Cómo hacer que tu esmalte tenga un acabo mate

Опубликовал Admin
La mayoría de esmaltes de uña te darán un acabado brillante. Sin embargo, hoy en día, está muy de moda usar colores mate o que no brillen. Algunas compañías de esmaltes hacen productos con acabado mate, pero pueden ser costosos. Existen otros métodos que puedes realizar en casa para crearlo sin que te cueste mucho, como usar vapor o almidón de maíz.

Esmalte de acabado mate

  1. Compra un esmalte de uñas mate. Estos son más costosos que los normales.
    • Las marcas como OPI, Essie y Revlon fabrican esmaltes de uñas con acabado mate.
    • Si no puedes encontrarlas, Sally Hansen ofrece un esmalte matificador que se aplica sobre el normal para conseguir este estilo.
    • Compra en una tienda de belleza como Ulta o Sephora para encontrar la mayor variedad de colores y marcas de esmaltes mate.
  2. Usa un pulidor y una lima antes de pintarte las uñas. Estas herramientas uniformizarán su superficie para obtener la mejor apariencia posible.
    • Sostén la lima de uñas en un ángulo de 45 grados mientras das la forma a los bordes superiores.
    • Refleja la forma de tus cutículas para que tus uñas tengan una curva natural.
    • Pule la superficie de tus uñas para uniformizarla y librarte de cualquier imperfección.
    • Cualquier bulto o abolladura que tengas en las uñas se verá cuando les pongas el esmalte mate.
  3. Frota tus uñas con una bola de algodón humedecida con quitaesmalte. Pásala por toda la uña.
    • Presiónala contra el área de la cutícula y lo lados de la uña.
    • De este modo, retirarás toda la suciedad y los restos que estén sobre ella.
    • También quitarás aceites naturales de la uña que podrían servir como una barrera que evite que el esmalte se fije.
    • Deja que tus uñas se sequen. Esto te tomará solo unos cuantos segundos.
  4. Píntate las uñas con una capa de base transparente. Muchos esmaltes de uñas tienen la base incorporada.
    • Revisa la etiqueta de tu esmalte para verificar si este es el caso.
    • De lo contrario, aplícate una capa delgada de base en cada uña.
    • Píntate la mano dominante con la no dominante, comenzando por el dedo meñique y avanzando hacia el pulgar. Esto te permite pintarte las uñas sin correr el riesgo de tocártelas y embarrarlas.
  5. Aplícate el color. Comienza quitando cualquier exceso de esmalte de la brocha en la boca de la botella.
    • Coloca la brocha cerca de la cutícula y llévala hacia adelante sin que toque la piel.
    • Pinta cada uña con tres pinceladas: una en el centro y una a cada lado.
    • Deja un pequeño espacio a los lados de la uña para que se vea profesional.
  6. Limpia tu trabajo de pintura. Sumerge un hisopo en quitaesmalte.
    • Corrige cualquier error frotando el hisopo húmedo en las áreas arruinadas.
    • Observa tus uñas una última vez para asegurarte de que hayas limpiado todos los errores.
    • Deja que el esmalte se seque al menos por dos minutos.
  7. Aplica el top coat (capa superior). Si estás usando un esmalte mate, es probable que no lo necesites.
    • Si vas a utilizar esmalte de uñas normal, prueba un top coat matificador, como el de Sally Hansen.
    • Aplícalo de la misma manera como hiciste con el esmalte de color.
    • Deja que el top coat se seque por completo.
    • No soples el esmalte de uñas ni agites las manos. Deja que se seque con tus manos estiradas y los dedos extendidos.

Vapor para crear un acabado mate

  1. Píntate las uñas con esmalte de uñas normal. Comienza limándote y puliéndote las uñas, y después limpia cada una.
    • Aplica una capa de base y deja secar.
    • Aplica la capa de color cuidando de no hacerla muy gruesa.
    • Corrige cualquier error con un hisopo remojado en quitaesmalte.
    • Deja secar tus uñas completamente.
  2. Vierte un poco de agua en una olla. Ponla sobre la estufa a fuego alto.
    • Lleva la olla a ebullición.
    • Asegúrate de que esté generando bastante vapor.
    • El vapor te ayudará a que el acabado de tu esmalte se vea mate.
  3. Coloca tu mano sobre el vapor. Tendrás que exponer cada uña completa al vapor.
    • Normalmente solo tendrás que sostener cada mano sobre el vapor entre tres y cinco segundos.
    • Cuida de no colocar tu mano muy cerca de la olla pues podrías quemarte con el vapor.
    • Mueve tu mano sobre el vapor para que este llegue a todos los lados de tu uña.
    • Revisa tu esmalte. Debe verse mate. Si hay partes que todavía están brillantes, sostén tu mano sobre el vapor por otros tres a cinco minutos.

Almidón de maíz para crear un acabado mate

  1. Aplica una capa de base a tus uñas.
    • Hazla bien delgada.
    • Recuerda pulir y limar tus uñas antes de aplicarles el esmalte.
    • Limpia cada uña con un disco de algodón remojado en quitaesmalte.
    • Deja que la capa base se seque.
  2. Consigue un pedazo de papel aluminio o encerado. Vierte unas cuantas gotas de esmalte sobre él.
    • Obtén un mondadientes y una caja de almidón de maíz.
    • Toma una cantidad muy pequeña del almidón y mézclala con el esmalte.
    • Hazlo rápidamente pues el esmalte se secará.
    • El esmalte de uñas será más denso de lo normal pero no hay problema.
    • Asegúrate de que el esmalte no sea demasiado denso o no se esparcirá bien sobre las uñas.
  3. Usa una brocha de uñas limpia para pintártelas con la mezcla. Hazlo de la forma normal.
    • Recuerda empezar a partir de la cutícula.
    • Píntate las uñas en tres pinceladas: una en el centro y una a cada lado.
    • Deja un pequeño espacio libre alrededor de cada uña para que parezca profesional.
  4. Deja que el esmalte se seque por completo. Una vez que esté seco, tendrás un acabado mate y sin brillo.
    • Recuerda no soplar el esmalte de uñas o mover las manos.
    • Deja secar tu esmalte con tus manos estiradas y tus dedos extendidos.
    • No pongas una capa de top coat sobre este esmalte, pues hará que tus uñas se vean brillantes.
Теги: