del otro de una manera emocionalmente sostenible.
    • De esta manera, es más probable que ambos hagan un esfuerzo que genere efectos positivos en la relación.

Método 4 de 13:Adopta el hábito de llegar a acuerdos en la relación

  1. Ten en cuenta que una relación agotadora necesita la colaboración de ambos después de todo. Si durante una pelea, ambos solo se centran en sus propios intereses individuales, resultará muy difícil resolver las cosas. Si estás peleando o cayendo en un patrón negativo, primero trata de centrarte en los objetivos de la relación. Luego, anima a tu pareja a hacer lo mismo.
    • Si pelean por quién debe descargar el lavaplatos, no pienses que sus intereses están en conflicto.
    • Alguno de ustedes podría insistir en que su día fue más extenuante y que no debería tener que hacerlo. El otro podría argumentar que lo hizo la última vez, por lo que no debería tener que hacerlo.
    • Combina tus intereses y concéntrate en llegar a un acuerdo. Por ejemplo, podrías decir lo siguiente: “El lavaplatos debe descargarse de todos modos. Entiendo que estás cansado, así que yo lo haré esta vez. Pero la próxima, me gustaría que lo hicieras para que compartamos una carga igual”.

Método 5 de 13:Asegúrate de trabajar en los mismos problemas

  1. Ten presente que la comunicación es la clave para reparar relaciones difíciles. Si ambos realmente desean tratarse mejor, a veces el único obstáculo real para ese objetivo es la incomprensión de las necesidades y las expectativas. Para iniciar una conversación sobre las percepciones de ambos acerca de la relación, puedes probar el siguiente ejercicio.
    • Ten en cuenta seis partes centrales de la relación: comunicación, conexión, inversión, esparcimiento, crecimiento y confianza.
    • Ambos deben tomarse su tiempo para reflexionar. Luego, asignen a cada categoría una puntuación, del 1 al 10, dependiendo de qué tan bien le vaya a la relación en esa área específica.
    • Utiliza las similitudes y diferencias de los puntajes para iniciar una conversación acerca de las fortalezas y debilidades de la relación.
    • Comprométanse a trabajar en un área de debilidad cada semana y verifiquen cómo ambos sienten que les va.

Método 6 de 13:Aprende los estilos de apego

  1. Ten en cuenta que los estilos de apego que no coinciden pueden causar desgaste emocional. Estos pueden ser seguro, ansioso o evasivo. También existen combinaciones de dos de los tres estilos, aunque son poco comunes. El estilo de apego de una persona proviene de sus experiencias tempranas en la vida, pero se puede modificar con terapia y dedicación.
    • El estilo de apego seguro hace referencia a la capacidad de un individuo para sentirse conectado con su pareja, seguro en esas conexiones y aún capaz de ser independiente.
    • El ansioso indica la inseguridad y el hambre emocional de una persona en las relaciones. Estas personas pueden volverse dependientes, exigentes o posesivas.
    • El evasivo hace referencia al miedo a la cercanía con la pareja. Estas personas ignoran el significado de las relaciones, se cierran emocionalmente y evitan la intimidad.
    • Existen otras combinaciones y puedes identificar tu estilo mediante cuestionarios, investigaciones y reflexiones a través de internet.
    • Los estilos de apego pueden representar herramientas excelentes para hablar acerca de patrones en una relación. También pueden ayudarte a reflexionar sobre tus propias necesidades.

Método 7 de 13:Apacigua las peleas cuando sea posible

  1. Evita grandes discusiones para ahorrar energía emocional. Las peleas constantes no tienen por qué ser el fin del mundo, pero si no puedes encontrar una manera de reducir el nivel de las discusiones, eso podría generar un gran desgaste emocional. Si cada pequeño desacuerdo termina siendo una gran discusión hiriente, ambos terminarán sintiéndose desanimados. Prueba los siguientes consejos y trucos útiles para apaciguar las peleas.
    • Emplea el humor. Cuando surja una pelea, trata de mencionar algunas tonterías para aligerar las cosas.
    • Por ejemplo, si conoces una personificación que hace reír a tu pareja, respóndele una pregunta con esa voz.
    • Trata de tocarla. Abrázala, alcanza su mano o pásale el brazo por los hombros.
    • Toma un descanso. Si sientes que las cosas se intensifican, dediquen un minuto a tranquilizarte en habitaciones separadas. ¡Incluso una breve pausa puede marcar una gran diferencia!

Método 8 de 13:Admite que te has equivocado

  1. Reconoce tus acciones para calmar la situación. A veces, cuando estás en medio de una discusión con tu pareja, lo último que deseas hacer es admitir que te has equivocado. En ese momento, puedes sentir como si admitieras una derrota. Pero en realidad, para poner fin a la lucha (y el drenaje emocional) de una manera saludable, bajar la guardia es la clave.
    • Primero, dile a tu pareja que entiendes que lo que hiciste la lastimó.
    • Luego, hazle saber que simpatizas con sus sentimientos.
    • Cuantas más peleas puedas terminar de forma rápida y positiva, menos desgaste emocional sentirás con tu pareja.

Método 9 de 13:Mantén las quejas en un segundo plano

  1. Ten en cuenta que quejarse demasiado puede dañar una relación saludable. Es genial que tu pareja te vea como una guía, pero demasiada negatividad puede hacer que uno de ustedes se sienta agotado y el otro desatendido. Cuando las quejas de la pareja agotan la paciencia, la energía o la capacidad de atención, el que escucha puede terminar sintiéndose totalmente agotado emocionalmente.
    • Si tiendes a ser el que se queja, trata de descartar algunas de tus preocupaciones. Pregúntate si necesitas apoyo, o si te quejas por gusto.
    • Si realmente necesitas ayuda, deberías ser capaz de compartirlo con tu pareja. De lo contrario, búscale un giro positivo a tus comentarios.
    • Si eres el que escucha, trata de estar presente cuando sientas que tu pareja realmente lo necesita.
    • Por otro lado, no le des demasiada importancia a cada pequeña queja. Ofrece un comentario simple y compasivo sin generar una gran discusión.

Método 10 de 13:Contacta a tus seres queridos

  1. Ten en cuenta que los sistemas de apoyo ayudan a las personas a sentirse respaldadas y mantenerse positivas. Si la relación está agotando tus reservas emocionales, buscar apoyo en las personas que te aman puede ayudarte a sentirte comprendido y animado.
    • Busca a tu padre, hermano, primo o un amigo e invítalo a tomar una taza de café para conversar.
    • Debes escoger a alguien que realmente te escuche.

Método 11 de 13:Dale una oportunidad a la terapia

  1. Explora los problemas de la relación con la ayuda de un profesional. Nunca es una mala idea buscar la opinión de un experto si tienes problemas en tu relación. Comunícate con tu médico de cabecera para que te derive a un buen terapeuta en tu área o trata de pedir una recomendación a amigos y familiares. Puede resultar útil que se entrevisten con diferentes terapeutas antes de escoger uno.
    • Recuerda que, puedes acudir a ver a un profesional por tu cuenta si lo prefieres.
    • Del mismo modo, ten en cuenta que tu pareja puede terminar deseando asistir a terapia por más tiempo que tú, ¡lo que es totalmente normal!

Método 12 de 13:Aléjense por un tiempo

  1. Separen un tiempo para reflexionar al tomarse un descanso de la relación. Cuando estás con alguien y trabajas para mejorar tu relación respondiendo constantemente a las necesidades de tu pareja, puede resultar realmente difícil saber si la relación está funcionando o no. Al distanciarse, ambos podrán decidir si son o no más felices y saludables por su cuenta.
    • Establece expectativas y límites claros antes de que comience el descanso. Nadie debería salir lastimado por un malentendido.
    • Ten en cuenta que tomarse un descanso puede ser un poco arriesgado. Siempre existe la posibilidad de que ambos vean las cosas con mayor claridad durante el descanso, lo que puede conducir a una ruptura.
    • Sin embargo, a veces la relación simplemente no funciona. Asegúrate de pasar el descanso reflexionando de forma genuina acerca de tus necesidades, deseos y patrones de relación.
    • Confía en que, si vuelven a estar juntos, su relación tendrá una base más saludable y segura sobre la cual forjarse.

Método 13 de 13:Pregúntate si vale la pena o no

  1. Hazte preguntas para aclarar las cosas incluso sin el descanso. Ninguna relación estará libre de problemas, por lo que debes asegurarte de que tu evaluación lo refleje. Pero al mismo tiempo, siempre debes asegurarte de que la relación sea, en general, una fuente de más cosas positivas que negativas en tu vida. Trata de iniciar la reflexión con algunas de las siguientes preguntas.
    • ¿Sientes que a ambos les importa lo suficiente que la relación funcione?
    • ¿Ambos son flexibles, tienen expectativas razonables y están dispuestos a cambiar el uno por el otro?
    • ¿Suelen ser capaces de resolver los desacuerdos de manera amistosa?
    • ¿El tiempo que pasan juntos aumenta o resta valor a tu felicidad?
Теги: