Cómo comenzar una nueva vida teniendo un pasado negativo

Опубликовал Admin
29-12-2016, 09:06
707
0
Es difícil dejar atrás las viejas costumbres debido a que nos habituamos a vivir de cierta manera y el cambio resulta atemorizante. Cuando el dolor de seguir igual supera el temor al cambio, puedes esforzarte para empezar una nueva vida. Tus cambios no ocurrirán de la noche a la mañana, pero si eres responsable de ti mismo y pones de tu parte, podrás mejorar tu reputación y tu vida.

Trabajar hacia un mejor futuro

  1. Trázate objetivos. Piensa en qué quieres lograr para hacer que tu futuro sea mejor que tus circunstancias pasadas y presentes. Escribe objetivos claros y concisos hacia los que puedas trabajar. Asegúrate de que tus objetivos sean realistas, específicos, medibles, basados en el tiempo y alcanzables.
    • También considera las cosas que NO quieres en la vida.
    • Empieza a trabajar en un objetivo a la vez.
    • Divide tus objetivos en pasos pequeños y manejables. Estos te permitirán alcanzar tus objetivos con el paso del tiempo.
  2. Reúne un sistema de apoyo. Piensa en las personas que ejerzan una buena influencia en ti y te ayuden a alcanzar tus objetivos. Si te vas a mudar a un nuevo lugar o no tienes muchos amigos, mantén la comunicación con algunos de tus viejos buenos amigos y también haz nuevos amigos. Pide la ayuda de tu familia que ha sido amorosa y te ha brindado su apoyo en el pasado. Cultiva tu relación con ellos; sé honesto, confiable y amable. Así les mostrarás tu deseo de empezar una nueva vida.
    • Tu sistema de apoyo puede incluir las figuras de autoridad de tu vida, como tus profesores. Busca sus consejos y ponlos en práctica si crees que puedes confiar en ellos. Dichos contactos también pueden ayudarte en el futuro cuando tu vida sea más estable y necesites a alguien para darte una buena referencia, por ejemplo, para una solicitud de trabajo o una referencia para la universidad.
  3. Evita las personas negativas. Aléjate de los amigos que fueron influencias negativas en tu vida. Si dichas personas no intentan empezar una nueva vida, podrían hacerte regresar a los hábitos, conductas o actividades de tu pasado negativo. Estos amigos también podrían burlarse de ti por querer dejar atrás las viejas costumbres. Ignóralos y céntrate en mejorar tu vida.
    • Asegúrate de tener personas con quienes hablar y que te brinden su apoyo en esta transición.
  4. Ocúpate de las cosas un día a la vez. Asegúrate de que los objetivos trazados tomen en cuenta tu vida cotidiana. Al inicio de cada día, reflexiona sobre tu horario para ese día, lo que debes atravesar y lo que necesitas hacer para estar preparado. Al final del día, reflexiona sobre cómo fue tu día y qué progreso hiciste. No hay problema si no te fue tan bien. Lo importante es seguir intentándolo.
    • Tu pasado negativo probablemente abarcó un largo periodo de tu vida. Ya sea que trates de dejar atrás las viejas costumbres o intentes alejarte de una situación negativa generada por otras personas (por ejemplo, una relación abusiva), lo más probable es que las cosas no serán del todo perfectas de la noche a la mañana. Los hábitos, las conductas y los métodos negativos para afrontar las situaciones estresantes requieren tiempo para desarrollarse y para ser reemplazados con alternativas positivas.
  5. Asume tu responsabilidad personal. Tienes un control directo sobre tus pensamientos, tus emociones, tu conducta y tu vida. Toma la decisión de seguir tus objetivos y mejorar tu vida. Elige activamente cuál será tu próximo paso. Cada mañana, mírate en el espejo y di con confianza “Yo controlo mi vida. Mis decisiones de hoy hacen un mejor mañana”.
    • Sin importar quién haya sido el responsable de los eventos de tu pasado, debes asumir la responsabilidad de mejorar tu presente y futuro. Recuerda que solo puedes controlarte a ti mismo y tus acciones, pero no olvides que tus acciones afectan a los demás y a tu futuro.
    • Es fácil sentarte y culpar a los demás por tu forma de ser, pero no lo uses como una excusa para seguir llevando una vida que no te satisface.

Aceptar y afrontar el pasado

  1. Busca terapia. El terapeuta te ofrecerá un ambiente confidencial y libre de críticas para examinar tus pensamientos, inquietudes y problemas, además de ayudarte a definir mejor y perseguir tus objetivos. El terapeuta cuenta con las habilidades y recursos necesarios para ayudarte a poner tu vida en perspectiva y a ver las cosas desde ángulos que ni tú ni los demás hubieran imaginado.
    • La terapia no solo es para las personas con problemas de salud mental. Cualquiera puede beneficiarse de hablar con un consejero o terapeuta. Si no te sientes cómodo yendo a un terapeuta o consejero porque temes que los demás se burlen de ti, discute tus temores con alguien de confianza, alguien que haya estado en terapia o investiga en Internet para comprender mejor el proceso de la terapia.
  2. Afronta las consecuencias. Trata de apartarte lo más que puedas de tu vieja forma de vida. Puede ser difícil si intentas empezar una nueva vida, pero vas a vivir en el mismo lugar y asistir a la misma escuela o quedarte en el mismo trabajo. Debes afrontar las consecuencias de tu conducta pasada antes que mejore tu reputación.
    • Debes seguir dando lo mejor de ti para demostrar que has cambiado; deja que tus acciones hablen por sí mismas.
    • Acepta los castigos que te impongan las figuras de autoridad (por ejemplo, tu director o jefe) y trata de actuar lo mejor que puedas. Esta será una forma de mostrar que puedes asumir la responsabilidad de tus acciones.
  3. Haz las paces con tus seres queridos. Tal vez tienes pleitos con otras personas que hacen que tu presente sea difícil o miserable. Tal vez te peleaste con tu hermano y él ha dejado de hablarte. Trabajar hacia una mejor relación puede mejorar tu situación y darte tranquilidad. Acepta si tuviste la culpa de algo que empeoró la situación.
    • Pide disculpas e indícale tu deseo de hacer mejor las cosas. Dile a tu ser querido que lamentas lo que pasó, explícale cómo crees que lo lastimaste y por qué eso estuvo mal. Luego, dile cómo puedes mejorarlo. Este es un simple guion que puedes seguir:
      • Lamento…
      • Esto está mal porque…
      • En el futuro, voy a…
      • ¿Me perdonas?
    • Es probable que tu ser querido no te perdone de inmediato. Sigue intentándolo.
  4. Perdónate a ti mismo. Cuando asumes la responsabilidad de tu vida, puedes sentirte culpable por la parte que desempeñaste (o la parte que crees que desempeñaste) para hacerla negativa. Considera discutirlo con un amigo de confianza. Explícale cómo te sientes y por qué crees que te sientes de esa manera.
    • Tu amigo podría mostrarte una perspectiva distinta. Si no quieres hablar al respecto, escribe tus pensamientos y luego responde por escrito como lo harías con alguien a quien amas. Sé honesto y sincero.
    • Cometer errores no te hace valer menos o una mala persona. Todos cometemos errores.

