Cómo dejar de merendar entre comidas

¿Sufres de "comer-itis"? ¿Estás constantemente comiendo porque estás aburrido, cansado, o no tienes nada que hacer en la empresa? Todo esto da como resultado que aumentes de peso y que pierdas tu confianza, y ¡Sabes que quieres lo contrario!

Pasos

  1. Haz completado el primer paso al buscar esta respuesta, porque reconoces que tienes un problema. Como primera medida, comienza a escribir todo lo que comes en la próxima semana y en un fin de semana.
  2. Ahora, analiza todo lo que has escrito, busca los momentos en los que comes más, averigua si es después del desayuno [si es que desayunas], antes del almuerzo, la cena .. etc. y qué alimentos o bebidas consumes  entre comidas.
  3. Comienza eliminando cada cosa a la vez. Por ejemplo, tú decides que no quieres comerte una galleta después del almuerzo. Por un día, evita comerte la galleta y trata de hacer lo mismo al día siguiente. Una vez que has hecho esto durante siete días seguidos, te sorprenderás de lo innecesario que era ese bocadillo y que no causa ninguna dependencia fisiológica el hecho de que no te lo comas. La semana próxima, debes escoger otro alimento que desees reducir.
  4. Establece horas específicas para el desayuno, la merienda del mediodía, el almuerzo, la merienda de la tarde y la cena por la noche con al menos 3-4 horas entre cada comida/merienda.
  5. Si eres de esas personas que se dejan tentar fácilmente, es mejor que lleves tu propia merienda, empácala en una bolsa de 100 calorías. Asegúrate de que tu merienda es saludable. Puedes comer por ejemplo apio, zanahorias pequeñas, pretzels, almendras, palomitas de maíz,  barras de cereal con hummus, tomate..., las opciones son infinitas y no necesariamente deben saber mal… sólo necesitan un poco de comprensión.
  6. Bebe agua cada vez que tengas unas ganas incontenibles de comer y piensa que estás haciendo lo correcto... creo que esto es bueno. Puedes evitar las calorías. La culpa te ayudará a obtener autocontrol, a tener una piel sana y una mejor salud en general.
  7. Si fallas una vez, no te desanimes. Empieza de nuevo… lo importante es que no te des por vencido, porque eres como un niño que está aprendiendo a caminar, y que no va a dejar de caminar si tuvo una caída, o cuando un niño está aprendiendo a manejar bicicleta, si se cae dice “está bien, comenzaré otra vez”.

Consejos

  • Si alguna vez sientes que tienes hambre, trata de tomar jugo o agua, a veces, puedes confundir el hambre con la sed.

Advertencias

  • Consulta a tu médico antes de comenzar a hacer cambios importantes en el caso de que necesites comer entre comidas por razones médicas.
   
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página