Evitar regresar a tus viejas costumbres

  1. Entiende el problema. Tal vez te ha tomado mucho tiempo llegar a un punto en tu vida en que decidiste que necesitabas volver a empezar. También es posible que hayas estado en una situación familiar negativa desde que naciste y luego hayas decidido que necesitabas mejorar tu vida. Cualquiera que sea tu caso, trata de determinar los factores que contribuyeron a la situación. Piensa en las cosas que las personas dijeron e hicieron, los patrones de conducta (tuyos y de los demás), los tonos de voz y los patrones de tu propio pensamiento.
    • Elabora una lista de cosas negativas que tiendes a repetirte a ti mismo. Busca pruebas a favor y en contra de dichos pensamientos. Busca hechos, en vez de opiniones. Pregúntate qué te hace pensar de esta manera.
  2. Toma precauciones para no volver a cometer errores. Establece sistemas que te garanticen el no repetir las cosas negativas que ocurrieron en el pasado. Crea planes para seguirlos cada vez que notes sentimientos que provocan conductas que lamentas. Por ejemplo, tal vez has notado que cuando te sientes triste, tiendes a beber alcohol. Elabora un plan para lidiar con tu tristeza y que te impida beber.
    • Habla con un amigo y pídele que te ayude con este problema. Cuando te sientas triste, llámalo y pídele que venga a verte. Pueden jugar un deporte o hacer algo distinto. Incluso podrías hablar sobre la causa de tu tristeza para ayudarte a lidiar con la situación.
    • Trata de pensar en más de un plan para seguir en dichas situaciones en caso de que algo te impida seguir el plan original.
  3. Aprende de tu pasado. Si entiendes por qué las cosas ocurrieron de esa manera, piensa en soluciones que impidan que se repita la misma historia. Si otras personas son la razón de que tu vida haya sido negativa, puede ser más difícil cambiar la situación. Por ejemplo, si eres adolescente y tus padres hacen que tu vida en casa sea difícil, tal vez puedes animar a tus padres a buscar ayuda para su estilo de vida.
    • Tú conoces bien a tu ser querido. Puede ser difícil convencer a los demás de buscar la ayuda que necesitan para mejorar su vida. Piensa en formas de ayudarle, consulta con otras personas sobre la mejor manera de abordar la situación o lee artículos de psicología que se relacionen con el tema.
  4. Desarrolla nuevos hábitos y rutinas. No puedes simplemente dejar de hacer las cosas, debes empezar a hacer otras actividades para reemplazarlas. Por ejemplo, si tenías el hábito de fumar en tu habitación al llegar a casa de la escuela, desarrolla una rutina que te permita lograr tus objetivos. Planea con anticipación y pídele ayuda a un amigo, si lo deseas. Una vez que llegues a casa, lávate las manos, come tu almuerzo y luego ve de inmediato a estudiar a la biblioteca pública.
    • Los nuevos hábitos son más difíciles de desarrollar que las nuevas rutinas. Empieza practicando conscientemente una conducta que quieras convertir en hábito, por ejemplo, tratar de mantener tu higiene personal. Haz el esfuerzo consciente de cepillarte los dientes antes de irte a dormir y después de despertarte en la mañana. Programa un recordatorio diario en tu celular para ayudarte o pídele a uno de tus padres que verifique que te has lavado los dientes. Una vez que esto se convierta en un hábito, te sentirás incómodo si no te cepillas los dientes en dichos momentos del día.
  5. Toma mejores decisiones. Ten en mente tus objetivos a la hora de tomar decisiones en tu vida diaria y a largo plazo. Piensa en la forma en que tu decisión afectará tu día y tu futuro. Recuerda las malas decisiones que has tomado en el pasado. Elige la opción más adecuada para ti.
    • En ocasiones, podrías tomar una decisión que te ha funcionado en el pasado, pero que ahora ya no es así. Tal vez jugar videojuegos te refrescaba la mente y ahora esto ya no te da la misma tranquilidad. Eso está bien. Puedes dejarlo atrás. No te fuerces a hacer algo que ya no te es útil.

Consejos

  • Sé amable y paciente contigo mismo. Si todo el tiempo te criticas por no cumplir las cosas que quieres y cuando quieres, tendrás una baja autoestima y poca motivación para cambiar tu vida.
  • Considera la posibilidad de unirte a un grupo de apoyo si no te gusta la idea de la terapia personal.
  • Los hábitos requieren tiempo para romperse y desarrollarse debido a que están grabados en las vías neuronales del cerebro y los practicas sin decidir hacerlo conscientemente. No renuncies a intentar romper los viejos hábitos y a desarrollar nuevos.
  • Recuerda que solo puedes lidiar con el aquí y ahora para cambiar el futuro. No puedes cambiar lo que ocurrió en el pasado, solo tu forma de pensar en él. Trata de pensar en qué lecciones puedes aprender del pasado y evita cometer los mismos errores.
  • Una de las consecuencias del pasado podría ser que te encuentras con personas que ya no quieres que sean tus amigas. Si es posible, aprende a ser cortés, pero apártate cada vez que te topes con dichas personas. Si tratan de causarte problemas burlándose y provocándote, ignóralos o pídeles con firmeza que se detengan.

Advertencias

  • NO tienes por qué aguantar ningún tipo de abuso en tu vida. Si un ser querido o una figura de autoridad (como un profesor) te hacen daño, reporta el problema. Puedes encontrar una lista global de agencias contra la violencia doméstica en el Directorio internacional de agencias para la violencia doméstica.
Теги:
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página